Sin Derdiyok ni Sam, el Bayer Leverkusen es menos montaña

En los últimos días dos de sus jugadores más peligrosos han caído lesionados

Dos victorias en los últimos dos meses y una visita al Westfallenstadion antes de recibir a un Barcelona herido en su orgullo tras los últimos partidos. Ese es el panorama que presenta a día de hoy un Bayer Leverkusen que parece haberse descolgado definitivamente por la lucha por el título liguero en Alemania y que tras este periodo, se ha complicado bastante su presencia en la próxima edición de la Champions League a nueve puntos de la cuarta plaza que le permitiría jugar la fase previa.

Si cuando el sorteo emparejó al equipo alemán con el actual campeón de la competición fue tildado de 'afortunado' para el equipo catalán, viendo la actual racha del Leverkusen seguro que más de un aficionado culé pasa del miedo al respeto a la hora de elegir el ánimo con el que encarar la inminente vuelta de la máxima competición de clubes en Europa.

Y seguro que tras enterarse de que dos de sus principales peligros ofensivos no estarán disponibles para la manga eliminatoria podrían hasta pensar de manera balsámica en este cruce en medio de una trayectoria liguera que no sólo ha llevado al Madrid ha meter siete puntos de ventaja, sino que ha mostrado, por primera vez en tiempo, a un equipo algo cansado y mucho más humano.

Pero volviendo a Leverkusen, las bajas de Sam y de Derdiyok serán importantes a la hora de pensar en las herramientas que tiene para eliminar al Barça.

Sidney Sam se formó en las inferiores del Hamburgo y llegó al Leverkusen en 2010 mostrándose como un jugador con una proyección más que interesante: velocidad, habilidad y buen disparo le convierten en uno de los mejores extremos del torneo aunque sin sitio en una selección alemana en la que está carísimo jugar. Seguro que su velocidad era una de los pequeños dolores de cabeza que rondaban la cabeza de Guardiola, recordando los problemas que le crean ese tipo de jugadores como Theo Walcott el año pasado o, más cercano y reciente, la sociedad entre Jordi Alba y Mathieu.

Entró en la convocatoria para el partido que su equipo disputó ante el Stuttgart pero no como titular ya que acaba de recibir el alta y entró con 2-1 a favor para jugar los últimos veinte minutos, pero no pudo acabarlos al sufrir a seis minutos del final una nueva lesión muscular que le mantendrá de baja los próximos dos meses, tiempo suficiente para no jugar contra el equipo azulgrana en Champions (entre otros muchos partidos con su equipo). Para más inri, su equipo encajó el gol del empate en el 89'.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=ZOi3xuktgS0]

Pero si la lesión de Sam puede considerarse como 'dramática' la que ha sufrido su compañero Eren Derdiyok parece ser fruto de algún mal de ojo. El internacional suizo de origen turco está siendo el máximo goleador del equipo (a pesar de que no marca en Liga desde el dos de diciembre) y su dominio de todas las aptitudes para ser un buen delantero estaban más que demostradas a lo largo de una carrera que no puede recibir otro apelativo que ascendente. Pero las lesiones están siendo su principal marcador a la hora de despegar definitivamente.

La última, la que le va a costar como mínimo el partido de ida ante el Barça, es cómica. El vaso con el que se enjuagaba la boca tras lavarse los dientes resvaló y su instinto le llevó a tratar de salvar el enser con un control de empiene que no sólo no evitó que el vaso se rompiera, sino que le produjo un corte que le mantendrá, en teoría, las próximas tres semanas de baja. Inevitable no acordarse de la lesión con el bote de perfume de Cañizares en vísperas del Mundial de 2002 y que permitió que Casillas se asentara como titular con España.

En esta ocasión, no será así ya que su sequía estaba siriviendo para que su entrenador le tuviera en tercer orden tras Schurrle y Kiessling (ojo, estos dos sí son internacionales con Alemania) a la hora de hacer los goles del equipo de la aspirina.

Estos dos jugadores, importantes para Robin Dutt, se unen aunque con más fortuna en cuanto a la duración de sus percances a Rene Adler, el prometedor portero alemán que ha visto como su prometedor futuro ya no lo es tanto tras una nueva lesión de gravedad al inicio de esta temporada y a Tranquillo Barnetta, también internacional suizo, que tuvo una recaída de una grave lesión de rodilla también en pretemporada que le supuso una nueva operación y perderse lo que llevamos de temporada. A punto estuvo en verano de irse a la Premier pero sus problemas con las lesiones dejaron con la mosca detrás de la oreja a más de un técnico a pesar de que su representante enfocara esta recaída como 'un problema muscular'. De momento lleva la temporada en blanco...

Muchas bajas en el rival del Barça en la Champions en su camino hacia la reconquista de su corona. Unas ya se sabían, otras harán que Dutt se replantee el doble enfrentamiento, pero que no deben más que suponer un pequeño alivio en medio del clásico comienzo de año del equipo de Guardiola que tantas dudas suele generar desde que se hizo cargo del equipo.

También te puede interesar:

ASÍ JUEGA EL BAYER LEVERKUSEN, RIVAL DEL BARCELONA

EL BARCELONA TRAE BUENOS RECUERDOS AL BAYER LEVERKUSEN

Artículos destacados

Comentarios recientes