Champions League: Análisis de la primera gran ronda previa

Se miden históricos como Feyenoord, Celtic, Panathinaikos, Fenerbahce, Dinamo Kiev, Brujas, Anderlecht, Basilea o Copenhague.

Ronald Koeman, entrenador del Feyenoord Ronald Koeman, entrenador del Feyenoord

Comienza la tercera fase de clasificación para la Champions League en la que competirán equipos históricos como el Dinamo de Kiev, el Feyenoord, el Celtic o el Basilea justo antes de la última ronda previa que dará acceso a la fase final de la Liga de Campeones 2012-2013. Analizamos los duelos.

La gran masa deportiva mira a Inglaterra, a Londres y al espectáculo que aseguran a diario la amalgama de deportistas de élite que allí se encuentran. Hemos visto records, medallas, nuevos iconos, viejas glorias que se resisten a no mirar las medallas y hasta el fútbol parece decidido en sus intenciones de brillar en los Juegos Olímpicos de Londres. Pero el ritmo de las competiciones internacionales no entiende de frenos, sino de exigencia y dinamismo, de clasificaciones y eliminaciones, de la música que cada año engloba a la mejor competición del mundo. Esa Champions League que precisamente terminará en la capital inglesa (la final será en Wembley). Como ya apuntamos, empezó hace varias semanas a decidir sus primeros héroes, a seleccionar protagonistas entre la humildad de quienes más sufren por alcanzar los sueños y, desde luego, a determinar el futuro inmediato de los que hace meses sudaron por alcanzar posiciones europeas en sus campeonatos ligueros.

Este martes arranca la tercera ronda previa de la máxima competición internacional, lo que representa la puesta en escena de los primeros grandes clubes continentales. Clásicos como Feyenoord, Celtic, Panathinaikos, Fenerbahce, Dinamo Kiev, Brujas, Anderlecht, Basilea o Copenhague. Hasta ahora, diecisiete quipos han alcanzado esta fase, donde se unirán a otros once para sumar un total de veintiocho equipos en busca del sueño definitivo de meter la cabeza en el engranaje del éxito deportivo-económico europeo. Para muchos, una auténtica odisea en el desierto de verano. Para otros, una obsesiva necesidad de la que dependerá su supervivencia a gran escala en los próximos años.

El emparejamiento más especial vuelve a llevarnos hasta Ucrania, donde no hace mucho, el fútbol coronaba a su campeón europeo a nivel de selecciones. Ahora la meta es similar en cuanto a imposición deportiva pues el Dinamo de Kiev lleva demasiado sin ser capaz de instaurar su dominio a nivel nacional y, por tanto, ha perdido fuelle continental. Ya sin Shevchenko y muy rodado porque el campeonato ucraniano suma ya tres jornadas, recibe a un Feyenoord que, pese a ser hace cuarenta y dos años el primer campeón holandés en Europa, lleva una década de ausencia de la competición (se eliminó en la fase de grupos de 2002 precisamente acompañado del que ahora es su rival). Los de Rotterdam han vendido nuevamente a varios de sus mejores jugadores hasta el punto de que incluso los jóvenes más mediáticos que conserva, estaban apuntados en la ‘lista B’ por si existía opción de traspaso hasta última hora.

Otro duelo con encanto será el Basilea-Molde. Los suizos, que también han empezado ya la actividad liguera, fueron una de las revelaciones el pasado año, cuando dejaron fuera de octavos de final al todopoderoso Manchester United. Como equipo generador-comprador de jóvenes promesas a las que irremediablemente debe traspasar cuando explotan, sus dos perlas (Shaqiri-Xhaka) han dejado el club pero buscando la misma fórmula, han llegado el chileno Marcelo Díaz, el argentino Sauro y el egipcio Salah. Su rival, el campeón noruego entrenado precisamente por un Red Devils de pro, Ole Gunnar Solskjaer, que suma nada menos que diecisiete partidos ya este curso, por lo que su punto físico es formidable y puede ser determinante para que el marfileño Angan, su gran goleador, reclame focos en un escenario mayor.

El Celtic, que a días de empezar su renovado campeonato escocés aún no ha fichado a nadie, se enfrenta al Helsinski y su compatriota, un Motherwell inesperado en estas cuestiones, se cruza con otro clásico como el Panathinaikos, ya con el español Velázquez recién llegado a sus filas y con un mediocentro que particularmente me gustó este año, el senegalés Habib Sow. Completarán esta tercera fase duelos equilibrados como Bate Borisov (ya con Hleb de regreso)-Debrecen, Sheriff-Dinamo de Zagreb, Copenhague-Brujas, Anderlecht-Ekranas, Fenerbahce-Vaslui, Cluj-Slovan Liberec, Slask Wroclaw-Helsingborg o Limassol-Partizán. En la sección de los humildes en busca de su gloria y del momento más grande de su historia, situamos los choques entre el Ironi Kiryat-Nefcti y, sobre todo, el Maribor ante la gran sorpresa de las fases previas, el Dudelange luxemburgués que eliminó al Red Bull Sazlburgo. Es agosto sí, la Champions ya ‘elige’ supervivientes.

LA APUESTA del día

Real Madrid y Manchester City debutan mañana miércoles 26 de febrero, en los octavos de final de la UEFA Champions League

Artículos destacados

Comentarios recientes