Florentino y la eterna búsqueda del 'Ferguson madridista'

El presidente del Real Madrid sigue sin encontrar ese técnico marca de la casa que forme parte del escudo del club, ¿lo será Rafa Benítez?

Rafa Benítez fue presentado por Florentino Pérez como entrenador del Real Madrid. El nuevo capitán del navío blanco llega con la misión de retomar el vuelo y regresa a Valdebebas 20 años después de haber hecho las maletas, un madridista confeso que no ha podido evitar que se le saltaran las lágrimas durante su acto de presentación. El técnico español es, quizás, el enésimo intento de un 'Ferguson madridista' que propone Florentino, siendo este quizás el único logro que le falta como máximo mandatario del club blanco.

Embed from Getty Images

Este tipo de entrenador, una rara avis en los banquillos españoles y más en uno tan ardiente como el del Real Madrid, ya tuvo un precedente en Chamartín: Miguel Muñoz. Tras pasar la mayor parte de su carrera como futbolista vestido de blanco, su destino parecía claro un año después de colgar las botas. En 1959 Santiago Bernabéu, espejo en el que Florentino Pérez siempre se mira al frente del club blanco, le confió la batuta del entonces vigente campeón de Europa y ese mismo año Muñoz le correspondió reeditando el título continental, siendo este el primero de sus 15 años ininterrumpidos al frente del Real Madrid en los que logró 9 Ligas, 2 Copas del Generalísimo (Copa del Rey), 2 Copas de Europa y 1 Copa Intercontinental.

Desde que Florentino Pérez llegara a la presidencia merengue en el año 2000, siempre ha soñado -además de con los títulos- con tener su Miguel Muñoz, un Ferguson a la madrileña en otros términos. Un técnico made in Real Madrid en el que confiar vayan bien o mal las cosas, de los que resulta más fácil sustituir a los once futbolistas que hay sobre el césped que cambiar a quien los dirige desde el banquillo; un entrenador que sepa lo que significa el escudo madridista y tenga los recursos para combatir por él.

No han sido pocas las veces que el presidente madridista ha intentado contratar un nuevo inquilino a largo plazo para el banquillo de Chamartín y finalmente no le ha terminado convenciendo. Tuvo una oportunidad de oro con Vicente del Bosque, un hombre de la casa que estaba logrando un palmarés envidiable al frente del club, pero acabó decantándose por la 'cara bonita' de Carlos Queiroz, una decisión fatal. Trató de remendar la falta de mano dura del portugués contratando a otro madridista confeso como José Antonio Camacho, se especuló con que podría ser el nuevo Miguel Muñoz, pero el vestuario fue más fuerte que él y presentó su dimisión a los pocos meses. Desde entonces, Florentino zozobró y se zarandeó por el mar de la improvisación hasta ahogarse en él en 2006 presentando su dimisión como máximo mandatario.

Embed from Getty Images

La contratación de Manuel Pellegrini a su regreso no fue más que un parche hasta que Jose Mourinho aceptara marcharse del Inter de Milán una vez ganara la Champions League con ellos. El luso ha sido lo más parecido a un Miguel Muñoz de lo que ha podido gozar Florentino Pérez, tres años en el banquillo que constituyen casi una cifra récord bajo su mandato, pero el vestuario pudo más que él dejando paso de esta forma a Carlo Ancelotti.

El italiano fue etiquetado en varias ocasiones como un Ferguson madridista por el propio Florentino. Su primer gran año y su buena sintonía con los jugadores hacían presagiar que así sería, y su imagen cantando a pleno pulmón el himno de la Décima le daba al técnico el toque merengue que le faltaría al ser foráneo, pero un curso en blanco fue superior a la paciencia del presidente. Ahora, con Rafa Benítez, se repite la misma búsqueda que el máximo mandatario blanco lleva a cabo desde su llegada, ¿será por fin el técnico deseado?

Artículos destacados

Comentarios recientes