El Barcelona elige trato

El Barcelona ha propuesto a la Fiscalía de la Audiencia Nacional llegar a un acuerdo de conformidad en el delito fiscal por el Caso Neymar.

Neymar Neymar

El Barcelona se ha puesto en contacto con la Fiscalía de la Audiencia Nacional para intentar alcanzar un acuerdo de conformidad en el delito fiscal que se les imputa como consecuencia de las irregularidades presuntamente cometidas en la operación por el fichaje de Neymar. Según informa EFE citando fuentes jurídicas, después de que el conjunto catalán pagara a Hacienda 13,5 millones de euros por el fichaje del internacional brasileño, se iniciaron los contactos para proponer el acuerdo.

De este modo, se podría alcanzar un acuerdo de conformidad en el que el club reconociera el delito y se dictara una sentencia condenatoria que, posiblemente, incluir´ia una multa económica contra el club. En cualquier caso, la Fiscalía se encuentra todavía a la espera de recibir informe que le encargó a Hacienda en el que evalúa si la cantidad pagada por el Barcelona es suficiente para cubrir el dinero que dejó de pagar a las arcas públicas por la operación Neymar.

Ruz y el fiscal José Perals sospechan que el Barcelona cometió un fraude tributario de 9.100.800 euros, cantidad que obtiene al observar que las cuantías de las operaciones derivadas del fichaje fueron 10 millones en 2011 y 27.920.000 euros en 2013, "respecto a las cuales no consta que se hayan retenido ni abonado las correspondientes deudas tributarias". Además, el querellante Jordi Cases cuantifica en 40 millones del pago a la sociedad del padre de Neymar y 17,1 millones en concepto federativos al Santos, cantidades a las que añade 7,9 millones por un acuerdo sobre tres jugadores del Santos y 9 millones por dos partidos amistosos.

"Debemos reparar el daño"

Por su parte, el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, admitió en una entrevista a BBC que el caso Neymar ha hecho daño la imagen del club azulgrana y ese daño "debe ser reparado". "Es verdad que hay gente lejos de Barcelona que podría pensar que se ha dañado al club y es nuestra obligación, por supuesto, ayudar, enseñar y explicar a todo el mundo que la situación fue muy clara y que hicimos todo de una manera correcta", explicó Bartomeu.

"Nosotros no estamos contentos con la situación, pero vamos a defender nuestro club con mucha fuerza cuando el juez nos llame a declarar. Pagamos porque hay una posible interpretación diferente sobre el contrato de Neymar y queríamos ser prudentes y no queríamos correr ningún riesgo. El Barcelona es una marca mundialmente conocida y tenemos que cuidar el club. Para nosotros esto es una situación absurda y una situación injusta", concluyó.

Artículos destacados

Comentarios recientes