Kortabarria y el 'No' a España por su independentismo

En fechas como estas en las que el independentismo está en boca de todos es inevitable recordar la historia de Inaxio Kortabarria

El creciente independentismo ha hecho que estadios como el Camp Nou se llene de banderas y cánticos en pro de la independencia, pero durante una época mostrar cierta simbología en terrenos de juego era jugársela, incluso si se trataba de banderas que hoy ondean en las comunidades autónomas. El 5 de diciembre de 1976, con la teórica democracia todavía en pañales, dos jugadores de Athletic Club y Real Sociedad salieron al campo portando la bandera de Euskadi, la ikurriña, un gesto simbólico con una importancia que traspasó los muros del fútbol. Uno de ellos era Inaxio Kortabarria, el primer futbolista en decir 'No' a vestir la camiseta de la selección española.

La bandera de Euskadi era la única que todavía no estaba legalizada dentro de toda la gama de banderas autonómicas. Para muchos era una bandera independentista, como para Manuel Fraga, que aseguraba que tendrían que pasar "por encima de su cadáver" para que estuviera amparada por la ley. Esos pantalones vaqueros que asoman por debajo de la bandera del País Vasco son de Joxean de la Hoz Uranga, futbolista de la Real que no estaba convocado, quien se encargó de colar la bandera -hecha a mano por su hermana- debajo de la ropa y hablar con el vestuario del Athletic antes del partido para sacar juntos la ikurriña. El capitán de los Leones, Iribar, accedió pero no fue así con Murillo, capitán txuri urdin. Aunque en un principio se dijo que se opuso al acto, en realidad fue porque al ser extremeño de nacimiento prefirió que el protagonismo fuera íntegramente vasco, cediéndole así el honor a Kortabarria. La RFEF hizo la vista gorda y no hubo sanción alguna, nadie se atrevió.

Para entonces, Inaxio Kortabarria ya comenzaba a hacerse un nombre sobre los terrenos de juego. Debutó en 1971 con el primer equipo y sus buenas actuaciones como central le convirtieron en indiscutible en la zaga txuri-urdin e incluso la convocatoria con la selección española. El 22 de mayo de 1976 debutó con La Roja en Múnich en la derrota por 2-0 ante la RFA, encuentro que supuso la eliminación de la selección española de la clasificatoria para la Eurocopa de ese mismo año. Inaxio disputó tres partidos más con España, retirándose de la selección tras el partido disputado el 27 de marzo de 1977 por cuestiones ideológicas, convirtiéndose de esta forma en el primer futbolista que daba calabazas al combinado nacional por este motivo.

Y es que el central de la Real Sociedad nunca ocultó su independentismo vasco, ni durante su etapa en la selección sacando junto a Iribar la ikurriña, ni mucho menos tras su retiro de esta con tan sólo 27 años. Se volcó para que se volviera a permitir a la selección vasca de fútbol disputar encuentros amistosos, algo que no ocurría desde antes de la Dictadura -con un pequeño paréntesis en 1966 para el 50 aniversario del Real Unión-, y así lo consiguió, disputando en 1979 el primer partido del País Vasco tras casi medio siglo.

Kortabarria se retiró en 1985 habiendo levantado los dos títulos de Liga de la Real Sociedad en 1981 y 1982 y desde entonces sigue defendiendo el independentismo vasco como gran figura que es. Y es que apenas 40 días después de que él e Iribar exhibieran la ikurriña ante la atronadora ovación del graderío que cohibió hasta a los cuerpos de policía, la bandera del País Vasco fue legalizada y esa ikurriña se conserva en el Museo de la Real Sociedad. Entonces Inaxio era de esos jugadores que discurrían más allá de qué coche comprarse este mes, en definitiva, era de esos futbolistas que piensan, de esos futbolistas que molestan. Un ejemplo que muchos esperan que futbolistas catalanes sigan sus pasos como forma de presión extra para lograr su objetivo de la independencia.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=tRkEinUowPc]

Artículos destacados

Comentarios recientes