Copa del Rey 2012 vs Pokal 2012

¿Cómo gestiona la RFEF la Copa? ¿Cómo se hace en Alemania?

Hay que devolverle su gloria/vía miathletic.com Hay que devolverle su gloria/vía miathletic.com

Hace unas horas se ha conocido que la Federación Alemana ha vendido los derechos televisivos de su Copa por cincuenta y un millones de euros por temporada a partir de 2012. Todo un récord en el Viejo Continente que no hace más que premiar una gestión que cuida un producto como lo es el segundo torneo a nivel nacional.

Para los jugadores no es una carga de calendario con eliminatorias a un partido y para el espectador tanto el que acude al campo como el que lo ve por televisión, suele ser un espectáculo donde no siempre va a ver a los menos habituales o a jugadores de su filial que nunca más volverá a ver con el primer equipo.

No es la primera vez que en esta web criticamos (con ánimo de espolear a quien tenga que tomar alguna decisión al respecto) a la Federación Española por su nefasta gestión de la Copa, peor cada año y que esta temporada ya nos ha regalado dos episodios que dejan claro que no interesa el Torneo del KO: hacer coincidir partidos con uno oficial de la Selección Española y meter once partidos encadenados en un miércoles festivo.

La sucesión de acontecimientos es sencilla: si la RFEF no vende a los clubes la Copa como un torneo atractivo antes de los cuartos, los equipos no se la toman en serio, el aficionado no se ilusiona y por lo tanto ni va al campo ni consume especifícamente ese partido. Para las teles, la Copa es un condimento a lo que quiere que le interese al aficionado: los partidos de Barça y Madrid y la Champions.

Entonces ¿De dónde saca rentabilidad la Federación de la Copa? ¿Por qué los clubes no hacen nada para cambiar el sistema?. A la RFEF le sale rentable una final con uno de los dos grandes, le arregla muchos números, mientras que una final con equipo que no sean Barça o Madrid, genera menos ingresos por taquilla y patrocinio.

A través de Esteve Calzada, especialista en márketing deportivo, descubrimos que la final de Mestalla el pasado mes de abril generó unos ingresos de alrededor de quince millones de euros a la Federación. El tirón de ambos equipos y las mentadas taquillas y anunciantes son mayores y es en la final donde íntegramente se queda con todo al negociar el partido a parte con las cadenas interesadas en su emisión.

Antes de la final es Santa Mónica Sports la encargada de gestionar los derechos televisivos de la Copa con los clubes así como los de los partidos de la selección. Obviamente con ofertas menores ante la demanda de ver duelos muy desiguales y sobre todo, partidos de vuelta sin nada en juego.

Así, si queremos salvar la Copa, debemos pedir un nuevo formato que cargue de partidos innecesarios el calendario y sorteos 'teledirigidos'. Sólo haciendo el torneo más atractivo se conseguir reactivar el interés del aficionado y así, poder atraerlo de nuevo al campo en rondas más bajas sin tener que 'atracarle' a su paso por taquilla.

¿Por qué los equipos más hulmides no se revelan? Fácil, la posibilidad de que un Barça o Madrid acudan a tu campo puede salvarte un par de ejercicios económicos, mientras que si es un Atleti, un Sevilla o un Valencia, en según que zonas, incluso podría igualar el impacto de los dos gigantes de nuestro fútbol.

Por elllo, si los clubes pequeños juegan su particular lotería y para los medio y medio-altos no es un incordio, no van a ejercer presión ninguna para cambiar algo que en comparación con Alemania o Inglaterra, está desfasado.

Artículos destacados

Comentarios recientes