Drones con cervezas y fiestas de clase mundial en el nuevo club de Ronaldo

Los Fort Lauderdale Strikers, equipo del que es propietario en parte el brasileño, tiene numerosas nueva ideas para desarrollar el 'soccer'

Ronaldo, el que 'sólo' tiene dos Balones de Oro, ha sido noticia esta semana al convertirse en copropietario de los Fort Lauderdale Strikers, legendario equipo estadounidense de la segunda división de la NASL en el que militó, entre otros, George Best. Un club en el que el brasileño ya ha dejado pinceladas de su personalidad dando ideas de cómo llevar al equipo al éxito.

Embed from Getty Images

Los Strikers vivieron su mejor época cuando en 1978 ese genio norirlandés llamado George Best firmó por el club, aunque el alcohol y su vida 'Play Boy' lastraron su fútbol en Estados Unidos. Ahora, Ronaldo se ha hecho con el 10% de las acciones del club y su objetivo es llevarlo a lo más alto que permite el sistema de franquicias típico del deporte estadounidense, donde no hay ascensos ni descensos, algo para lo que ya tienen pensadas varias medidas.

Pero para lograr esa misión, primero deben hacer que el fenómeno social regrese al club, donde la asistencia a sus partidos apenas pasa de los 3.000 espectadores en cada encuentro disputado en el Lockhart Stadium. Para ello han pensado en la posibilidad de contratar un servicio de drones que sobrevuelen las gradas para servir cerveza a los aficionados, según explicó el directivo Ricardo Geromel.

¿Cuál es el papel de Ronaldo en el club? El propio Geromel lo explicó: "Queremos que los Strikers sean el equipo estadounidense favorito en Brasil y para eso Ronaldo es esencial, pero también lo es para lograr nuevos patrocinadores. Tiene multitud de contactos y tenemos un programa fantástico para él. Esta noche vamos a montar una fiesta de primer nivel mundial en la que Ronaldo nos abrirá cientos de miles de puertas que nos darán acceso a nuevas posibilidades, está comprometido al 100% con nosotros, tal y como él dice".

La prensa especuló con el regreso del brasileño a los terrenos de juego en los Fort Lauderdale Strikers a sus 38 años, cuatro después de haber colgado las botas, pero no es algo que parezca muy probable tal y como ha reconocido O Fenómeno. "Eso no es fácil... cuando me jubilé dejé de jugar por culpa de mi cuerpo, no podía soportar tanto dolor y lesiones" comentó, aunque no se cierra las puertas: "Voy a entrenar mucho, y si el entrenador me necesita, tal vez me atreva, sobre todo si llegamos a la final de los play offs de la NASL".

[video:https://www.youtube.com/watch?v=HkeIufsCB_o]

Artículos destacados

Comentarios recientes