El Athletic de Bilbao de Bielsa, pero no de Fernando Llorente y Javi Martínez

De ser el equipo de moda, a tener graves problemas en 3 meses

Athletic Club de Bilbao: Fernando Llorente y Marcelo Bielsa Athletic Club de Bilbao: Fernando Llorente y Marcelo Bielsa

El Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa, aunque el trabajo lo hizo Joaquín Caparrós durante años, maravilló al mundo del fútbol en el ejercicio 2011/2012, llegando, y perdiendo, a las finales de la UEFA Europa League y la Copa del Rey, aunque dando una imagen en la Liga un tanto más desangelada, pero con jugadores como Fernando Llorente, Javi Martínez, los dos de nuevo campeones de Europa, aunque sólo el segundo jugó algún minuto, Iker Muniaín, De Marcos que dieron un nivel estratosférico, que sin embargo no ha valido para un verano tranquilo en San Mamés, con Bielsa dimitiendo y amagando, Llorente no renovando, su capitán diciendo que se va si le hacen jugar de central, y con los jóvenes atónitos pensando que la temporada 2012/2013 puede ser muy distinta para el club de Ibaigane.

Las lágrimas de los jugadores del Athletic tras perder la final de Copa del Rey en el Vicente Calderón frente al Barcelona de Leo Messi parecían presagiar, sin saberlo, que aquello no era sólo la tercera derrota en 4 años del equipo en un partido máximo. También era el último instante que una generación de jugadores comparable a la los Zubizarreta, Urkiaga, De Andrés, Noriega, Argote, Dani o un joven Julio Salinas jugaba con la camiseta rojiblanca. En apenas 3 meses todo ha cambiado en San Mamés, en un verano que nadie acierta a entender.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=2I6aC2byzyY]

El capítulo de Marcelo Bielsa con el jardinero, su rueda de prensa posterior diciendo que se iba, el club quitando autoridad a su técnico, después éste reculando, ya podía hacer pensar que las cosas no iban bien. El presidente Josu Urrutia, que en mayo era envidiado, y que en agosto tiene una patata caliente que nadie querría para sí, ha sido claro y directo en estos asuntos: la entidad está por encima de las personas, y una como el Athletic, con su filosofía singular, mucho más aún.

Fernando Llorente no terminó de renovar su contrato el pasado año, aunque si que hubo algún amago de ello. Pero el delantero riojano debe haber pensado mucho estos meses, o le deben haber hecho pensar, y lo que parecía hecho, ya no lo es tanto a la hora de la verdad. El dinero puede ser un factor, aunque cobrar más de 5 millones de euros brutos al año hace pensar que su decisión de salir se puede deber a más factores. Un jugador con su cartel se puede permitir el lujo de elegir destino entre los grandes de Europa, los que juegan la Champions League, los que ganan títulos, y los que seguro le pueden pagar esa cantidad, si no más. Las opciones de quedarse en el Athletic eran escasas, pero Urrutia lo puso en el mercado, sino en el aeropuerto de Bilbao, anunciando que no iba a prolongar su contrato.

El caso de Javi Martínez tiene su singularidad, aunque éste es más sangrante y puede perjudicar al Athletic mucho más a largo plazo. Bielsa, cuyo apodo de loco bien podría ser compartido por el cabezón, y no sólo por el generoso tamaño de su testa, sino porque a un jugador mayúsculo como el navarro le insiste en jugar de central, algo que no le gusta, donde no se siente cómodo, pidiendo por activa y por pasiva jugar de medio centro, su sitio natural, donde puede ser uno de los mejores de Europa. Avisó de su marcha si seguía jugando atrás, se alegró con la posible salida de Bielsa, pero ante la continuidad del técnico, y viendo que las cosas no van a cambiar, y que el interés del Bayern Munich era más que real hasta el punto de pagar su cláusula, ha decidido hacer las maletas.

Iñigo Martínez, Real SociedadEstas dos bajas, a días escasos de empezar la Liga, como dijo Urrutia, son un golpe en la línea de flotación del Athletic, que le obliga a hacer locuras, pagando cantidades ingentes por jugadores que puedan jugar allí, aunque no valgan lo que les van a pedir. Iñigo Martínez, Mikel Arteta, Beñat Etxebarría, César Azpilicueta, Raúl García, Imanol Aguirretxe o, y aquí no se me ría nadie, que aunque les van a decir que no, les han llamado, Xabi Alonso o Gonzalo Higuaín (su abuelo es vasco y ya intentaron su fichaje siendo jugador de River Plate). Que nadie se extrañe si salen estos nombres como futuribles, incluso si alguno llega a caer. En Ibaigane están desesperados, y en el mercado, lo saben.

El Athletic, el equipo de moda hasta hace bien poco, está en un momento sumamente delicado. Con el campeonato a punto de arrancar, su columna vertebral se ha roto, debe cambiarla, y no tiene tiempo, aunque sí dinero cerrando los traspasos de Fernando Llorente y Javi Martínez, aunque jugadores como Iker Muniaín deben estar pensarndo en qué va a pasar ahora con sus aspiraciones deportivas, colocados en todo lo alto el pasado año, y quizás tiradas al suelo en un verano, este de 2012, que será recordado en la historia de los leones seguro que como el más extraño de su historia, y quién sabe sino el más demoledor.

LOS FICHAJES OFICIALES DE LAS PRINCIPALES LIGAS DE EUROPA

Artículos destacados

Comentarios recientes