La gravísima falta de respeto de Griezmann al fútbol mundial

OPINIÓN - El delantero francés seguirá en el Atlético de Madrid la próxima temporada cobrando 23 millones de euros por temporada

La decisión está tomada. Antoine Griezmann, a través de un documental emitido por la cadena 0 de Movistar +, confirmó su deseo de continuar en el Atlético de Madrid, que a partir de la próxima temporada cobrará 23 millones de euros netos, lo que supone un antes y un después para el cuadro rojiblanco, que de forma definitiva ha dado un salto hacia adelante y al que se le ha terminado el discurso de los presupuestos y esa capacidad para no querer compararse con Real Madrid y Barcelona en lo económico.

El jugador francés ha mantenido la incógnita hasta dos días antes del debut de Francia en el Mundial de Rusia, y lo preocupante no es este hecho, sino el modo en el que se ha hecho, comercializando y jugando con los sentimientos de las aficiones de ambos equipos, lo que deja en muy mal lugar a un Griezmann que en cinco años vestido de rojiblanco, ha sufrido cinco renovaciones con sus respectivas mejoras salariales. Cuanto menos cuestionable el "amor" de Griezmann por aquello que considera su casa y su gente.

Ahora quedará por ver el recibimiento de la afición del Wanda Metropolitano a Griezmann, o las críticas que pueda recibir en caso de que encadene una serie de malos partidos, ya que los 46 millones que le va a costar al Atlético por temporada (23 para el jugador y 23 en impuestos) le obligan a rendir al máximo de principio a final de temporada, sin tener margen de error. Algo que se ha buscado el propio Griezmann con una decisión que ya ha marcado un hito en el fútbol mundial.

Artículos destacados

Comentarios recientes