Cómo saber si eres adicto al Football Manager

Te damos algunas claves para saber si tu afición por el Football Manager se ha convertido en un caso patológico. Estos son algunos de los síntomas.

Football Manager es el mejor juego de gestión futbolística, pero en ocasiones la adicción puede sobrepasar límites. Os damos algunas claves para reconocer si eres un adicto al Football Manager.

Eres un adicto si te pones traje en los partidos

Se carga el siguiente partido y entonces decides acudir al vestidor a por tu mejor traje. Todavía no eres uno de los grandes entrenadores del planeta pero aspiras a llegar a la cima. Terminas de dar las últimas instrucciones, te pones la chaqueta y le das al botón de continuar. Empieza el encuentro pero todavía no eres consciente de que tienes un problema.

Eres adicto si no ves fútbol internacional pero te conoces a todas las promesas del momento

Football Manager puede ser una excelente herramienta para conocer nuevas promesas, pero no hay que fiarse porque la historia del juego está llena de clamorosos fracasos. Te encuentras en medio de una conversación de parabólicos pero hace meses que no sigues más ligas que la española. Entonces te acuerdas de todos los jugadores que tienes en la agenda de tu nueva partida. Eres un experto del Football Manager y conoces el mercado, incluso te atreves a hablar de ese serbio que la romperá dentro de unos años. Por momentos parecerás un erudito de la materia, pero tus contertulios terminarán dándose cuenta de que no tienes ni idea y además de que eres un enemigo del fútbol real; tienes un serio problema en tu soñada carrera como experto en fútbol internacional..

Eres adicto si no te conformas con la rueda de prensa que te ofrece el juego

Deseas aportar tantos matices sobre lo que te pareció el partido que las cuatro preguntas de rigor que el juego te ofrece (novedad de los últimos años) te saben a muy poco.Quieres explicar tu visión, tu confianza en el equipo y los planes que tienes. Entonces empiezas a hablar de forma interna (mentalmente, en tu idioma aunque tu partida te haya llevado a vaslui y no seas rumano, es la magia de este juego) mientras sigues la partida. Te imaginas las preguntas, incluso alguna polémica en la que eres el protagonista. Los síntomas no llegan a ser de extrema gravedad siempre y cuando no lo hagas en voz alta y alguien ajeno a tu partida te vea.

Eres adicto si tus últimos 5 minutos de juego se convierten en 5 horas

Cuando fundiste el led de tu último portatil prometiste que no te volvería a pasar. Han transcurrido dos años desde aquella mala experiencia y piensas que estás rehabilitado. Es tarde, estás cansado y mañana tienes una reunión importante, pero tu equipo está a un solo partido de llegar a octavos de final de la Champions por primera vez en la historia.Te dices que jugarás el encuentro y te irás, solo cinco minutos más. Lo ganas y te emocionas tanto que no pararás, ese gol en el último minuto fue tu perdición...

Eres adicto si te has quedado completamente solo en la vida

Todo empezó como un pasatiempo pero ahora eres un experto. Por primera vez en tu vida te sientes realizado, te codeas con los mejores y no te faltan ofertas de trabajo. Echas la vista atrás y sabes todo lo que has luchado para dominar el motor de juego de Football Manager. Ni siquiera le das importancia a que tu esposa te haya dejado, que no conozcas la luz de la calle y que hasta tu perro se haya aburrido de mirar la pantalla un día tras otro. No eres consciente de que tu vida ha caído en un pozo sin salida, eso sí, ahora por fin has alcanzado un lugar en el salón de la fama de tu partida. Tu siguiente paso será la salita de espera de un buen terapeuta.

Eres adicto si no paras de dar puñetazos en la mesa mientras juegas

Ese gol en el último minuto, ese mercado de fichajes que se termina y te impide fichar al jugador con el que llevas negociando meses o las continuas lesiones de tus jugadores, pueden provocar un puñetazo eventual. Pero en tu casa temen la agresividad que te posee cada vez que cargas una partida. Temen que vuelvas a repetir lo falso que es el Football Manager de este año una y otra vez, y por supuesto lo nervioso que te pones cuando espías a tu próximo rival. Te has vuelto tan obsesivo que ya no te fías ni de los informes de tu ayudante.

Eres un adicto si cada vez buscas emociones más fuertes por parte del juego

Tus endorfinas ya no se disparan con un simple ascenso. Has perdido la motivación por jugar con los grandes. Ahora sueñas con llevar al Socuéllamos a la Champions algún día o hacer de ese pequeño país que no conocías una potencia mundial. Si es preciso aprenderás el idioma, las costumbres...definitivamente se te ha ido de las manos.

Eres un adicto si terminas haciendo cualquiera de estas cosas (testimonios reales)

[video:https://www.youtube.com/watch?v=sVey8Plorrw]

Poner tus logros en el Football Manager en tu currículum profesional. Recorrer 2500 kilómetros para conocer al ídolo de tu partida en la liga de Irlanda del Norte. Llegas a coger verdadero afecto personal por algún regen (jugadores ficticios creados por el juego). Llegas a considerar jugar al Football Manager como un trabajo.

Artículos destacados

Comentarios recientes