Los Carniceros del Granada

Durante la década de los '70, el Granada se ganó el mote de 'Matagigantes' por su buen hacer y su dureza ante los grandes equipos

Tras la notoriedad alcanzada en los '70, el club nazarí optó por cambiar las rayas a horizontales para distinguirse del Atlético de Madrid Tras la notoriedad alcanzada en los '70, el club nazarí optó por cambiar las rayas a horizontales para distinguirse del Atlético de Madrid

El Granada de los años 70 causó auténtico pavor en las delanteras del resto de equipos españoles de Primera División. Con una defensa plagada de auténticos killers no fueron pocos los grandes equipos que cayeron en la ciudad de La Alhambra.

Durante la penúltima etapa del Granada en Primera División, antes de su ascenso en 2011, los nazaríes se ganaron el apodo de 'Matagigantes' gracias a que los grandes clubes de España mordían el polvo en el viejo Los Cármenes ante un equipo que no se amedrentaba en absoluto en la defensa, más bien al contrario. En la temporada 1971/72 se venció en cuatro partidos seguidos al Athletic Club de Bilbao (5-1), al Barcelona (2-0), al Real Madrid (2-1) y al Sevilla (3-0) y por si fuera poco Porta obtuvo el 'Pichichi' al proclamarse máximo goleador de la Liga en Primera División con 20 goles.

Los centrales Aguirre Suárez y Fernández, así como el centrocampista Montero, protagonizaron las pesadillas de la mayoría de delanteros que en los '70 jugaban en la Primera División. “Jugar en Granada es como ir a la guerra”, llegó a afirmar Asensi, centrocampista del Barça. De hecho, el central Aguirre Suárez llegaba al Granada tras haber pasado un mes en la cárcel por una tangana surgida en la final de la Copa Intercontinental frente al AC Milan, donde de un codazo le partió la cara a Nestor Combin, literalmente.

Por su parte, el paraguayo Pedro Fernández tiene el dudoso honor de haber retirado a Amancio Amaro. Todo comenzó en diciembre de 1971 en un partido de Liga en el Bernabéu. Fernández le hace una dura entrada a Pirri y Amancio reaccionó propinándole una patada por detrás al paraguayo, formando una tangana descomunal que trascendería hasta tres años después en un partido de Copa en Los Cármenes donde Fernández se vengó de Amancio.

Del Bosque le pasó el balón al Brujo en la divisoria del campo y desde la banda emprendió una veloz carrera en diagonal hacia el área del Granada. Ya al borde del área, Fernández entró con la pierna levantada en plancha sobre el muslo de Amancio, provocándole una herida de 150 puntos de sutura. Con 37 años, fue el final de la carrera de El Brujo. Así se la gastaban los que fueron apodados "Los Carniceros".

LA APUESTA del día

Barcelona y Tottenham se medirán en la sexta jornada de la fase de grupos. El encuentro se disputará a las 21:00 horas en el Camp Nou.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter