Gayá, el nuevo Sergio Ramos del Real Madrid

Ante la insistencia en Gayá recopilamos algunos de los jugadores españoles muy jóvenes que llegaron al Real Madrid procedentes de otros equipos.

El lateral izquierdo del Valencia Gayà se ha convertido en objetivo prioritario del Real Madrid de cara al próximo mercado de fichajes. No sorprende el interés de los blancos ya que el jugador es una de las grandes sensaciones del campeonato español.

Gayà ha necesitado poco tiempo para explotar en primera división. Rápido, incisivo, preciso en sus centros y notablemente batallador, el joven lateral es fijo en las alineaciones propuestas por Nuno desde que comenzó 2014-15. El Valencia ya trabaja en su renovación, pero el interés del Real Madrid puede provocar que el jugador cambie de aires al finalizar la temporada, un hecho que de producirse le llegaría con solo 20 años. El Real Madrid suele realizar grandes inversiones por jugadores extranjeros, pero a lo largo de su historia también acaparó gran parte del mercado español llevándose a las mejores promesas nacionales.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=JpC7-vHkOa4]

Si en el pasado jugadores como Gento o Santillana aterrizaron en Chamartín muy jóvenes para realizar una carrera legendaria en el club, también hubo más hombres que siguieron ese camino e intentaron triunfar en Madrid saliendo de sus clubes de origen siendo jóvenes promesas. El caso reciente más sonado es el de Sergio Ramos, quien llegó al conjunto blanco con solo 20 años (justo la edad que tendría Gayà) procedente del Sevilla. El Real Madrid quiere repetir un caso como el del jugador de Camas, pero no siempre tuvo tanta fortuna apostando por jugadores tan jóvenes. Isco también entra en esta política de fichajes españoles, pero el alto precio invertido y la competencia que ha encontrado el futbolista para tener continuidad son aspectos que provocan que tengamos prudencia a a hora de analizar su rendimiento global. Todo lo contrario que el caso de Canales, un jugador que maravilló en el Racing de Santander y no se adaptó a la disciplina blanca. El tiempo terminó confirmando que nos encontrábamos ante un jugador frágil por el que se levantaron demasiadas expectativas.

Si de joyas hablamos es justo recordar la figura de Morientes, goleador que brilló en el Albacete y el Zaragoza antes de dar el salto al Real Madrid y robarle el puesto de titular a Davor Suker. Morientes pasó a la historia como uno de los delanteros más efectivos del fútbol español, participando de un periodo europeo glorioso para los blancos. Otra joya española, aunque llegara al club con unos años más que los citados, fue Munitis. Su desarrollado tren inferior aplastaba defensas en el Racing de Santander, pero en Madrid no pudo seguir los pasos de otros cántabros que sí encandilaron al público del Bernabeu. Si avanzamos en la historia nos topamos con el caso de Mikel Lasa, jugador vasco que fue fichado de la Real Sociedad con solo 20 años y al que le tocó vivir un carrusel de subidas y bajadas en el club. Se le recordará siempre por dos goles, el que marcó ante el Sevilla desde su propio campo y el que materializó en la final de copa de 1993 ante el Zaragoza que ayudó a que el Real Madrid conquistara el título. Por último citaremos a una joya llegada de Mareo, nada menos que Luis Enrique.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=yY1-EixGVBQ]

En el Sporting de Gijón se mostró como uno de los delanteros más prometedores de la liga, llegando incluso a marcar el gol que terminó con la imbatibilidad del portero del Atlético Abel. Posteriormente aterrizó en Madrid, jugó el mundial de 1994 y ganó la liga un año después. Luis Enrique pasó de ser uno de los jugadores más queridos por la parroquia blanca a ser odiado por su salto al Barcelona años después. Ahora puede ser Gayà el próximo joven producto español que aterrice en el Santiago Bernabeu.

Artículos destacados

Comentarios recientes