Premier League: Los candidatos al título y pronóstico

Antes de que arranque la Premier League 2015 - 2016 analizamos los candidatos a ganar el título y nos mojamos con un pronóstico.

Tras muchas semanas sin fútbol oficial, para muchos, demasiadas, las competiciones vuelven a empezar. Sin haber acabado aún el período de traspasos, y a la espera de algún fichaje para completar las plantillas en estas dos semanas que quedan, el balón vuelve a ser protagonista. Por fin. Ni millones ni representantes ni presidentes, quien manda a partir de este fin de semana es el cuero. En Inglaterra llega la hora de la verdad. Arranca la mejor liga del mundo, se abre el telón de la Premier.

Y como cada año, lo primero que hay que analizar o mejor dicho, a quienes hay que analizar en primer lugar, es a los equipos que pueden optar al título. Porque la competición por el descenso o por las posiciones que dan acceso a Europa es muy bonita, pero el caché, el glamour esta en ser campeón de Inglaterra. Y pocos equipos tienen acceso a esta corona. Un cetro que ostenta el Chelsea y que varios equipos van a intentar quitarle por todos los medios. La mejor liga del mucho arranca y lo hace con un grandísimo cartel y con mucho por lo que pelear.

Larga, dura y muy competida, la Premier es fútbol del puro y hacerse con el título es escribir una página más en la historia del fútbol inglés, el más antiguo del mundo. Este año todos los clubes se han reforzado, desde los que van a competir por el descenso hasta los más grandes que intentaran llevarse el título. Es por ello que un año más será muy difícil llevarse puntos de cada uno de los míticos estadios de la Premier.

La campaña pasada el Chelsea fue campeón sin muchos apuros. El Manchester City apretó y estuvo pegado a los londinenses hasta finalizar el 2014, pero con el cambio de año y por los fallos cometidos durante los partidos de Navidades, los de Pellegrini perdieron el buen ritmo que llevaban y dejaron solos a los blues. El Arsenal, que acabó ganando la F.A. Cup, finalizó la temporada con muy buenas sensaciones, pero la reacción de los de Wenger fue tardía y para cuando quisieron apretar por la Premier el Chelsea ya estaba demasiado lejos. Liverpool y Manchester United estuvieron lejos del nivel que les da su historia y no llegaron a competir en ningún momento por la liga. Este año serán los mismo cinco clubes los candidatos a levantar el título de campeón de Inglaterra.

Chelsea

Los de Stamford Bridge son los vigentes campeones de Inglaterra y los primeros interesados en volver a repetir corona. La temporada pasada fueron un rodillo y demostraron ser los más regulares. Con un equipo sólido y potente en el centro del campo y una defensa sin fisuras, solo faltó conectar con los goles de Diego Costa. Y el equipo lo hizo. La receta funcionó y Mourinho volvió a levantar una Premier. Este verano con menos movimientos de los que se esperaba, el entrenador portugués ha querido mantener el bloque que le hizo campeón. Tan solo una incorporación de renombre, la de Falcao. El colombiano, tras una cesión con más pena que gloria en el Manchester United tendrá a las órdenes de Mourinho una segunda oportunidad de triunfar en el fútbol inglés. Su rendimiento, una incógnita. En el capítulo de bajas, una muy sensible. La de Petr Cech, héroe del pasado gran Chelsea de Mourinho. Su baja la ha suplido Asmir Begovic, que llega para competir con Courtois, aunque el belga tiene el puesto garantizado, por ahora. La llegada de los dos jóvenes brasileños Kenedy y Nathan también es una incógnita, lo mismo que su futuro más inmediato. Hasta el próximo día uno de septiembre tiene el entrenador del Chelsea para reforzar el lateral zurdo tras la vuelta de Filipe Luis al Atlético de Madrid.

En el apartado deportivo, pocos cambios respecto a la temporada pasada. El equipo va a seguir la misma dinámica y el juego los mismos patrones. Un equipo duro y aguerrido con un ataque mortal. Se espera que Hazard de un paso adelante y se convierta en una de las grandes estrellas del mundo del fútbol aportando más importancia y goles al equipo. Un aspecto que descargará a Diego Costa de la taera de hacer goles. La segunda línea es clave este año para Mourinho. Los goles no se pueden basar en el acierto del delantero español. Jugadores como Cesc, Hazard, Oscar o Willian tienen que tener un número mayor de goles en su casillero. De esta manera, y si Mourinho sigue manteniendo en pie su fortaleza defensiva, el Chelsea seguirá siendo el mismo equipo competitivo de la temporada pasada. Será difícil arrancarle puntos a los londinenses que tienen también como objetivo dar una mejor imagen en Europa.

Manchester City

Se esperaba un verano mucho más movido en el Etihad Stadium. Todo el mundo se esperaba que tras la pasada campaña, Pellegrini fuese cesado y otro entrenador ocupara su puesto en el banquillo. Pero los dueños del City le han dado una oportunidad más. Ha pesado mucho el título conseguido hace dos temporadas. El año del City ha sido para olvidar. No ha cumplido en ninguna de las competiciones que ha disputado. En las copas nacionales no dio la talla y la Copa de Europa se le quedó grande cuando el Barcelona se puso por delante. En la liga, tan solo compitieron hasta enero. A partir del nuevo año pasaron unos meses muy malos, en los que llegó a peligrar la Champions. Al final, acabaron bien y Pellegrini salvó su cuello.

Los de Manchester tampoco se han movido en exceso este mercado. Pero el gran fichaje que han hecho ha sido el más sonado en Inglaterra. Uno de los más caros de la historia. Sterling le ha costado al Manchester City más de 62 millones de euros. Ahora falta ver cual es el rendimiento del inglés y en que posición le ubica Pellegrini. Porque Sterling es un extremo puro, de los que juegan pegados a la cal. Pero la temporada pasada acabó muy bien jugando por dentro, casi por detrás del delantero. Dio velocidad al juego del Liverpool y nutrió de balones a los delanteros reds. El otro fichaje ha sido el de Fabian Delph, uno de los jugadores que más ha gustado esta temporada en Inglaterra. En el Aston Villa le pueden agradecer mucho su trabajo ya que gran parte de la culpa de que no bajaran la tuvo el mediocentro que ya es un fijo en las convocatorias de la selección inglesa.

El City lo tiene todo para triunfar en la Premier. Lo primero que tiene que hacer el equipo, y aquí es donde se verá la mano de Pellegrini, es corregir los errores que les hicieron no ser regulares el año pasado. Volver a recuperar la fortaleza defensiva es uno de los primeros objetivos. Para ello, el City espera a que durante los últimos días del período de traspasos se pueda dar la oportunidad de firmar un gran central como Otamendi. Como segundo objetivo, el entrenador chileno tiene la tarea de encajar todas sus piezas ofensivas. Darle un papel importante a Sterling sin quitarle protagonismo a Silva y Agüero.

Arsenal

Si la liga se ganara por la confianza inicial, el título lo levantaría el Arsenal. El inicio ha sido el soñado. Han conseguido la Community Shield ante el Arsenal siendo un equipo que demostró saber competir en las grandes ocasiones. En Wembley el Arsenal demostró que está preparado para cotas más altas. Las dos últimas temporadas han sido los reyes de la copa pero ahora quieren dar un paso más. Arsena Wenger sabe que es el momento. El equipo ha ido trabajando una manera de jugar con menos defectos defensivos que los últimos años. El último tramo de la pasada temporada el Arsenal dio un giro a su fútbol. El equipo se juntó más, estuvieron todos más cerca, concedieron menos espacios a los rivales y salieron a la contra con más peligro. Sin dejar de lado el gusto por el toque que siempre ha caracterizado a Wenger, el Arsenal ha dado un paso atrás para después salir a la contra. Y parece que funciona. Falta subsanar el defecto que ha tenido el Arsenal durante demasiadas campañas, la irregularidad.

Los londinenses con esta manera de jugar y de plantear los partidos, si consiguen ser regulares, les puede funcionar muy bien y pueden optar seriamente al título. El verano ha servido para cerrar un debate que ya llevaba tiempo rondando por las áreas del Emirates, el de la portería. Con el fichaje de Cech, Wenger cierra la portería y da un plus de seguridad a su equipo.

Manchester United

Tras una temporada muy irregular y en la que le costó mucho arrancar, es el momento de que el Manchester United vuelva a ser parte de lo que fue. El verano ha sido movido en las oficinas de Old Trafford. Hasta el momento los ingleses se han movido bastante bien, dejando escapar pocos objetivos y cubriendo zonas del campo donde el equipo estaba muy debilitado. En defensa, uno de los puntos clave era el lateral derecho. Tras descartar a Clyne, el United ha firmado a Darmian, uno de los laterales diestros con más “novias”. Donde se ha movido muy bien el Manchester ha sido en el centro del campo. Desde hace varios años el club necesitaba mejorar la medular y este verano lo ha hecho con una gran inversión. Un jugador contrastado como Schweinsteiger al que aún le quedan varios años de fútbol y un futbolista más joven pero que ha demostrado con creces su gran nivel en el Southampton, Morgan Schneiderlin. Además, hay que destacar el fichaje de Memphis Depay, un diamante por pulir y al que hay que ver como se adapta a la Premier. Además, Van Gaal se ha cubierto las espaldas con el fichaje de Romero por si De Gea se va finalmente. También ha habido salidas sensibles como la de Dí María que ha dejado 63 millones en las arcas, la de Van Persie, Falcao y Nani.

Al United aún le queda tarea en el mercado. La prioridad es reforzar el equipo con uno o dos jugadores de ataque y un central de nivel contrastado. El que más gustaba era Ramos pero una vez firmada su renovación, Otamendi es el jugador que más suena en Manchester. Ahora falta que todas estas piezas encajen en el siempre exigente sistema de Van Gaal que lo primero que quiere hacer es evitar la sangría de goles que sufrió el equipo durante los primeros meses de la temporada pasada. Falta también que los importantes nombres firmados durante el periodo de traspasos se adapten rápido y empiecen a dar su mejor nivel. Solo así el Manchester podrá optar a pelear el título. Poe ahora, el primer objetivo es la previa de la Champions. El United no puede pasar un año más sin estar en la máxima competición europea.

Liverpool

Tras la mala temporada cosechada. Este año el Liverpool empieza como tapado. El Liverpool ha cuajado una temporada muy por debajo de sus posibilidades. En verano del año pasado se preveía que los de Rodgers volverían a encandilar a sus aficionados pero decepcionaron en Europa, dos veces, en Champions y luego en la Europa League. Y además, estuvieron muy irregulares en la Premier. El resultado, una temporada que acabó con muchas incógnitas acerca del futuro a corto plazo del club. Con el objetivo de volver a poner al Liverpool donde se merece, el club ha vuelto a gastar una gran cantidad de dinero en reforzar la plantilla. Se repite el guión del verano pasado. Venta del jugador franquicia del club, este verano ha sido Sterling y el otro Suárez y llegada de muchas caras nuevas que tendrán que adaptarse al club. Milner, Bogdan, Inngs, Joe Gomez, Clyne, Firmino y Benteke. Muchas caras nuevas, y sobre el papel, grandes fichajes. Jugadores que pueden darle un salto de calidad al equipo y devolver al Liverpool a la pelea por la Premier League.

El gran trabajo lo tiene Rodgers que debe encajar las nuevas estrellas en su sistema. Benteke y Firmino le pueden dar muchas cosas a este nuevo Liverpool, pero primero deben pasar el período de adaptación, sobre todo el brasileño que llega de una liga diferente. El delantero belga es la gran esperanza de Anfield para este año. Junto con Sturridge y los dos a gran nivel pueden formar una de las mejores parejas de ataque de la Premier. En ataque los de Liverpool tienen mucha calidad y variedad, es trabajo del entrenador encajar a todos esos grandes futbolistas y hacerlos funcionar para el bien del equipo.

Artículos destacados

Comentarios recientes