Anécdotas históricas de la Copa América

Repasamos algunas de las mejores anécdotas que nos ha dejado la Copa América a lo largo de sus casi 100 años de historia.

La Copa América 2015 comienza a llegar a su fin una vez que ya se están definiendo quiénes serán los cuatro semifinalistas del torneo. Esta competición es una de las más antiguas y longevas que todavía quedan en el fútbol mundial, casi un siglo de historia que, como no podía ser de otra forma, se encuentran plagados de grandes hazañas y anécdotas. Repasamos algunas de las más peculiares antes de despedirnos de la edición de este año, que todavía busca un campeón.

En 1916 vio la luz una competición que disputarían las principales selecciones de sudamérica. Los países latinoamericanos se preparaban para celebrar los 100 años de su independencia, aunque la autonomía se dio en diferentes momentos para cada uno, se consiguió más o menos de manera escalonada desde la revolución iniciada por Simón Bolívar. Así, Argentina incluiría dentro de sus conmemoraciones un torneo de futbol denominado Campeonato Sudamericano de Selecciones. El naciente torneo originó también la creación de la Confederación Sudamericana de Futbol (CONMEBOL); las selecciones de Argentina, Uruguay, Chile y Brasil, fueron las primeras en contender por el trofeo y a la vez se convirtieron en fundadoras de dicho organismo. Desde entonces, este torneo no ha estado exento de situaciones peculiares.

Embed from Getty Images

· De aficionados a vestir la albiceleste

En su primera edición de 1916 en Argentina, el equipo anfitrión estuvo en peligro de ser descalificado por no completar a su equipo. Eran otros tiempos en los que no se permitían cambios y no se acostumbraba a convocar reservas, en el último momento, algunos jugadores argentinos avisaron que no podrían participar en el torneo. Ante el nerviosismo y desesperación del técnico, finalmente el equipo se completó con algunos de los espectadores que habían asistido a presenciar el partido inaugural.

· Cuando el triunfo es regresar a casa

Las circunstancias de viaje a principios de siglo XX eran muy diferentes a las actuales y cada largo desplazamiento era una auténtica travesía. En 1919 Brasil sería la anfitriona del torneo, por lo que la mayoría de las selecciones llegaron al país carioca en tren. La Copa se desarrolló sin contratiempos y los brasileños se declararon campeones. Durante el regreso a casa de la selección chilena, una tormenta de nieve bloqueó las vías mientras estaban en Argentina y, al carecer de recursos para hospedarse en un hotel, decidieron seguir el viaje en mulas para de esta manera cruzar los Andes. Cuarenta días después de haber salido de Brasil llegaron a la capital chilena de Santiago, presumiendo de salir campeones de una verdadera travesía.

· Los penaltis de Palermo

Una anécdota mucho más contemporánea fue la sucedida en la edición de 1999 en el encuentro que enfrentó a Argentina y Colombia. Las circunstancias del partido llevaron al arbitro a señalar tres lanzamientos desde el punto de penalti, todos a favor de los albicelestes, todos cobrados por Martín Palermo y también todos fallados. Situación inédita en el fútbol mundial, que convierte al jugador en el personaje en fallar mayor numero de penaltis durante un mismo partido de 90 minutos. Mal día para ser Palermo.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=RRxwOFnMUXc]

Artículos destacados

Comentarios recientes