Premier League: derechos televisivos, cantera en peligro

La Premier League ha revolucionado el fútbol europeo con su nuevo contrato televisivo, pero tiene daños colaterales. Los analizamos

Una vez más, la Premier League ha dado un paso de gigante para conservar el cetro de mejor liga del mundo. Esta vez no ha sido en el césped, ni en las gradas, esta vez, en el medio de comunicación más importante y con más audiencia, la televisión.

Los contratos de los derechos televisivos son uno de los aspectos más importantes del fútbol actual. Quizá los aficionados de a pie, aquellos que, con toda la razón del mundo, solo le dan importancia a lo que pase cada domingo en el césped, no tengan esta percepción, pero para los clubes y las organizaciones de las ligas, los derechos televisivos son primordiales. La guerra por conseguir estos derechos la libran los diferentes grupos de comunicación conscientes del tirón de audiencia que acaparan las ligas de fútbol en Europa así como los torneos internacionales.

En este complicado mundo de los derechos televisivos, que afectan de manera importante a los presupuestos de los clubes, la Premier League ha vuelto a ganar por goleada a las demás ligas del viejo continente. El campeonato inglés ha firmado un nuevo contrato televisivo por el que vende sus derechos a Sky Sports y BT Sports por 5.136 millones de libras, al cambio, 6.900 millones de euros. Un contrato con el que la Premier mejora sus cifras en un 70% ya que pasa de los 3.038 millones de libras que recibía por la venta de sus derechos a los 5.136 que cobrará a partir de la temporada 2016-2017, cuando entrará en vigor el nuevo acuerdo. Hoy en FutbolPrimera desgranamos esta espectacular venta y analizamos como afectará al fútbol inglés.

Claves de la venta y el reparto

El nuevo contrato con los dos grupos de comunicación, Sky Sports y BT Sports permitirá la retransmisión de 126 partidos en directo por medio de Sky Sports, que se encargará de los partidos jugados de viernes a lunes, mientras que BT ofrecerá los otros 42 que serán los sábados y otros días entre semana.

El acuerdo se ha cerrado por tres años y empezará con la temporada 2016-2017. Esto le generará unos ingresos de 6.900 millones de euros a la Premier League. Según un comunicado de la cadena Sky Sports, el medio de comunicación pagará 1.400 millones de libras por año por cada uno de los tres años del nuevo acuerdo, lo que representa un 83% de aumento sobre el costo del contrato existente. Así, cada uno de los partidos que se retransmitan a partir de la temporada 16-17 costará unos 13 millones de euros.

Por otra parte, la distribución de los ingresos millonarios por esta venta tendrá un reparto aún más igualitario que el que hoy por hoy existe en la Premier League. El 50% de los ingresos totales serán repartidos de forma equitativa entre todos los equipos participantes. Un 25% corresponderá al llamado merit-based que dependerá de la posición en la clasificación del año anterior. El 25% restante se distribuirá en forma de “tasa de instalaciones” de acorde con el número de partidos televisados, un aspecto donde también entra la parte de la audiencia, a cuanta más audiencia generada, más pellizco de este 25%.

Beneficio para los clubes

Los dueños de los clubes ingleses han celebrado por todo lo alto este acuerdo ya que a partir de la temporada que arranque en 2016, los equipos ingleses tendrán una enorme subida en cuanto a su presupuesto. Para estudiar como se incrementarán los ingresos de los clubes ingleses tan solo hay que ver lo que ganaron cada uno de ellos la temporada pasada. El Liverpool fue el equipo que más dinero ingresó por los derechos televisivos ya que a sus arcas llegaron 97.5 millones de libras. En el lado opuesto, el equipo que menos ingresos generó fue el Cardiff City que recibió 62.1 millones de libras, mucho más de lo que gana cualquier equipo de la liga española que no sean Madrid o Barcelona.

Con este mismo ejemplo del Cardiff y el Liverpool, gracias al nuevo contrato, el Liverpool percibiría 151.6 millones de libras en la temporada 2016 y el Cardiff City, 92.4 millones de libras, algo muy lejos de lo que pueden llegar a cobrar los clubes españoles.

Este nuevo contrato hará que los clubes ingleses den un nuevo paso adelante en cuanto a potencial económico ya que el peor pagado de la Premier League estará recibiendo una cifra similar a la recibida por Madrid y Barcelona. Con estos nuevos ingresos los equipos de la Premier serán los grandes dominadores del mercado ya que podrán hacerse con los mejores jugadores porque los clubes de las ligas europeas no podrán competir ni con los precios ni con los salarios ingleses.

Son muchas voces las que destacan que es el momento de que la Premier League obligue a los clubes a rebajar el precio de las entradas ya que la media de la entrada más barata oscila entorno a los 38 euros y la más cara está cercana a los 78 euros. Los aficionados ingleses quieren que con este aumento de los ingresos por los derechos televisivos los clubes posicionen los precios de sus entradas a la altura de la liga BBVA (entre 33 euros y 165 euros) y si puede ser, como en la Bundesliga donde los precios están entre los 14 y los 64 euros.

Dudas en el fútbol inglés

Las dudas se centran en no saber que va a pasar con el producto futbolístico autóctono inglés, es decir, en el papel de las, hasta ahora, prolíficas canteras de Inglaterra. La lluvia de millones que va a caer sobre el fútbol ingles preocupa a muchos de los dirigentes de la federación porque tienen la impresión de que con estos nuevos ingresos los clubes van a potenciar más la llegada de los jugadores de fuera, y así dejando de lado el fútbol base inglés.

La federación se ha gastad muchos millones en los últimos años para promocionar el fútbol base y a pesar de ello siguen sin verse los resultados. La selección de los Tres Leones sigue fracasando en cada torneo internacional en el que participa y el número de minutos disputados por los jugadores ingleses en la Premier League sigue bajando año tras año. Desde que llegó Greg Dyke a la presidencia de la F.A. en 2013, el máximo organismo del fútbol inglés se ha centrado en averiguar el porque del fracaso de la selección y las principales conclusiones apuntan al periodo formativo que abarca entre los 18 y los 21 años, el período en el que los jóvenes jugadores pasan de competir con los juveniles a hacerlo con los profesionales. El miedo de la federación ante este nuevo contrato millonario es que los clubes dejen de invertir en potenciar este paso del fútbol base al profesional. Y es que, el fútbol inglés ha estado haciendo una inversión multimillonaria en instalaciones y el ejemplo está en los espectaculares complejos de la federación en Saint George´s Park o el complejo de entrenamiento del Manchester City. El problema es que las infraestructuras por sí solas no producen resultados y hay que invertir mucho más en capital humano y un modelo de metodología más moderno que le aporten a los nuevos talentos ingleses la psicología, el carácter, los métodos y la competitividad necesaria para triunfar.

En contra de las dudas de algunos miembros de la federación, hay muchas voces que se han alzado en el fútbol inglés pronunciándose para incentivar a los clubes a mejorar su capital humano y su metodología en el fútbol base. Para ellos, el nuevo contrato con Sky Sports y BT es el pistoletazo de salida para mejorar de una vez el fútbol inglés.

Comparación con otras ligas

Con este acuerdo la Premier League se convierte en la liga de fútbol más valiosa del mundo y la segunda liga deportiva con más ingresos solo por detrás de la NFL estadounidense.

En el mundo del fútbol, la Premier ganará por goleada a cualquier liga europea en cuanto a ingresos por derechos televisivos. Por ejemplo, la liga española, cuyos ingresos por televisión son muy difíciles de calcular puesto que los acuerdos se venden y se negocian de forma individual, genera unos 800 millones de euros, cifras muy alejadas de las inglesas. Tomando otra vez el ejemplo de lo que perciben Cardiff y Liverpool, nos centramos en lo que cobraba el equipo galés, el que menos ingresaba de la Premier. Con el nuevo contrato serían 92.4 millones de libras que comparado con la liga española es lo mismo que si sumamos lo que reciben Eibar, Rayo, Almería, Córdoba y Elche. Por arriba se ve mucho más la diferencia. Atlético Madrid, Sevilla, Valencia y Villarreal juntos ganan 158 millones de euros, tan solo 5 millones más que lo que gana el Madrid y solo 7 más de los que cobrará tan solo el Liverpool con el nuevo contrato de televisión.

En la liga italiana también se aprecian las grandes diferencias. El pasado verano la Serie A vendió sus derechos televisivos entre 2015 y 2018 por 945 millones de euros de los cuales 572 los paga Sky Italia por el paquete completo y 373 los paga Mediaset por los partidos de ocho equipos para la TDT. Unas cifras muy lejanas a la Premier League que con este acuerdo gana por goleada a las demás ligas europeas.

Artículos destacados

Comentarios recientes