El nuevo caso de depresión que sorprende al fútbol inglés

Un importante jugador que disputará el Mundial de Rusia con Inglaterra reconoce haber sufrido una importante depresión este año

Desde que el guardameta alemán Robert Enke pusiera poner final a su vida debido a una profunda depresión, son varios los futbolistas profesionales que han reconocido tener el mismo problema en los últimos años, lo que saca a la luz el lado más oscuro del fútbol, y que en esta ocasión ha afectado a todo un internacional con Inglaterra como es el futbolista inglés del Tottenham, Danny Rose, que en una entrevista concedida a un diario británico, ha desvelado los problemas que ha sufrido esta temporada debido a las lesiones.

"Todo se derivó de mi lesión en enero del año pasado, cuando me avisaron que no necesitaba una operación. No sé cuántas pastillas tomé para tratar de ponerme en forma para el Tottenham, cuántas inyecciones tuve que probar. Ver a mis compañeros vencer al Arsenal y al Manchester United cómodamente, fue difícil. No me hizo sentirse bien consigo mismo, aunque no he tenido peor trato que ningún compañero. ", afirmó Rose, que además tuvo problemas familiares que agravaron la situación.

"En agosto, mi madre sufrió insultos raciales en Doncaster, estaba muy enojada y molesta. Luego, alguien llegó a casa y casi le pegó un tiro a mi hermano en la cara. Nadie sabe esto tampoco, pero mi tío se ahorcó en medio de mi rehabilitación y eso también desencadenó mi depresión. No quería ir a trabajar o hacer la rehabilitación. Mis amigos me pedían que hiciera cosas y yo solo llegaba a casa y me acostaba. No es ningún secreto que he pasado por un período de prueba. Tuve que alejarme del Tottenham, y tengo suerte de que Inglaterra me haya dado la oportunidad de refrescar mi mente. Les debo mucho", sentencia Rose.

Artículos destacados

Comentarios recientes