Dos ciudades y un ascenso

Middlesbrough y Norwich City se jugarán el lunes un puesto en la Premier League 2015-16. El Boro es dirigido por Aitor Karanka. Analizamos a los dos equipos

90 minutos pueden hacerse muy cortos, o muy largos. Pueden significar la gloria, o el infierno. Eso es una final. 90 minutos por todo o nada. Igual es una final en Wembley, en un Mundial, una Copa de Europa o en una categoría regional. Da igual lo que un equipo se juegue. Un ascenso, un descenso o un título, son 90 minutos a vida o muerte. Un partido así siempre es especial, atrae a la afición sean cual sean los rivales y sea cual sea el premio que se entregará al final de los 90 minutos.

El lunes, Middlesbrough y Norwich City vivirán uno de esos partidos que nunca se olvidan. Afición y jugadores siempre tendrán en su memoria el partido que empezará el lunes a las 15:00 en Wembley. Pase lo que pase, para unos buenos y otros no tanto, no lo olvidarán, porque lo que se vive en un partido como el del lunes. Dos ciudades pelearán por un ascenso desde las gradas de la catedral del fútbol mundial, Wembley. Mientras, en el césped, sus equipos se jugarán una sola plaza en la mejor liga del mundo, la Premier League.

Subir y llegar a competir en la liga inglesa es dar un paso enorme en cuanto a crecimiento de club. Norwich y Middlesbrough pelearán el lunes por los beneficios que da jugar en la Premier League. El que suba recibirá 85 millones durante la próxima temporada aunque acabe como último clasificado. Si eso pasa, y baja de nuevo a la Championship, durante 4 años recibiría un total de 100 millones como pago “paracaídas”.

Middlesbrough

Hace seis años el “Boro” se despedía de la Premier League tras una temporada muy mala en la que acabaron en la posición número 19. Gareth Southgate no pudo mantener al equipo a flote. Los grandes futbolistas de aquel conjunto, Downing, Adam Johnson y Tuncay Sanli no pudieron llevar al Middlesbrough a quedarse un año más en la máxima categoría del fútbol inglés. Tampoco estuvo a la alutra el delantero referencia del conjunto que había llegado un verano antes por 17 millones procedente del Hereenveen, Alfonso Alves. 4 goles solo, y 2 más del otro referente en ataque, Aliadiere, que había llegado del Arsenal. Cifras muy pobres para un equipo que quería quedarse en primera división. De aquella plantilla, tan solo sigue vistiendo los colores del “Boro”, Rhys Williams. Para otro futbolista de esa temporada también será especial el partido del lunes. Se trata de Gary O’Neil. La temporada 08/09 fue uno de los pesos pesados del Middlesbrough. Había llegado la temporada anterior y se convirtió en uno de los mejores del equipo del noreste de Inglaterra. El lunes vestirá la camiseta amarilla y verde del Norwich. Con 32 años, O’Neil jugará uno de sus últimos grandes partidos contra uno de sus ex equipos.

Las cosas han cambiado mucho a orillas del río Tees. Tras la época de Tony Mowbray, leyenda del equipo como jugador, en la que el conjunto había vagado por la zona media de la Championship sin acercarse demasiado a los puestos importantes, el invierno pasado llegó un entrenador que cambió la dinámica del club. El primer entrenador no británico que pasa por el banquillo de Middlesbrough. La llegada de Aitor Karanka al equipo fue una inyección para todos. Desde los jugadores hasta los aficionados pasando por todo el personal del club. 10 años atrás el Middlesbrough estaba disfrutando de una final europea y jugadores de gran nivel. Los últimos en la Championship habían sido muy malos. Había que cambiar de aires, y ese aire fue Karanka.

A su llegada el ex segundo entrenador del Real Madrid cambió los hábitos de trabajo. Cambió horarios de entrenamiento, días y metodología y le fue dando al equipo una identidad propia. Los primeros pasos se dieron durante la segunda mitad de la pasada campaña. Se fue construyendo un equipo que este verano mejoró con los fichajes y la “españolización” del vestuario. Durante el período de fichajes llegaron Damiá, Kike y Nsue, que se sumaron a Mejías y Ayala. En invierno, el Fulham cedió a Fernando Amorebieta al Middlesbrough. En total, 6 españoles en un vestuario donde siguen han sido aceptados por los ingleses. Karanka se ha beneficiado de su relación con Mourinho para llevar al Middlesbrough a los jóvenes talentos de la cantera blue. Dos de ellos han sido clave esta temporada. Omeruo se ha convertido en el jefe de la defensa y Patrick Bamford en el jugador revelación de la Championship. Con solo 21 años ha firmado 17 goles en liga ayudando al “Boro” a llegar hasta este punto.

Desde los últimos años de la década de los 90 cuando Ravanelli, Juninho, Emerson y compañía hicieron las delicias de la afición del “Boro” no se veía tan buen fútbol en el Riverside. Los aficionados están encantados con el nuevo Middlesbrough de Karanka y ven a su equipo como favorito para vencer al Norwich en Wembley y volver a la Premier League.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=AuB_eW80f6U]

Norwich City

La ciudad capital del condado de Norfolk, al este de Inglaterra, vivirá la final del play-off tras superar con mucha claridad al Ipswich Town. En la ida empataron a uno pero en Carrow Road acabaron con el Ipswich gracias a los tantos Hoolahan, Redmond y Jerome. Desde el castillo medieval de Norwich partirá la caravana “canarie” con dirección a Wembley para tratar de ser el jugador número 12 y darle a sus jugadores el apoyo necesario para vencer al Middlesbrough.

La Premier League no queda tan lejos. Hace dos temporadas “The Canaries” jugaron en la máxima categoría pero ni Chris Hughton ni finalmente Neil Adams pudieron sostener al equipo que cayó a la Championship. Una temporada en segunda y ya están a tan solo 90 minutos del glamour de la Premier League. El equipo ha cambiado bastante de un año a otro. Descender a la Premier League implica dejar marchar a los mejores jugadores de la plantilla. Así que en verano del año pasado el Norwich tuvo que decir adiós a sus jugadores franquicia, Leroy Fer, Robert Snodgrass y Pilkington. Además, también se marcharon hombres importantes en ataque como Ricky van Wolfswinkel y Johan Elmander, ambos cedidos por sus clubes. A pesar de ello, el Norwich hizo un gran trabajo reteniendo a jugadores como Redmond, Hoolahan, Rudy, Bassong, Johnson y Gary Hooper, todos hombres muy importantes para el éxito de este año.

Con el objetivo de volver a la Premier League cuanto antes, se decidió dar continuidad al técnico que había cogido las riendas del equipo durante los últimos partidos de la pasada temporada cuando se consumó el descenso. Neil Adams fue quien diseñó el equipo junto con el equipo de ojeadores pero un mal inicio de temporada condenó el buen trabajo realizado en verano. A pesar de ser un hombre de la casa, que había llevado a los juveniles a ganar la final de la F.A. Youth Cup y ser un ex futbolista que había vestido la camiseta en 182 ocasiones, le destituyeron en enero. Su sustituto fue un desconocido ex jugador escocés, Alex Neil, que estaba sorprendiendo en la Scottish Premier League con el modesto Hamilton Academical, equipo en el que había empezado siendo jugador-entrenador. Con 33 años, se convertía en el segundo entrenador más joven del fútbol inglés profesional.

Pasado el período de adaptación, la mano de Neil se empezó a notar. El escocés le dio al equipo una seguridad defensiva que antes no tenían. Esto, combinado con el potencial de este conjunto en ataque con futbolistas como Jerome, Hooper, Grabban y Johnson, era garantía de éxito. Así ha sido. “The Canaries” han finalizado terceros, a tan solo tres puntos del ascenso directo. El trabajo que se hizo durante el verano ha dado sus frutos. Se quería volver cuanto ante a la Premier y para ello se construyó un equipo con experiencia, con jugadores que conocen bien la máxima categoría del fútbol inglés. La llegada de futbolistas como Cameron Jerome, Carlos Cuéllar, Jos Hooiveld, Graham Dorrans, Gary O’Neil o Ignasi Miquel le han dado al equipo un salto de calidad y experiencia porque todos ellos proceden de la Premier League. Y esto puede ser un factor a tener en cuenta en la final del lunes. 90 minutos, dos ciudades, Wembley, y un ascenso por disputar. ¡Que ruede el balón!

Artículos destacados

Comentarios recientes