Las grandes cagadas de Football Manager

El juego Football Manager parece ser un excelente termómetro para medir la evolución de los jugadores, pero como vamos a comprobar, no siempre acertó.

Hace pocos días se publicó la lista de las mejores promesas de futuro de Football Manager 2015, una relación de jugadores que no pasó desapercibida para aficionados y ojeadores de todo el mundo que consideran las calificaciones y expectativas del juego como uno de los métodos más fiables del mercado. Pero ojo, Football Manager también se equivoca, y aunque de vez en cuando acierta de lleno, las diferentes ediciones del juego también están repletas de fiascos.

Miles de jugadores de Football Manager 2008 terminaron valorando el talento de Aarón Ñiguez. Muchos de ellos alargaron sus partidas durante seis temporadas y contemplaron como Maracaná se rendía a la estrella de la selección española en el mundial de fútbol. En solo seis años el canterano valencianista había quemado etapas de forma muy rápida y no era raro verle en la alineación titular del Inter de Milán, el Barcelona o el Real Madrid. Su talento como segundo delantero era indiscutible en la mayoría de partidas, y su eficacia de cara a portería casi infalible. Un habitual de la selección nacional e incluso en algunas partidas el hombre elegido para cambiar la historia del fútbol español, pero evidentemente Football Manager se equivocaba. Aarón nunca llegó a jugar 100 partidos con la roja en la realidad (hasta el momento no disputó ninguno) y su cifras de goles nunca dejaron una cifra superior a los 5 goles por temporada. Aquella estrella se perdió en los mundos virtuales.

Pero vayamos atrás en el tiempo, concretamente al Football Manager 2006. Celsinho lo tenía todo a los 16 años, edad ideal para explorar el football manager por cierto. No sabemos si el brasileño era aficionado a hacerlo, pero de ser así hubiera disfrutado mucho al comprobar como su nombre aparecía en poco tiempo en las agendas de todos los grandes de Europa. Poseía condiciones innatas e incluso un nombre mediático y con gancho; el juego le catalogaba como el nuevo Ronaldinho y en la actualidad sería uno de los jugadores más cotizados del mundo. Pero volvamos a la realidad y veamos la gráfica con la progresión de su valor de mercado. Podemos entender que Football Manager patinó y mucho con él.

Pero no desesperemos porque tenemos más. Charisteas es uno de los futbolistas fetiche para cualquier buen aficionado al Football Manager. Sus goles en la Eurocopa de 2004 le convirtieron en el icono inolvidable del fútbol modesto, y por supuesto Football Manager se enamoró de él. Cierto que estamos hablando de un delantero con una carrera más que aceptable, pero en un alto porcentaje de partidas el griego se convertía en una especie de Ibrahimovic, moviendo cantidades desorbitadas de dinero y salvando a los grandes de cualquier liga. Vale, Charisteas nunca dejó de ser un futbolista ligado al romanticismo, pero Football Manager le quería demasiado. Más entendible es el caso de Aquino en las ediciones de 2008 y 2009 ¿Quien no hubiera confiado en él? y es que Football Manager también se deja llevar en ocasiones por el humo de la realidad, y aunque los encargados de asignar los atributos de los jugadores son excelentes profesionales, a veces también se dejan llevar por lo que leen en los periódicos. Aquino era el jugador que debías tener en tu equipo si querías marcar época, como se afirma en algunos foros dedicados al juego, el nuevo Silva.

En aquellos años el fútbol francés aspiraba a reconstruirse, y cualquier experimentado manager sabía que contar con los servicios de Henri Saivet le garantizaría como mínimo un suculento traspaso en el futuro. Sus etapas en el juego también se quemaban muy rápido, hasta el punto de que en poco tiempo el aprendiz terminaba relegando a la suplencia al maestro, en este caso nada menos que Thierry Henry. Pero como podemos comprobar la promesa se quedó en ello en la vida real. Ganó el campeonato de Europa Sub 17 con Francia pero ha terminado jugando con Senegal. No es Henry. Otro futbolista con el que el Football Manager fue generoso durante muchos años fue Freddy Adu, por supuesto. Si eres un fanático que vuelve a jugar con ediciones pasadas del juego no dudes en ficharlo, podría regalar joyas como esta.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=Y-PVX5GF-do]

Terminaremos siendo generosos y reconociendo que el juego también destacaba a futbolistas como Alexis Sánchez o Gareth Bale en sus primeras ediciones. Football Manager sigue siendo el mejor simulador de gestión futbolística, pero no siempre es oro todo lo que reluce.

Artículos destacados

Comentarios recientes