Los números que se esconden tras la deuda del Villarreal CF

El Villarreal CF, pese a ser uno de los clubes con menos deuda de la Liga, ha visto como sus cifras han ido aumentando en las últimas temporadas

Pese a que muchos lo desconocen, el Villarreal CF siempre ha sido un club que ha intentado contar con la menor deuda posible. Es cierto, que los años de crisis trastocaron ligeramente dichos planes, aunque poco a poco se han ido marcando metas que por suerte se cumplen. Esta buena salud económica es la que permitió al club amarillo realizar importantes incorporaciones el pasado verano, cuando el gasto se incrementó notablemente.

No obstante, al igual que la inmensa mayoría de los clubes de Primera División, el club aún mantiene algunas deudas que vamos a intentar analizar. Una de las que menos preocupa al club en estos momentos es la deuda con la Hacienda Pública. En la temporada 2015/16 se situaba en 3,38 millones de euros.

Una deuda que había ido aumentando progresivamente en las últimas temporadas. Es cierto, que el pasado verano tuvo algunos encontronazos con el Tribunal Económico Administrativo Central, pero consiguieron demostrar que dicho organismo no llevaba razón, consiguiendo una pequeña tregua.

Ahora, en el club trabajan para dejar a cero dicha deuda, algo que pueden hacer en un plazo de dos temporadas, según las estimaciones que plantean varios informes económicos.

La deuda con los clubes si es algo que, en parte, preocupa más a la entidad. En 2016 se debían más de 33 millones de euros a los clubes -según un informe de Palco23-, aunque poco a poco se ha ido procediendo a la reducción de la misma. Sin embargo, la inflación que vive ahora el mercado de fichajes invita a pensar que dicha cifra no hará más que subir en un futuro muy cercano, por lo que la venta de algunos futbolistas puede terminar siendo definitiva para cuadrar ventas.

Ya por último, un dato que sorprende es que el Villarreal ha duplicado su deuda neta de un año para otro (2015-2016), consiguiéndola reducir un poco en el presente curso, aunque los datos no se den hasta enero. En 2015, la deuda neta del Villarreal era de unos 4,3 millones de euros, mientras que en 2016 casi rozó los 9 millones de euros. Algo que debe controlar el club amarillo, ya que la gestión de la entidad siempre ha sido muy bien vista desde un punto de vista deportivo, algo que no puede dejar de acompañar a lo económico.

Artículos destacados

Comentarios recientes