La historia de superación del canterano más prometedor del Valencia

El canterano valencianista ha sufrido una serie de lesiones que llegaron a poner en riesgo su prometedora carrera como futbolista

Salva Ruiz era uno de los chavales más prometedores de la cantera del Valencia, siendo un gran lateral zurdo como Jordi Alba, Bernat, Gayà o Lato. Al final de su cesión en el Granada Salva anduvo algo más flojo de lo normal, hasta que a raíz de una extracción de una muela descubrió que su sangre no era como la de los demás. "Tiene una enfermedad rara, que tiene una persona cada millón y medio. Es grave pero que afortunadamente hay medicamentos para solucionarla", relata su padre en Radio MARCA Valencia.

La enfermedad en concreto es aplasia medular, e implica la desaparición de las células madre de las médulas encargadas de regenerar la sangre. "Al principio y hasta que le diagnostican, Salva estaba nervioso y con agonía. Después ya te lo dicen y te quedas un poco más tranquilo. Es un susto bastante grande, es una enfermedad grave pero podía ser peor", cuenta el padre del jugador del Valencia.

"Ha estado medio año con un catéter puesto en el pecho para las transfusiones y las analíticas. Por suerte pronto pudo hacer vida normal y si tenía que salir al cine o a hacerse un zumo podía salir. Le ha ayudado bastante estar estudiando para tener la cabeza en otras cosas".

Por suerte Salva Ruiz volvió a vestirse de corto la semana pasada en partido con el filial. De momento los doctores del club sólo le permiten amistosos, pero basta para que sonría la familia entera, sobre todo su padre: "Me gusta verle dar patadas a un balón. Y a Salva la sonrisa le duró hasta el día siguiente de haber vuelto a jugar".

Artículos destacados

Comentarios recientes