¿Qué le pasa a los equipos ingleses en Europa?

Analizamos las posibles causas de los malos resultados que están cosechando los equipos de la Premier League en competición europea

No siempre son los mismos los que reinan. La corona siempre cambia de manos. En el fútbol también. El dominio del fútbol europeo ha ido cambiando de manos y en muchas ocasiones lo han tenido los ingleses. Pero ahora están muy lejos de alcanzarlo.

El fútbol inglés está sufriendo una durísima caída en Europa. Los conjuntos del país que inventó este maravilloso deporte ya no despiertan el temor de antaño. Aunque son cada vez más poderosos en cuanto a economía se refiere, los millones no marcan goles sobre el tapete verde de los estadios y los clubes ingleses han dejado de estar entre los candidatos a coronarse como reyes de Europa.

Esta semana pasada, Liverpool y Tottenham cayeron de la Europa League en la primera eliminatoria. Arsenal y Manchester City tienen muy difícil pasar a cuartos de la Champions tras perder sus partidos de casa en el encuentro de ida. Solo el Chelsea y el Everton aguantan vivos en Europa, y los de Mourinho aún tienen que hacer bueno el 1-1 conseguido en París en el partido de Stamford Bridge.

Echando un vistazo atrás , las últimas temporadas han estado llenas de tristes actuaciones de los equipos ingleses en las competiciones europeas, a excepción de lo que ha hecho el Chelsea. El último gran año de los británicos en Europa fue la temporada 2007-2008. Manchester United y Chelsea se enfrentaron en la final de la Copa de Europa que acabarían ganado los diablos rojos desde los once metros. Una edición más tarde, los de Ferguson volverían a la final de la Copa de Europa, esta vez en Roma. Los equipos ingleses coparon las semifinales de aquella temporada ya que Arsenal y Chelsea cayeron a manos de los dos finalistas, los de Manchester y el Barcelona de Guardiola.

A partir de este momento, tan solo el Chelsea ha llevado la bandera de Inglaterra por Europa. Los londinenses se proclamaron reyes de Europa en el Allianz ante el Bayern en la final de 2012. Un año más tarde, con Benítez en el banquillo volvieron a levantar un trofeo europeo, la UEFA Europa League. El año pasado también fue el Chelsea el que llevó el nombre de la Premier por Europa llegando a las semifinales de la Champions. Analizamos ahora está siendo la temporada europea para los equipos ingleses.

Arsenal

El partido de la semana pasada ante el Monaco puede suponer el fin de una era, la de Wenger. Tras cambiar de estrategia hace dos veranos y pasar de vender las estrellas que fabricaba a adquirir grandes jugadores, el plan no ha salido como se esperaba. Los resultados, los mismos, un equipo incapaz de ser campeón. Al final de la temporada pasada se vieron algunos aspectos positivos con la conquista de la F.A. Cup pero tras el verano todo se ha diluido a pesar del gasto en hombres como Alexis, Welbeck o Chambers. El Mónaco le sacó los colores a los londinenses con un partido planteado a la perfección que los jugadores del cuadro monegasco superaron físicamente a los ingleses. Un resultado que deja al Arsenal otra vez fuera de los cuartos de final de la Copa de Europa. A pesar de que en la Premier el equipo sigue en puestos de Liga de Campeones, la plantilla puede dar para mucho más.

Manchester City

[video:https://www.youtube.com/watch?v=NXUVZhQGPvM]

Mismo rival, mismo escenario, mismo guión que el año pasado. Otra vez el Barcelona y otra vez en octavos. La ida en el Etihad y la vuelta está casi solucionada. Los catalanes tienen pie y medio en la próxima fase después de pasarle por encima al City en una grandísima primera parte. Las cosas pintan muy mal para los de Pellegrini de cara a la vuelta en el Camp Nou. El Barcelona llega muy bien al partido y tiene en mente la final de Berlín. No desaprovecharan la ventaja en el marcador. Para el City, la temporada está muy complicada, a cinco puntos del líder en la Premier, este final de temporada le va a ser muy difícil a Pellegrini justificar la enorme cantidad de dinero invertida en jugadores como Mangala o Bony. Puede ser el final de su etapa en el banquillo del Etihad.

Chelsea

La excepción. Es el único equipo ingles que consigue mantenerse todos los años en la élite del fútbol europeo. Un equipo hecho para ganar antes que para deslumbrar con su juego. Esta temporada tienen que hacer bueno el empate a uno cosechado en París ante uno de los “cocos” de la competición, el PSG. Los de Mourinho, que la semana pasada ya festejaron el primer título de la temporada, la Capital One Cup tienen entre manos un final de temporada muy bonito. Con cinco puntos de ventaja sobre el City, la Premier está cerca y en la Champions nadie quiere enfrentarse al rocoso equipo del entrenador portugués que quiere ganar un título europeo con el Chelsea, su asignatura pendiente.

Tottenham, Liverpool y Everton

[video:https://www.youtube.com/watch?v=GsPJdDL7M6M]

Los tres equipos ingleses que competían en la Europa League eran candidatos a todo antes de disputarse los dieciseisavos de final. Liverpool y Tottenham eran dos de los rivales ante los que nadie quería enfrentarse en esta primera ronda. Ambos han decepcionado. El Liverpool, que venia de la Champions, cayó ante el Besiktas en los penaltis después de empatar a uno los dos partidos. Gran decepción para un conjunto que tiene una plantilla con la que se podría aspirar a conseguir este título. Por su parte, el Tottenham cuajó un muy mal partido en Florencia y los goles de Salah y Gómez les apearon de una competición en la que siempre son favoritos pero nunca lo demuestran. El único representante inglés que queda vivo en la segunda competición europea es el Everton de Roberto Martínez que no tuvo ningún problema para deshacerse del Young Boys suizo.

Artículos destacados

Comentarios recientes