El Feyenoord vuelve a la escena del crimen

Los Feyenoorders perdieron por 10-0

No fue Samoa Americana (31-0 versus Australia). Ni las Islas Cook (17-0 también contra los australianos). Ni siquiera aquél SOE de Antananarivo (Madagascar) que se dejó ganar una vez 149-0 para protestar a lo bonzo contra el arbitraje (y no estoy dando ideas). Hablamos ahora del Feyenoord de Rotterdam, ni más ni menos que el primer campeón holandés de la Copa de Europa (1970). Antes, incluso, que el aclamado Ajax de Johan Cruyff. Pero, por un día, ‘Het Legioen’ (La legión) fue masacrada como en el bosque de Teutoburgo (Año 9 d.c.), aunque a manos del PSV Eindhoven. Tal fue el ridículo que encajó hasta un 10-0, en un soleado mediodía de octubre (cabalísticamente, décimo mes del año) de 2010 (otra vez el diez), día 24 por más señas (y aquí el 2+4 o el 2x4 ya no suman diez). Se considera la doble manita el mayor escarnio de la era moderna del balompié. Este domingo, el Feyenoord vuelve por vez primera al lugar del crimen. El cadáver está en el arcón (La Soga, Alfred Hitchcock, 1948) o en La Ratonera (Agatha Cristhie, 1952) del Philips Stadion.

Goleadas, resultados infames y difícilmente repetibles, siempre hubo. Y ahí quedaron para la eternidad, para el recuerdo del imaginario popular, para presumir en el caso de los vencedores, para esconder la cabeza como avestruces en el caso de los vencidos. Porque el “ganamos, perdimos, igual nos divertimos” del incomparable Eduardo Galeano en ‘Fútbol a sol y sombra’ generalmente nunca sirvió de mucho. Tampoco la bravuconada argentina de “perder por goleada para ser orgullosos hasta en la derrota”.

PSV - Feyenoord (10-0)

Incluso goleados fueron ‘Los Intocables’ del presente, Eliot y Ness (entiéndase Madrid/Celtic y Barcelona/Rangers), que también padecieron el oprobio de palmar como mandan las escrituras en escandalosas palizas bíblicas. Tipo el 9-1 de pretemporada (5 de agosto de 1980) que le endosó el Bayern de Múnich una vez al Madrid de los ‘Garcías’. O el 12-1 del Athletic Club de Mister Petland (Frederick Beaconsfield para la burocracia) al Barcelona en la campaña liguera 1930/31. Que sigue siendo el récord de la Liga española, entonces pre cartilla de racionamiento y hoy BBVA. Ha llovido, sí, quizás siempre menos de lo deseado.

Será un Feyenoord distinto, ahora entrenado y motivado por un rehabilitado Ronald Koeman, el que saltará a redimirse este domingo (14:30, Canal +). Ya no estará más un técnico ‘feyenoorder’ de corazón como Mario Been, que en su momento de esplendor en la hierba (como jugador) era conocido por el notable exceso de ‘Mariodona’. Ahora entrena al Genk belga.

Aquél once de la infamia de Been (impactante su imagen de pie todo el segundo tiempo –sólo 2 a 0 al descanso- asistiendo impotente pero firme a la paliza como Joan Gaspart a aquella pañolada del Camp Nou) era el formado por Van Dijk (41 años, hoy en el Utrecht y ya con 42); Leerdam (sigue), De Vrij (sigue), Bahía (Samsunspor), De Cler (AEK Larnaca); Mokotjo (sigue), Bruins (Red Bull Salzburgo), Fer (Twente Enschede); Schaken (sigue), Castaignos (Inter) y Wijnaldum (PSV). Igual de responsables fueron los tres suplentes que participaron: El Ahmadi (sigue), Martins Indi (sigue) y Auassar (RKC Waalwijk). Resumiendo: limpia para ocho de catorce, el 55% de los caídos con cabeza baja, brazos arrastrados y pies de plomo.

En el once previsto para este domingo en Eindhoven es probable que solo jueguen un par de aquellos supervivientes y un infiltrado, Wijnaldum, que se pasó de bando con trazas de seguir la sentencia: “Si puedes matar a tu enemigo, hazlo; si no, hazte amigo suyo" (El Príncipe, de Nicolás Maquiavelo, 1513).

Aquellos del PSV (léase pesbé) que no tuvieron piedad, luterana ni calvinista, tanto monta, monta tanto, fueron: Isaksson (sigue); Hutchinson (sigue), Marcelo (sigue), Bouma (sigue), Pieters (sigue); Afellay (Barcelona), Toivonen (sigue), Engelaar (sigue); Lens (sigue), Reis (Vitesse) y Dzsudzsák (Anzhi Majachkala, ‘dinerín’, ‘dinerín’, pero ‘calá’, ‘calá’). Golearon Reis (3), Martins Indi en propia puerta, Toivonen, Lens (2), Engelaar y Dzsudzsák (2).

Aunque el Feyenoord ya le ganó dos veces bien en De Kuip tras el 10-0 a este PSV (3-1 y 2-0), la cita para el diván del psicoanálisis es este domingo. Por el regreso a la escena del crimen, término acuñado en 1892 por el profesor Hans Gross, padre de la ‘criminalística’. Que esté avisado el juez de guardia. No vaya a ser…

[video:http://www.youtube.com/watch?v=S6eMqHeZv98]

También te puede interesar:

EL 'ENJUICIADO' PUNDONOR DE LUIS MANUEL RUBIALES

JABURÚ, EL FICHAJE OLVIDADO DEL CELTA DE VIGO

Artículos destacados

Comentarios recientes