El Palace viviendo un sueño

El Crystal Palace está siendo una de las grandes sorpresas del inicio de la temporada en la Premier League. Analizamos las causa de su buen arranque

Vivir un sueño siempre es bonito. Aunque dure poco, o quizá mucho. Nunca se sabe. En cualquier momento o acción de la vida se puede vivir un sueño. En el fútbol también. Todo el mundo puede vivir un sueño en este precioso mundo del balón. Algunos lo tiene más fácil, sobre todo los clubes más grandes. Otros, más complicado, pero a todos les toca alguna vez. La rueda gira para todo.

En el sur de Londres, hay un hombre que tiene un sueño. Y que por el momento, está viviéndolo. A pesar de que es un sueño a largo plazo, ahora está disfrutando de un trocito. Se trata de Steve Parish, el dueño del Crystal Palace. El empresario se fija en los clubes de la liga española, concretamente en uno de ellos, el Atlético de Madrid y su sueño es que el Crystal Palace se convierta en un equipo similar en la Premier League. Y hoy, tras 4 jornadas, está viviendo este sueño. Su equipo marcha segundo en la clasificación y las sensaciones que transmite son muy positivas. No se sabe lo que durará esta racha del Palace, pero lo que si que se puede decir es que hoy por hoy, es uno de los mejores conjuntos del país.

Un verano muy positivo

[video:https://www.youtube.com/watch?v=yNwdJiNGwig]

Decía Steve Parish que el triunfo es una cuestión, lo primero, de actitud, pero también de talento. Y esto es lo que ha intentado conseguir el Palace durante el verano. Con un gran talento en el banquillo como es Alan Pardew, que llegó durante el pasado invierno, al Crystal Palace le faltaba más talento en el campo. Y para eso está el verano, para mejorar las plantillas. Si algo tiene el jugador estrella que ha fichado el club de Londres este verano es talento. Johan Cabaye rebosa calidad, lo demostró en el PSG y antes tuvo grandes temporadas en el Newcastle, con Alan Pardew de director de orquesta. El esfuerzo por traer a un jugador de estas características ha sido grande pero se había quedado sin confianza en el PSG y volver a la Premier, donde tantas buenas tardes había hecho, también le apetecía al jugador. Pardew ha sido clave en el fichaje. Él le llevó a Newcastle y le hizo triunfar allí.

Además de Cabaye, para el ataque el Palace también ha realizado un desembolso en un joven delantero que venía ya dando guerra en el Sunderland. Connor Wickham ha sido la elección y ya ha jugador tres partidos como titular a pesar de que no ha estrenado su casillero. Uno de los fichajes que más está gustando en Selhurst Park es el de Bakary Sako. Hasta la temporada actual, había jugado pegado a la banda izquierda en su anterior club, el Wolverhampton. Desde allí ha llegado a coste cero y ahora Pardew le ha cambiado la posición y le hace jugar por dentro, justo por detrás del delantero. A pesar de venir del Championship, el cambio no lo ha acusado demasiado y está rindiendo a un gran nivel, dos goles y una asistencia. Otro refuerzo para la delantera es el prometedor Patrick Bamford, que llega cedido del Chelsea. El año pasado fue una de las sensaciones del Championship liderando el ataque del Middlesbrough con quienes anotó 19 goles la temporada pasada. Esta campaña ya da el salto a la Premier. Irá entrando en el equipo poco a poco, Pardew es de los que da confianza a los jóvenes y seguro que le da oportunidades. Los aficionados del Palace tienen que tener paciencia, el cambio de categoría se nota y es un futbolista muy joven pero con mucho futuro.

Para la portería el Palace ha fichado al portero que el año pasado defendió la meta del QPR, Alex McCarthy. Titular indiscutible desde su fichaje y por ahora, ha encajado 5 goles.

Orden y atrevimiento a partes iguales

[video:https://www.youtube.com/watch?v=W7h64DQvHlg]

También decía Parish que además de el talento y la actitud, para triunfar es necesario mucho trabajo. Esa es una de las características de este Palace. El trabajo en equipo. Todos corren para el beneficio del equipo y se nota cuando defienden. A la hora de defender, el Palace juega con dos líneas de 4 muy juntas evitando dejar espacios por dentro y cerrando las líneas de pase. Esto es complicado si no están implicados todos los futbolistas, los 11 participan de esta red defensiva. Para conseguir esto tiene que haber un trabajo y un sacrificio enorme, porque esto significa correr detrás de la pelota hasta robarla. Y eso no le gusta a ningún futbolista. Pero Pardew les ha hecho ver que esta es la mejor manera de hacer puntos. Estar muy ordenados, juntos, cerrados, y actuar en bloque como si de un acordeón se tratara. Esa es la premisa en defensa, cerrar líneas de pase para forzar las imprecisiones del rival y robar rápido el balón.

En ataque cambia la cosa, el Palace se convierte en un equipo atrevido, valiente, descarado y al que gusta verlo. Es un equipo divertido, ataca en tromba cada vez que roba el balón. Partiendo desde la medular, donde Cabaye es quien lanza las acciones de ataque, el Crystal Palace actúa como si el partido se acabara en un minuto. Salen todos hacia arriba y se queda para guardar la posición McArthur, que ocupa el sitio del medio centro defensivo. En cada jugada uno de los dos laterales se incorpora al ataque, lo normal es que sea Souaré, el lateral zurdo aunque el último partido contra el Chelsea fue Ward el que se atrevió y anotó uno de los goles. Sumando la subida del lateral más la llegada de Cabaye, arriba quedan los dos delanteros, Sako y Wickham (normalmente) y los dos extremos. Las bandas son un capítulo aparte por la importancia que le da el Palace a sus extremos y es que tiene mucha calidad en banda. Puncheon a un lado y Zaha en el otro. Ambos son rápidos y desbordan con facilidad aunque tienen características diferentes. Puncheon tiene más facilidad para jugar por dentro e incorporarse a la zona de tres cuartos. Eso ayuda a la subida del lateral o muchas veces, se intercambia la posición con Sako, en determinados momentos del ataque.

Alan Pardew ha conseguido armar un equipo solvente y muy ordenado en defensa en el que todos trabajan. El grupo se ha creído el discurso de su entrenador y han llevado su idea al césped de Selhurst Park haciendo disfrutar a sus aficionados. Por el momento marchan segundos en la clasificación y han sido capaces de asaltar Stamford Bridge. Un equipo que no se cree el mensaje del entrenador y no sabe a lo que juega no gana en el estadio del Chelsea. Y el Palace lo hizo. Mañana le toca otro hueso duro de roer, el Manchester City, que ha empezado la temporada como un ciclón. Es el momento del Palace para demostrar si quiere seguir viviendo el sueño.

Artículos destacados

Comentarios recientes