Chelsea: Nadie quiere a Rafa Benítez

Los Blues no olvidan su paso por el Liverpool

La llegada de Rafa Benítez al Chelsea no podría ser peor, 'ninguneado' por la etiqueta de técnico interino, maltratado por Stamford Bridge y con la afición exigiéndole que pida disculpas. Su pasado en el Liverpool y sus palabras le persiguen. Analizamos el infierno del técnico español en Londres.

Al bajar de la cima uno descubre que el eco mantiene con vida cada una de las palabras que ha pronunciado estando en lo más alto. Y si no es el eco serán las hemerotecas. En la era digital la memoria es eterna. Es imposible olvidar. Algo que Rafa Benítez no tuvo en cuenta. El técnico español es rehén de su pasado y, sobre todo, de unas palabras que pronunció desde la valentía y confianza que proporciona ocupar la cima del mundo, sin pensar en la infalible ley 'newtoniana' de que "todo lo que sube tiene que bajar". Cuestión de física, y ahora que Benítez se ha visto obligado a bajar a suelo mortal ha descubierto que le persiguen esas palabras que el eco hace resonar en la memoria de Stamford Bridge.

Su desembarco en Londres ha sido traumático desde el primer momento. Por el contexto en el que se produce, por el hombre al que sustituye y por su condición de icono del Liverpool. El Chelsea es el actual campeón de Europa y la FA Cup, Roberto Di Matteo es un ídolo para Stamford Bridge desde su etapa como jugador, y Rafa Benítez ha sido muy crítico con los Blues durante la última década. Tres argumentos de peso que convierten al técnico español en persona non grata en territorio blue. Nadie le quiere ver sentado en el banquillo del Chelsea. La grada muestra su desaprobación hacia el fichaje sin tapujos, los jugadores mandan mensajes cifrados y hasta el propio club parece descontento con su llegada, recordando siempre que es posible que se le ha contratado como "técnico interino". Lo anunciaron así en el comunicado oficial, también en la rueda de prensa de presentación y hasta en la ficha del partido junto al nombre de Rafa Benítez se puede leer "interim manager".

La situación recuerda, salvando las distancias, a la que vivió Brian Clough cuando aterrizó en el Leeds United. La sombra de la figura paternal de Don Revie fue demasiado alargada para Clough, quien no fue aceptado ni por jugadores ni por afición, y las duras críticas que había vertido contra los de Elland Road durante su etapa en el Derby County le impidieron sobrevivir en el cargo más de 44 días. Rafa Benítez no tiene una personalidad tan arrolladora ni es tan lenguaraz como Clough, pero en la hemeroteca se conservan algunas declaraciones que le dedicó a su actual equipo provocando una herida todavía abierta en el orgullo de la afición del Chelsea. "Nunca sería entrenador del Chelsea, no importa la situación. Mi único equipo en Inglaterra es el Liverpool", declaró en 2007.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=A2U8ucFg-uY]

En su colección de ataques al Chelsea se pueden encontrar otras afirmaciones como "si el Chelsea es ingenuo y puro yo soy Caperucita Roja", "el Liverpool no necesita regalar banderas entre sus aficionados como el Chelsea porque tienen pasión y es todo lo que necesitan. La pasión de los aficionados es lo que te ayuda a ganar partidos, no las banderas" o "no se puede considerar al Chelsea el mejor equipo del mundo. Han ganado partidos, pero el Barcelona, el Arsenal e incluso el Milan lo han hecho conquistando con su fútbol". Además, protagonizó innumerables encontronazos verbales con Jose Mourinho cuando el portugués entrenaba al Chelsea. "Éramos amigos hasta que empecé a ganarle", replicó Benítez antes de un duelo europeo contra los Blues.

Este tipo de declaraciones le convirtieron en enemigo del Chelsea y es lo que provoca que no sea aceptado en Stamford Bridge. Este domingo, ocupó por primera vez el banquillo en su nueva 'casa' y la bienvenida no fue precisamente acogedora. En la grada se exhibieron decenas de pancartas mostrando su desaprobación hacia el fichaje del técnico español, reclamando su salida inmediata del club o reafirmando su afecto hacia Roberto Di Matteo. El aburrido 0-0 que reflejó el marcador final no ayudó a provocar un cambio de opinión en una afición que exige disculpas públicas de Benitez por sus declaraciones del pasado.

"Una disculpa ayudaría. Incluso aceptar lo que dijo sería un buen inicio. Dijo que en ese momento estaba intentando defender a su club pero Jose Mourinho era un maestro en ello y nunca ridiculizó a la afición rival", ha explicado Trizia Fiorellino, presidenta del grupo de seguidores del Chelsea. Sin embargo, considera que incluso una disculpa podría ser insuficiente para que Benítez sea aceptado por Stamford Bridge como su entrenador. "Queremos que la dirección del club se dé cuenta de que no queremos a Benítez. Rafael no es popular y nunca lo será aquí", sentencia la líder de la afición blue. Tampoco la prensa local le ha tendido la mano al español. Más bien todo lo contrario. "No ha tenido trabajo en dos años desde que destruyó el Inter de Milán de Mourinho, sus decisiones tácticas son discutibles y con el Liverpool estaba en declive. Es un misterio por qué Abramovich tomó esta decisión. Pero no es nuestro club, es el de Román", explicó David Chidgey, locutor del programa Chelsea FanCast.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=sUqPu40YwHk]

Mientras tanto, Rafa Benítez prefiere hacer oídos sordos ante un ambiente tan hostil. "Estaba concentrado en lo que sucedía sobre el terreno de juego y no escuché nada de lo que sucedía en la grada", se limitó a responder cuando tras su debut se le preguntó por los abucheos que le había dedicado su nueva afición. Evidentemente, el español no es ajeno a la situación que le toca vivir y que es insostenible a todas luces. Como le sucedió cuando fichó por el Inter de Milán, Benítez ha vuelto a equivocar su destino y ha aterrizado en terreno minado. Tan sólo es cuestión de tiempo que dé un paso en falso y todo salte por los aires. El único consuelo es que como máximo tendrá que aguantar esta situación hasta final de temporada, aunque puede que sea menos. Lo que sí es seguro es que Benítez se lo pensará dos veces antes de criticar a otro club. Ahora ya sabe que el eco no permite olvidar.


TODOS LOS ARTÍCULOS DEL ESPECIAL DEL BENFICA-CHELSEA

LA MALDICIÓN DEL BENFICA EMBAJADORES EN FINALES LOS MEJORES GOLES ALINEACIONES PROBABLES
RAMIRES, EL KENIATA AZUL LAS MALDICIONES ROTAS EL CASO DE RAFA BENÍTEZ LA SUPERCOPA DEL MORBO

EL DEBATE: ¿QUIÉN GANARÁ LA FINAL DE LA EUROPA LEAGUE?

Artículos destacados

Comentarios recientes