La montaña rusa de Kovacic en el Real Madrid

El jugador croata no termina de encontrar la regularidad en su juego, lo que le perjudica a la hora de ganarse un hueco como titular

Mateo Kovacic / realmadrid.com Mateo Kovacic / realmadrid.com

Mateo Kovacic llegó al Real Madrid en el año 2015 por petición expresa de Rafa Benítez, desembolsando el cuadro blanco 40 millones de euros al Inter de Milán para hacerse con los servicios del jugador croata, que desde su aterrizaje en la capital, no ha parado de subirse a una montaña rusa deportiva que le está afectando gravemente a lo deportivo, ya que no encuentra la estabilidad necesaria para demostrar sus verdaderas cualidades dentro del terreno de juego.

Duramente criticado en sus inicios, logró evitar los rumores de traspaso con la llegada de Zidane, y además ganarse la confianza del técnico francés, que la temporada pasada supo sacar lo mejor del jugador balcánico, siendo pieza importante la rotación de la famosa segunda unidad que fue clave para la conquista del título de Liga, pero esta campaña su rendimiento, debido en gran parte a las lesiones, está muy por debajo de lo visto el año pasado.

La mala suerte se ha cebado con Kovacic, que cuando mejor estaba sufrió una lesión que le ha mantenido fuera de los terrenos de juego hasta hace prácticamente un mes. Para colmo, su mala actuación ante el Barcelona, donde fue titular, siendo el culpable del primer gol azulgrana, no hacen otra cosa que poner otra losa más encima del jugador croata, que debe comenzar nuevamente de cero para volver a ganarse a Zidane, y colarse entre los habituales titulares, algo que no tendrá nada sencillo dada la insistencia del técnico en usar su núcleo duro en el centro del campo formado por Modric, Kroos, Casemiro e Isco.

Artículos destacados

Comentarios recientes