Valencia: Rami, un coloso en llamas

El defensa no volverá a vestir la camiseta del Valencia

El Valencia CF ha dejado a Adil Rami sin empleo y sueldo a causa de sus polémicas declaraciones, se le busca comprador y no volverá a vestir la camiseta valencianista. Analizamos la delicada situación del central francés.

Einstein solía decir que hay dos cosas infinitas en el mundo: el universo, y la estupidez humana. Adil Rami volvió a demostrar anoche que el genio alemán tenía razón, y no precisamente porque el galo haya formulado una nueva y revolucionaria teoría espacial.

Os pongo en situación. El central francés del Valencia CF aceptó conceder en el día de ayer una entrevista al equipo de Cadena Ser, emitida esa misma noche sobre las 21:00 en el programa “Off the record” presentado por Fran Guaita. El objetivo de dicha entrevista era arrojar luz sobre el problema físico que impidió a Rami jugar frente al Sevilla el domingo pasado, después de que se pusiera en duda la naturaleza de la verdadera causa de su ausencia.

Bien, pues el francés aprovechó la oportunidad para arremeter contra todo bicho viviente de la plantilla, y especialmente contra Miroslav Djukic. Creo que antes de comentaros lo que verdaderamente pienso, deberíamos deleitarnos con la dialéctica impecable del sujeto en cuestión.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=3tdCWznx7zY]

Empezó su intervención desmintiendo cualquier tipo de duda sobre la mencionada lesión:

"Es una tontería. Tenía un problema en el tobillo después de chutar a la portería. Y un día antes del partido el médico me preguntó si estaba bien y, como es un momento complicado, prefería que estuviera un futbolista al 100%. Imagínate que tengo que andar, me duele y tengo que salir. Es un golpe que me permite correr pero que me duele al chutar con la punta del pie. Djukic vio cuando el médico vino a atenderme al tirarme al suelo. Creo que hay cosas más importantes que mi tobillo ahora mismo".

Después le pareció apropiado dar su propia opinión sobre su entrenador, y por si fuera poco, comentar la relación que mantiene con el serbio:

"Djukic no me dice las cosas a la cara. Este verano, cuando tenía clubes para mí, me dijo en el vestuario cara a cara que yo podía ser uno de los mejores centrales del mundo y que todos los entrenadores quieren a Rami en su equipo. Jugué con confianza ante el Málaga e hice un buen partido. También lo hice contra el Espanyol, aunque perdimos 3-1, también perdimos contra el mejor equipo del mundo, el Barça, pero estuvimos bien. Y yo pago el partido que perdimos contra el Betis. Luego no he dicho nada en la prensa y he trabajado en el entrenamiento para ganarme un puesto de titular".

Las perlitas no terminan aquí, su intervención continúa haciendo mención a la plantilla:

"Este año hemos perdido muchos jugadores como siempre. Pero hemos perdido también, y es muy importante, pilares de este Valencia. Jugadores que hablan bien en el vestuario como Soldado, David Albelda, que dice las cosas a la cara, y Tino Costa. Ahora, hay muchos pelotas que no dicen la verdad cara a cara y, después, la gente piensa que la culpa es mía y que me he borrado. El caso es por eso que no estoy bien con Djukic y la gente lo sabe, pero al final de temporada veremos la clasificación y quién tiene razón".

Y para finalizar, salió a desmentir los rumores que afirmaban que ya había manifestado al vestuario su deseo de salir del Valencia.

"Es otra tontería. Yo flipo. Si íbamos a hablar a la cara de lo que le pasaba al equipo, por qué iba yo a tratar mi futuro con el vestuario y el míster. De mi futuro tengo que hablar con el presidente o con Braulio. Pero, vamos, es una tontería, sólo hay que preguntárselo al entrenador. En la charla del viernes, yo dije la verdad a la cara de míster y no sé si le gustó o no. Lo hice para mejorar y porque necesitamos confianza. Lo dije a la cara y por eso no hablo para la prensa, porque quiero estar tranquilo y nada más".

Esas fueron, exactamente, las palabras que Adil soltó en antena. Curiosas cuánto menos ¿verdad? Pues a mi no me lo parecen en absoluto. En mi opinión son una falta total y absoluta de respeto al Valencia CF como entidad, a la plantilla con la que comparte vestuario, al cuerpo técnico que le mantenía como central titular y a todos los aficionados que aún sienten cariño por el fútbol en general y por el club ché en particular. Lo que a mí me parece es que todos y cada uno de los estamentos del club están muy cansados de las salidas de tono de un gigolo franchute, que si es cierto que hizo en su primer año una mitad de temporada sensacional, no es menos cierto que bajó su nivel hasta niveles insospechados hasta el día de hoy, esperando que un club más grande llamará a su puerta, utilizando desde el primer día el club como un trampolín.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=2av9cyIvSKY]

Este esperpento de jugador salió riéndose de la mano de su chica después de hacer el ridículo frente al Swansea, y diciendo frases como “venga va, un partido más y nos los cargamos” refiriéndose a Djukic, mientras otros compañeros dirigían su mirada al suelo destrozados después del lamentable espectáculo frente a los galeses. Un jugador que provocó que hombres cómo Mathieu se salieran de tono en rueda de prensa después de que nuestro malogrado protagonista le echara en cara que pese haber pedido la salida, seguía siendo titular por delante suya. Lo que a mí me parece es que este central con aires de grandeza quería salir a toda costa del Valencia CF, y de lo que no se dio cuenta es de que ningún club en su sano juicio pagaría hoy en día 12 millones de euros por un hombre que se auto-expulsa en el minuto 10 de partido y que carga con declaraciones como la de anoche contra su plantilla y su técnico.

Y no sólo eso, además me parece que como jugador se ha cavado –deportivamente hablando- su propia tumba. Ha decidido bajar su rendimiento profesional –para tirar a Djukic- a vísperas de un Mundial en el que se está jugando el puesto en la selección francesa con centrales de la talla de Koscielny, Sakho o el propio Varane, poniendo su convocatoria en peligro. Se ha ganado el no volver a pisar un terreno de juego como profesional al menos hasta Enero del año que viene, lo que le supondrá unos 4 meses de baja, o lo que es lo mismo, un bajón deportivo monumental. Y yo ahora me pregunto, ¿Qué equipo, más o menos grande que el Valencia CF, se va a plantear la contratación de un jugador con aires de grandeza, insurrecto, en baja forma y maleducado? Yo os la respondo. Nadie, al menos en Europa, y si no, al tiempo.

El final de la historia ya lo sabemos todos. Amadeo Salvo, Braulio Vázquez y Miroslav Djukic han decidido suspender al galo de empleo y sueldo indefinidamente. El central no volverá a vestir la camiseta del Valencia CF en la que me parece una de las decisiones más acertadas de los últimos tiempos en la dirección ché. ¿De verdad le hacía falta al francés hacer estas declaraciones? Quizá pretendía provocar un nuevo incendio en el club, y ha sido él el que ha salido en llamas. Quizá pensaba que volvería a salirse de rositas cómo venía pasando hasta ahora, pero no había caído en que desde hace unos meses soplan nuevos vientos por Mestalla, y al que se revela en contra de ellos, se lo lleva por delante.

También te interesará:

POSIBLES COMPRADORES DE ADIL RAMI

EL DEBATE: ¿ACIERTA EL VALENCIA CON SU DECISIÓN RESPECTO A ADIL RAMI?

Artículos destacados

Comentarios recientes