Las pólemicas salidas de River durante el mandato de Pasarella

Sospechas de irregularidades en las últimas grandes ventas del 'Millo'

Lamela el día de su presentación con la Roma/vía damefobal.com.ar Lamela el día de su presentación con la Roma/vía damefobal.com.ar

El descenso de River a la B fue la mecha que encendió algo más que explosivo. Las revuletas de las barras bravas fue la más sonada pero las que vinieron desde los despachos con auditorías que después no fueron tal y mucha rumorología en cuanto a una gestión poco transparente de los fondos de un equipo ya de por sí ahogado, han visto como se añadía en estos días la publicación de una información que deja en muy mal lugar a la dirección de Pasarella.

Resulta que la buena venta de Erik Lamela, el jugador con más proyección del equipo en ese momento, a la Roma de Luis Enrique no ha resultado ser tan buen negoció como se vendió. De los doce millones de euros que el equipo italiano pagó por Lamela, algo más de tres fuero para un intermediario holandés, Martjins Odems (Agente FIFA) que, además, logró incluirse como beneficiario de una futura venta del argentino siempre que esa salida supere los doce millones. Una información que no descubre nada nuevo, pero sí que, hasta que la directiva 'Millonaria' se pronuncie de manera oficial, no habla bien de la gestión Pasarella, que no reflejaba en sus cuentas todos estos movimientos que sí aparecían en la contabilidad de la Roma.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=RA0b2o2p4P0]

El problema para el ex internacional y ahora dirigente de River es que este no es un episodio aislado. Si bien la sentencia resultó favorable, mucho se habló en su día sobre el porcentaje que debía recibir Diego Buonanotte cuando el Málaga lo fichó por 4,5 millones. El jugador, por ley, debía recibir un 15% de esa cantidad que el malaguista perdonaría al club pero que tampoco figuraban en las cuentas del club. Después se descubrió que entre un emisario de IMG, la empresa que representa a Buonanotte, y un directivo riverplatense quisieron repartirse ese dinero que, según falló el juez que llevó la causa, debía ser entregado obligatoriamente al 'Enano'.

Otro polémico episodio vino con la cesión de Manuel Lanzini al Fluminense. El jugador vio como pasaba de juvenil a jugador profesional poco antes de salir de River pero no por motivos deportivos, sino para poder negociar con sus derechos formativos sin contar con los responsable del fútbol formativo de River. Básicamente fue una maniobra para quitar manos que recibirían comisiones por la operación. Otro movimiento no ilegal pero desde luego nada ético en forma y fondo que volvió a poner a River y a sus juveniles en boca de todos pero no por los motivos deseados.

Una de las frases más impactantes de Pasarella al asumir como presidente fue 'se acabó la joda' dando a entender que ya no se verían más esperpentos sobre el campo, lo que pocos se imaginaban es que ciertos apartados de su gestión o de sus subordinados, iban a tener poco que envidiar a la de Aguilar. A la espera quedamos de saber la versión oficial del caso Lamela, pero muy dañada queda ya la imagen del club.

Artículos destacados

Comentarios recientes