Caso Bale: las razones por las que los británicos no triunfan en España

Gareth Bale está siendo muy discutido en las últimas semanas, intentamos averiguar por qué a los británicos les cuesta tanto triunfar en España

Bale pasa por su peor momento en el Real Madrid Bale pasa por su peor momento en el Real Madrid

Gareth Bale está siendo uno de los jugadores más acusados por la afición del Real Madrid después de la derrota del pasado domingo en el Camp Nou, a estas alturas no es un secreto que el equipo blanco no ha conseguido rentabilizar al galés de la forma que esperaba. Repasamos algunas de las causas que pueden explicar la razón por la que a los jugadores británicos les cuesta tanto triunfar en España ¿Bale sufre el mismo síndrome?

2015 no le está sentando bien a Gareth Bale. Primero fue Cristiano Ronaldo quien le acusó de no mirarle en el campo y asistirle en situaciones de ataque peligrosas. El galés siguió trabajando y encontró el respaldo de la directiva, pero desde hace unas semanas la prensa ha comenzado a cuestionar su rendimiento y la rentabilidad de su fichaje. El precio que el Real Madrid tuvo que pagar por él le coloca en una situación comprometida ahora que los de Carlo Ancelotti no pasan por un buen momento. Bale demostró su mejor cara la pasada campaña en partidos importantes, cuando su velocidad y eficacia salvó al Madrid y le permitió conquistar dos trofeos importantes. Muchos valoraron en ese momento que precisamente los jugadores importantes están para marcar diferencias en ese tipo de encuentros, pero parece que este año algunos aficionados han olvidado aquella premisa.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=zbpnzG-nMrY]

Después de la final del mundial de clubes en Marruecos (en la que por cierto volvió a marcar), Bale no ha vuelto a ser el mismo. La ansiedad le puede y cada vez se entiende menos con sus compañeros. Y es que a los jugadores británicos siempre les ha costado demasiado adaptarse al fútbol español. Ocurrió con Steve MacManaman, con Michael Owen y también con David Beckham. Ninguno de ellos dio la verdadera medida de sus posibilidades, y si echamos una mirada a otros clubes y otros futbolistas, podríamos salvar a pocos jugadores en esta lista negra. Quizá Gary Lineker, que no lo hizo mal en un Barça problemático, o el inglés John Aldridge en la Real Sociedad, pero la tónica general del rendimiento de los futbolistas británicos ha sido discreta.

Existen varias razones que pueden haber sido decisivas en esta circunstancia, una de ellas es sin duda su adaptación a nuestro país. El fútbol británico ha sido importador más que exportador, y la fortaleza de la cultura inglesa hace que por ejemplo no les sea sencillo aprender nuestro idioma. Tampoco los horarios ni la forma en la que tratan los medios y los aficionados a los futbolistas ayuda; los británicos no están acostumbrados a los programas radiofónicos nocturnos ni a sentir el acoso permanente de los cazaautógrafos. La fiebre por el fútbol es similar en Inglaterra, pero no lo es el respeto a la figura de los jugadores, ya que en España las grandes figuras están más cercanas a ser estrellas mediáticas en todos los ámbitos que meros deportistas ¿Es por ello que jugadores latinos como Cristiano Ronaldo se adaptan mejor a nuestras rutinas que a las británicas? Sin duda. Los jugadores llegados de las islas suelen tener un carácter exquisito y en ocasiones no entienden las conductas cercanas a lo antideportivo la desorganización que existe en España en muchos aspectos. No es extraño que muchos futbolistas británicos huyan despavoridos tras conocer nuestro fútbol.

Por supuesto otro aspecto importante, el mayor de todos, es la diferencia de estilo. El juego inglés es más rápido y vertical, ideal para futbolistas como Gareth Bale, que no llegan a asimilar conceptos de juego como el que impera en España. No es el primer jugador al que le ha ocurrido, y por supuesto, en el caso de Bale existe un último capítulo que al menos en este momento le está haciendo mucho daño. El hecho de compartir equipo con una estrella internacionalmente consagrada como Cristiano Ronaldo le resta protagonismo y seguridad para intentar cosas nuevas, al margen de que hasta el momento le ha obligado a jugar en una posición que no es la ideal para él. Nunca como en este momento había quedado expuesto de forma tan manifiesta, pero puede que definitivamente Bale y Cristiano no sean tan compatibles como hemos creído en épocas anteriores. La capacidad del galés para hacer frente a todos estos contratiempos será vital para definir si su horas en el Real Madrid están contadas o por el contrario se convertirá en la gran excepción británica del fútbol español.

LA APUESTA del día

Fenerbahçe y Kayserispor jugarán mañana viernes, 20 de marzo de 2020, su encuentro correspondiente a la jornada 27 de la Superliga de Turquía

 

Artículos destacados

Comentarios recientes