Jorge Mendes y el negocio de la candidatura de Figo a la FIFA

El representante de jugadores habría visto en la candidatura de su compatriota una auténtica oportunidad de oro de cara al futuro

Luis Figo sorprendió a todos a comienzos de esta semana al anunciar que se presentaba a la presidencia de la FIFA, algo que desató un gran contraste de emociones y posturas en el mundo del fútbol. Pero tras esta decisión se han barajado muchas conjeturas sobre quién está respaldando realmente la candidatura del ex futbolista portugués y uno de los nombres que más suenan es el del popular representante de futbolistas Jorge Mendes.

Embed from Getty Images

Joseph Blatter, el príncipe jordano Ali bin Al-Hussein, el presidente de la Federacion holandesa de fútbol Michael Van Praag y los franceses David Ginola y Jerome Champagne se compiten la presidencia con Luis Figo el 29 de mayo, quien llega como mayor candidato a tener en cuenta ya que supondría una bocanada de aire fresco a una organización puesta en tela de juicio tras los numerosos escándalos de corrupción surgidos a lo largo de los últimos años.

Durante la etapa de João Havelange (1974-1998), el fútbol pasó de ser un deporte a convertirse en un espectáculo, y desde la llegada de Blatter, ha pasado de un espectáculo a ser un negocio. Un negocio que se les ha ido de las manos de tal forma que a partir del 1 de mayo de 2015 la FIFA pretende acabar con la propiedad de futbolistas en manos de grupos o fondos de inversión, algo que no hace ni pizca de gracia a un sector como el de los agentes y representantes de jugadores, sobre todo al principal exponente de este gremio, Jorge Mendes.

El 'superagente' y Figo, pese a no haber mantenido nunca una relación profesional y además de compartir nacionalidad y amistades, sí que mantienen una relación cordial, en especial a raíz del intento de Mendes de que el ex futbolista fuera el segundo de Jose Mourinho durante su etapa en el Real Madrid de la misma forma que así lo fuera en el banquillo del Inter de Milán.

A Mendes le preocupa que prohiban los fondos de inversión en el fútbol que tratan a los jugadores como si de mercancías se tratara y quizás la única solución posible sea atajar el problema desde la raíz: desde dentro de la propia FIFA. Una solución que podría tener fecha: el próximo 29 de mayo, y en la Luis Figo podría ser parte fundamental en todo este proyecto. El tiempo dirá.

Artículos destacados

Comentarios recientes