Sin licencia para entrenar

Cada vez son más los entrenadores que hacen malabares para poder entrenar a un equipo sin tener el título necesario para ejercer

Muchos presidentes apuestan por jugadores que acaban de colgar las botas para dirigir a sus clubes, como ha ocurrido con Fran Yeste o Zinedine Zidane. El tener el fútbol a ras de césped más cercano o las ideas nuevas que pueden aportar desde la banda son algo que atrae mucho para apostar por ellos, pero muchas veces estas prisas llevan a cometer errores como que se pongan a entrenar sin tener la titulación necesaria. Ficha de utillero, de fotógrafo... cualquier ocurrencia sirve para que el primer entrenador pueda sentarse en el banquillo.

Cuenta el dicho que hecha la ley, hecha la trampa, y eso ha ocurrido desde que se impuso la actual normativa sobre los títulos necesarios para entrenar según el reglamento de la RFEF. Uno de los casos más conocidos fue el del pintoresco Dmitry Piterman, empresario ucraniano que se hizo primero con el Racing de Santander y después con el Deportivo Alavés tratando de entrenar a ambos equipos. El magnate trató de estar cerca del banquillo haciéndose pasar por fotógrafo, periodista o utillero hasta que finalmente la RFEF le sancionó y tuvo que delegar en Chuchi Cos, su hombre de confianza, siempre bajo las órdenes y supervisión de Piterman.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=PdxInZHGSfw]

Pero no sólo personajes con el ego por las nubes protagonizan estos casos. Esta temporada, sin ir más lejos, hemos conocido el caso de Zinedine Zidane en el Real Madrid Castilla, quien fue denunciado por el Centro Nacional de Entrenadores por realizar la función de entrenador sin tener el título pertinente. La normativa dicta que un equipo sólo puede ser entrenado por aquellos que posean la titulación prevista en el artículo 155.1 del Reglamento de RFEF para la temporada 2014/2015, esto es, el título de Técnico Deportivo de Grado Superior o el Diploma de entrenador Nacional Nivel 3, mientras que Zizou sólo posee el equivalente al Nivel 2.

Situación parecida está viviendo Fran Yeste. El ex jugador del Athletic Club, ahora entrenador del Eldense, ejerció sin tener el título ya que este lo ponía su segundo, Rubén Albes, apareciendo en las actas como primer entrenador. Yeste incurre en la misma pena que Zidane, pero Albes infringe el artículo 104.1. a) del Código, que dispone, entre las faltas de los entrenadores, la de "prestar o ceder el título, o permitir que persona distinta ejerza funciones de entrenador, y desarrollar las mismas, dentro del club al que se prestan servicios, con mayor responsabilidad o superior categoría de las pactadas". En rueda de prensa, el Eldense defiende que Albes es el primer entrenador, pero el denunciante ha aportado como prueba sus declaraciones en la presentación de Yeste en las que asegura que "No puedo hacer otra cosa que venir a aportar y hacer la vida más fácil en este caso al primer entrenador".

[video:https://www.youtube.com/watch?v=O9-_JmDhvF4]

Cabe destacar también la situación de Oriol Alsina. El ex entrenador del Llagostera llevó al equipo del Gironés desde Segunda Territorial hasta la Segunda División del fútbol español sin tener el título necesario, en total cinco ascensos en siete años con ficha de utillero. Una vez logrado el ascenso a la Liga Adelante, Alsina anunció que cambiaba el banquillo por los despachos, un cambio justo a tiempo antes de que la RFEF y los entrenadores se pongan con la lupa a revisar la titulación de los preparadores.

Artículos destacados

Comentarios recientes