El Kashima pudo hacer historia pero el Real Madrid se impuso

El Real Madrid volvió a ganar el mundial de clubes pero sufrió mucho ante un conjunto japonés que estuvo muy cerca de tocar el cielo en su país

Zinedine Zidane tiene un nuevo título y cierra 2016 a lo grande, otra prórroga permitió al Real Madrid cerrar 2016 a lo grande aunque para ello tuvo que sufrir mucho más de los esperado. El Kashima no puso las cosas fáciles y estuvo a punto de dar la gran sorpresa.

Los japoneses llegaron a estar durante unos minutos por delante en el marcador, el conjunto asiático remontó y se colocó con 2-1 al comienzo de la segunda parte. No daban crédito los aficionados merengues, pero poco duró la alegría al equipo nipón. El Real Madrid no se sintió cómodo pese al empate aunque contó con varias ocasiones claras en los últmos 20 minutos. No obstante el Kashima revivió en los últimos instantes y pudo marcar el gol de la victoria, algo que hubiera supuesto un hecho histórico y una derrota humillante para los blancos.

También ayudó el colegiado zambiano, quien antes del final del tiempo reglamentado perdonó de forma sorprendente la expulsión a Sergio Ramos. El defensa andaluz frenó una contra del rival de forma contundente, en una acción totalmente merecedora de cartulina amarilla. Ramos ya había visto tarjeta minutos antes, por lo que debería haber sido expulsado. De hecho el árbitro se echó la mano al bolsillo pero reculó y finalmente no expulsó al madridista. Con once hombres en la prórroga los de Zidane marcaron la diferencia graciasx a un inspiradísimo Cristiano Ronaldo, el portugués fue la gran estrella del partido al anotar tres goles. En definitiva, un nuevo título para el Real Madrid.

Artículos destacados

Comentarios recientes