La decadencia del Inter de Milán

¿Qué le pasa al Inter?

Los jugadores del Inter en un entrenamiento/lainformación/Agencia EFE Los jugadores del Inter en un entrenamiento/lainformación/Agencia EFE

Desde que ganara la Champions League el 22 de Mayo de 2010, el Inter de Milán no levanta cabeza. Parece como si desde que José Mourinho abandonara la entidad neroazzura esta quedara maldita y ha ido perdiendo sistemáticamente todos los títulos que ha disputado salvo la Supercopa Italiana y el Mundialito de Clubs de 2010. No obstante, el fondo lo está tocando ahora… a un solo punto del descenso en la Serie A y tras despedir a Gian Piero Gasperini, piedra angular de este nuevo Inter 2011-2012, el panorama resulta desolador para los neriazzuri… y la gran pregunta… ¿Cómo es posible que un conjunto que viene de conseguir un triplete histórico en 2010 haya decaído de esta manera hasta situarse al borde de los puestos de descenso en 2011? Y la temporada no ha hecho más que empezar…

Y es que pocas veces un rotundo éxito ha conllevado tan nefastas consecuencias. El Inter de Milán en la temporada 2009-2010 era un conjunto hecho y derecho, que venía de conquistar 3 Scudettos de manera consecutiva (4 si contamos el revocado a la Juventus de la 05/06), que era dirigido por uno de los mejores entrenadores del mundo, José Mourinho, y que se había gastado cerca de 95 millones en fichajes como el de Diego Milito, Samuel Eto’o, Wesley Sneijder, Thiago Motta… que vinieron a reforzar una plantilla ya de por si competitiva.

el Inter gana la Champions

Este conjunto hizo historia en Italia y en toda Europa al ganar la Serie A, la Coppa Italiana y sobretodo, la Champions League 2010. Bajo palos un muro brasileño llamado Julio César, por banda derecha un Maicon que discutía el nombre de mejor lateral derecho del mundo a Daniel Alves y formaba una pareja de auténtico vértigo con Samuel Eto’o, quien, caído a banda pudo explotar su gran velocidad pese a que sacrificara su cifra goleadora. Lucio y Walter Samuel cerraban la defensa, Diego Milito se salió y anotó 30 goles en 50 partidos y sobretodo, Wesley Sneijder huyó del ostracismo de la Casa Blanca para sentirse importante en un equipo puntero europeo. Se discutiría después la manera más o menos “visual” que tenía aquel Inter de ganar, pero ganaba. Así lo hizo frente al todo-campeón FC Barcelona en la Semifinal de la Champions League 2010 que al final consiguió 45 años después. Un año después de que el FC Barcelona consiguiera el tan alabado triplete de máximas competiciones en 2009, el Inter lo volvía a conseguir. Y tenía ante sí igualar el record del conjunto blaugrana de 6 títulos en un año. Para ello debía ganar la Supercopa Europea, la Supercopa de Italia y el Mundialito de Clubs. Algo que se veía factible para un equipo al que se le notaba la ambición de los ganadores y cuya calidad estaba fuera de toda duda.

El primer contratiempo llegó con el fichaje de Mourinho por el Real Madrid pero Moratti se movió rápido y se fichó a Rafa Benítez, quien había hecho un gran papel en el Liverpool. Consiguió la Supercopa de Italia frente a la Roma, pero tras perder 2-0 en la Supercopa Europea contra el Atlético de Madrid, comenzó un progresivo declive que le ha llevado hasta el día de hoy. ¿las causas? 4 entrenadores en 1 año (Benítez, Leonardo, Gasperini, Ranieri), las lesiones, la cada vez más veterana y lenta defensa, la bajada de nivel espectacular de Maicon, Sneijder, Julio César… los fichajes frustrados de Pandev, Pazzini, la espantada de Samuel Eto’o rumbo a Rusia, la acumulación de rachas de incluso 2 meses sin ganar, ser goleado en Cuartos de Final de la Champions por el Schalke 04 haciéndole perder crédito en Europa…  son una serie de condicionantes que en conjunto han acabado con el Inter.

El Inter ha perdido su identidad y de momento no parece que esté cerca de recuperarla. 9 partidos de Liga y apenas 8 puntos así lo atestiguan. Sin embargo, son líderes de grupo en la Champions League (pese a perder en casa contra el Trabzonspor) y parece ser que sólo su campaña europea puede salvar un año que en Italia se antoja nefasto. Aunque ya nadie cuenta con ellos para la victoria final.

Es la decadencia de un Inter de Milán que sólo hace un año era campeón de Europa e infundía respeto entre sus rivales y ahora parece una caricatura de lo que fue… Veremos si es capaz de reinventarse y reverdecer laureles no tan lejanos.

Artículos destacados

Comentarios recientes