Alemania 0 - 2 Italia (Semifinales del Mundial de Alemania 2006)

Una sensacional Italia se deshizo de los anfitriones en su rumbo hacia el Mundial tras uno de los mejores encuentros de la era moderna

Una selección italiana que supo combinar a la perfección solidez defensiva con efectividad arriba sorprendió a una Alemania en una trepidante semifinal que no se decidió hasta los últimos instantes de la prórroga, como no podía ser de otra forma entre los dos mejores equipos europeos en la historia de los Mundiales.

Los germanos llevaban una década sin ganar ningún título incumpliendo el dicho de "el fútbol es un deporte donde juegan once contra once y siempre gana Alemania", por lo que vio en el Mundial de 2006 que disputaba en su casa una tremenda oportunidad para dar por fin una ilusión a sus aficionados, sobretodo tras la dolorosa derrota ante Brasil en la final de la anterior cita mundialística. Enfrente esperaba una Italia que llegaba con los de siempre: Buffon, Cannavaro, Totti... que llegaba a las semifinales sin excesivas complicaciones.

La primera mitad del encuentro fue extremadamente pareja, con llegadas constantes de ambos equipos, que lucharon tenazmente por la posesión del balón. Italia, que destacó durante todo el torneo por su juego defensivo que le hizo encajar tan sólo un gol en cinco partidos, comenzó a atacar la meta defendida por Lehmann y empezó a sacar cierta ventaja sobre los alemanes, que sin embargo lograban defender su arco. Miroslav Klose y Lukas Podolski, pese a sus intentos, no lograban fisurar el muro en el que se había convertido la defensa azzurri.

La intensidad del encuentro comenzó a hacer mella en los futbolistas de las dos escuadras, pero eso no es impedimento en un partido como es una semifinal del Mundial, con las dos escuadras volcadas en el ataque haciendo disfrutar a los presentes del fútbol en su máximo esplendor. Tal y como se acercaba el pitido final, ambas selecciones trataron de hacer lo imposible para decidir el encuentro antes de los 90', pero la falta de puntería y unos Lehmann y Buffon acertadísimos nos regalaron treinta minutos más de partidazo. Nunca unos 90' sin goles habían sido tan emocionantes.

Durante el primer tiempo de la prórroga ninguno de los dos equipos podía imponerse, aunque Italia lograba llegar más profundamente gracias a un tiro de Alberto Gilardino que golpeó en el poste y otro de Gianluca Zambrotta que lo hizo en el travesaño. Por su parte, Alemania, aunque llegó en menos oportunidades, realizó algunos remates que fueron bloqueados por el portero Gianluigi Buffon.

El técnico de Italia, Marcello Lippi, decidió ir a por todas durante el tiempo extra y dio entrada a dos delanteros (Iaquinta y Del Piero) por dos centrocampistas (Camoranesi y Perrotta) para as´i evitar llegar a la tanda de penaltis, donde había perdido en las 3 ocasiones anteriores (entre ellas la final del Mundial de 1994) y donde Alemania había ganado en las 4 oportunidades en que debió decidir el paso a la siguiente ronda de esa forma.

Cuando todo indicaba que el partido se decidiría desde los 12 metros, un saque de esquina a falta de dos minutos del final de la prórroga fue rematado por Fabio Grosso, que clavó la pelota en la portería de Jens Lehmann. Alemania salió a por todas con tal de dar la vuelta al marcador cuando todos los aficionados italianos ya celebraban el triunfo en las graderías. Sin embargo, los teutones perdieron el balón y, ante la ausencia de la defensa, Del Piero anotaba el gol que sentenciaba el paso de Italia a su sexta final del torneo y la eliminación del equipo anfitrión en el que sería calificado como el partido más emocionante del torneo de acuerdo a encuestas realizadas por el sitio oficial de la FIFA.

Como ya sabemos, los azzurri se enfrentaron en esa final con la Francia de Zinedine Zidane que terminó con tablas en el marcador y que sí que tuvo que decidirse en los penaltis, donde de nuevo el lateral Grosso anotaría el quinto y último lanzamiento decisivo elevando a Italia a lo más alto.

Alemania: Lehmann; Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm; Schneider (83' Odonkor), Kehl, Ballack, Borowski (73' Schweinsteiger); Klose (111' Neuville) y Podolski.

Italia: Buffon; Zambrotta, Cannavaro, Materazzi, Grosso; Camoranesi (91' Iaquinta), Pirlo, Gattuso, Perrotta (104' Del Piero); Totti y Luca Toni (74' Gilardino).

Goles: 0-1, 118': Grosso; 0-2, 120+1': Del Piero.

PARTIDO COMPLETO

Artículos destacados

Comentarios recientes