Florentino no soporta a las leyendas madridistas

Casillas deja el Real Madrid por la puerta de atrás como ya hicieran otros muchos ídolos madridistas con Florentino Pérez al mando

Iker Casillas ya es futbolista del Porto, se acabó el culebrón que esta semana ponía al Real Madrid todos los días en portada. De nuevo, un icono madridista se marcha de Chamartín por la puerta de atrás y ya son unos cuantos durante las dos etapas de Florentino Pérez como máximo mandatario del club, algo que contrasta notablemente con lo que ocurre en el eterno rival, el Barcelona, que ha despedido con honores a dos ídolos azulgranas como Carles Puyol y Xavi Hernández. Y es que parece que Florentino no soporte a las leyendas madridistas a pesar de rescatar en su día a Alfredo Di Stéfano del ostracismo.

Embed from Getty Images

En 2003 el Real Madrid de Florentino levantaba su segunda Liga después de hacerse con la Champions League un año atrás, era el mejor momento de los famosos 'Galácticos' y parecía que la cosa no había hecho nada más que empezar. Pero el máximo mandatario madridista creyó conveniente un nuevo cambio en el club y en la misma noche que se celebraba la 29ª Liga del club le comunicaba al técnico Vicente del Bosque que no continuaría por unas razones un tanto difusas, llegándose a apuntar que los motivos no eran sino estéticos. De esta forma y de un plumazo Florentino terminaba con 35 años de dedicación interrumpida al Real Madrid como futbolista, ojeador y entrenador de una figura que hoy parece no haberse reconciliado todavía con la institución y mucho menos con el actual presidente.

Aquel mismo verano abandonaba Chamartín también con polémica el que fuera capitán del equipo y estandarte de la zaga madridista, Fernando Hierro. Después de 13 años como madridista, el central vio cómo el club decidía no renovar su contrato, lo que levó a un centenar de aficionados merengues a manifestarse frente al estadio con el fin de que Florentino Pérez y Jorge Valdano recapacitaran la decisión, pero nada cambió y Hierro firmó por el Al-Rayyan de Catar, siendo uno de los pioneros en vivir el retiro en los emiratos a pesar de que un año después ficharía por el Bolton. Tras colgar las botas en 2005, el Real Madrid sí que le realizó un homenaje haciendo el saque de honor en un derbi madrileño y entregándole una camiseta conmemorativa, pero nada más.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=qYEcao5t7uI]

Pero si hubo una leyenda la pasada década en el club blanco ese fue Raúl González. Después de batir multitud de récords como los de ser el futbolista con más partidos y más goles en la historia del Real Madrid, al '7' del Real Madrid no le perdonaron los 33 años de edad y su rendimiento sobre el césped comenzaba a decaer más y más, llegándose a decir que era un estorbo para el equipo que estaba diseñando Florentino Pérez, que había regresado a la presidencia del club un año atrás. De la misma forma que Casillas, al que fuera capitán blanco se le facilitó la salida al Schalke 04 y no se le realizó ningún homenaje hasta dos años más tarde, disputando un partido en su honor.

Ahora ha sido el turno de Iker Casillas. Lo ideal hubiera sido que se marchara la pasada campaña por todo lo alto después de haber levantado la Champions League o continuar en el club hasta su retiro asumiendo un rol más secundario para dar paso a generaciones más frescas, como ha hecho este curso su amigo Xavi en Barcelona, pero presidente y jugador se han equivocado. Casillas abandona el club donde ha estado los últimos 25 años el día antes de comenzar la pretemporada, por la puerta de atrás. Supuestamente ha rechazado un homenaje por parte del Real Madrid puesto que todavía sigue en activo, así que veremos qué ocurre cuando cuelgue los guantes esté o no Florentino al mando de la entidad.

Artículos destacados

Comentarios recientes