Manchester United: una cantera por explotar

La cantera del Manchester United ha sido una de las más prolíficas de Europa, pero parece haberse estancado en los últimos años

La cantera en el fútbol representa los sueños de millones de niños de jugar en su equipo favorito y triunfar con esa camiseta cuando sean mayores. Pero la cantera también es una utopía, sobre todo en los clubes más grandes del planeta fútbol. Los grandes pocas veces han apostado por sus canteras como base para un proyecto, solo cuando estaban hundidos o pasaban por una grave crisis.

Es verdaderamente difícil apostar siempre con la cantera como lo hace por ejemplo, el Athletic Club. El proyecto de cantera no da resultados siempre, los resultados llegan a largo plazo y tiene un coste elevado. Una cantera es un pozo donde entra el dinero, el talento y la ilusión. Pero no siempre salen los objetivos. Los grandes clubes tienen proyectos enormes de cantera, pero para que un futbolista pueda llegar desde las categorías inferiores hasta el primer equipo sin pasar por una cesión o por muchos minutos de banquillo es muy complicado. Solo casos excepcionales de grandes jugadores como Raúl o Messi lo han conseguido.

En Inglaterra las canteras están muy valoradas y explotadas. Los proyectos de cantera son fuertes e importantes, para cualquier equipo. los grandes poseen grandes centros de alto rendimiento donde hornean las camadas de futbolistas esperando que uno de ellos sea el próximo estandarte del primer equipo. en equipos tan grandes como el Manchester United es muy complicado. La formación de nuevos talentos ha sido para el club inglés no de los pilares de crecimiento. De Carrington han salido grandes jugadores que han llevado al club a lo más alto. Pero es muy difícil triunfar en Old Trafford desde la cantera. No siempre se le da la importancia necesaria a los jóvenes jugadores de las categorías inferiores, que al llegar al primer equipo, están poco valorados. Este puede ser el caso de Danny Welbeck. El delantero inglés, criado en Carrington ha sido vendido este verano al Arsenal para que su plaza la ocupe un jugador foráneo como es Radamel Falco. Igual le ha pasado a Cleverley. Estos movimientos en el mercado de traspasos han creado un debate entre los seguidores del United y es que muchos piensan, que se debería dar más oportunidades a los jugadores creados en casa y no fichar tanto de fuera.

El caso Welbeck

[video:https://www.youtube.com/watch?v=ZTsbWy3MiPI]

Desde la marcha de sir Alex Ferguson del banquillo de Old Trafford, el Manchester United parece un transatlántico sin rumbo. Sin un capitán que guie la nave. El entrenador escocés representaba la estabilidad de proyectos en el United, con él había unas ideas claras, tanto en Carrington como en Old Trafford. El club sabía lo que hacia, porqué lo hacía y con el objetivo por el que hacer las cosas. Desde la marcha del mítico preparador, las cosas parecen mucho menos claras y la cantera del United presenta muchas incógnitas. La política de fichajes que se ha seguido este verano invita a reflexionar sobre el papel de la escuela de talentos del club inglés. Se ha vendido a jugadores formados en los campos de Carrington para traer, por mucho más dinero a jugadores formados fuera. A muchos aficionados no les ha gustado. El caso de Danny Welbeck ha sido el más relevante.

Los más nostálgicos le recuerdan con cariño. Prototipo perfecto de delantero británico, poderoso físicamente, capaz de hacer muchas cosas dentro y fuera del área, un rematador puro, Mark Hughes. El último delantero formado en Carrington fue él. Después, Cantona, Van Nistelrooy, Cole, Yorke, Forlán, Saha, Rooney, Berbatov, Owen, Tévez,…una larga lista hasta llegar al un delantero asentado varias temporadas en el primer equipo y formado en Carrington, Danny Welbeck. Comparado con Kanu en sus inicios, tras debutar el 23 de septiembre de 2009 y después de dos cesiones en el Preston y el Sunderland, Ferguson le dio confianza. Nunca ha sido un delantero de grandes cifras goleadoras. Es más bien un delantero de pelea, un jugador que corre por tres y que aporta muchísimo para la gente que llega de segunda línea, un jugador incansable. Sus actuaciones en las dos últimas temporadas de Ferguson en el banquillo le valieron un sitio en la selección, plaza que no ha dejado escapar. Ahora, con la lesión de Sturridge, se ha convertido en el “9” de los pross.

A pesar de no ser Mark Hughes, Welbeck ha sido un jugador querido por la afición de Old Trafford, por eso no se entendió su venta durante las últimas horas del mercado de traspasos. La llegada de un jugador como Falcao planteaba muchas preguntas. Su lesión, su falta de forma y de ritmo de competición, el llegar de una liga menor, el periodo de adaptación a la Premier. Muchas incógnitas en un fichaje que le costó la salida al delantero inglés. No se confió en la cantera. Ahora, con 5 goles desde su llegada al Arsenal, la afición de Old Trafford sigue sin entender la llegada de Falcao y la venta de Welbeck, totalmente adaptado al club y a la competición.

Van Gaal “el descubridor” debe reactivarla

[video:https://www.youtube.com/watch?v=eSLWk9MSCrg]

El mismo caso ocurrido con Welbeck ha pasado este verano con otros jugadores como Tom Cleverley o Tom Lawrence. El primero se ha ido cedido al Aston Villa después de no tener prácticamente ninguna oportunidad con David Moyes. El sustituto de Ferguson le dio muy poca bola al internacional inglés que había disfrutado de muchos minutos con su predecesor. Sir Alex confió en Cleverley cuando el equipo se quedó despoblado en el centro del campo. La última temporada de Ferguson en el banquillo, Cleverley cuajó un excelente año, tanto, que se ganó un puesto en la selección. Con Moyes, perdió peso y protagonismo, tanto, que esta temporada no han vuelto a confiar en él y se ha tenido que ir al Aston Villa para tener minutos y recuperar su mejor versión.

El año de David Moyes ha sido para olvidar. En el United, se pensó que Moyes confiaría en la cantera. Su acertada política de confiar en los jugadores salidos de la fábrica toffee permitió al club alcanzar éxitos poco imaginables. Un hombre que había sido capaz de sacar a Rooney, Anichebe, Rodwell o Barkley de la cantera del Everton nadie pensaba que no daría confianza a los jóvenes de Carrington. El único Adnan Januzaj, al que ya había convocado Ferguson.

El nuevo entrenador, Van Gaal, también tiene fama de ser un entrenador que apuesta por nuevos talentos. Experiencia en esto no le falta. En el Ajax cogió a una generación de jóvenes talentos, les dio confianza y les llevó a lo más alto, a la Copa de Europa. Seedorf, Kluivert, Overmans, Davids, Reiziger o Van der Sar fueron algunos de los componentes del último gran Ajax. Su triunfo le llevó al Barcelona, donde empezó a forjar la leyenda del mejor Barça de la historia haciendo debutar a 4 de sus pilares básicos, Xavi, Puyol, Valdés e Iniesta. Su trabajo en el Bayern de Munich también le estña dando alegrías a Guardiola. En el Allianz descubrió a Badstuber, Alaba y Müller, y además, reconvirtió la posición de un joven extremo llamado Bastian Schweinsteiger, al que pasó al centro del campo. También lo hizo con la selección holandesa. Le encomendaron la difícil papeleta de hacer el relevo generacional de los subcampeones del mundo en Sudáfrica, y ha logrado sentar las bases de una selección que promete alegrías a los tulipanes. En la lista de preseleccionados para el pasado Mundial, se pudo ver la confianza del técnico holandés en los jóvenes ya que de los 30 preconvocados, 10 eran menores de 22 años, y más de la mitad, tenían 24 años o menos.

Ahora le toca hacer esto en el Manchester United. Talento no le va a faltar. La fábrica de Carrington rebosa calidad, falta que el holandés les de confianza. Por ahora, parece que el veterano técnico se está atreviendo a darle minutos a los jóvenes a pesar de que la situación no es la ideal. El que más le está gustando es Tyler Blackett. El central de origen jamaicano ya ha jugado 6 partidos de Premier este año y sus buenas actuaciones le han valido una mejora salarial. Con 20 años se ha ganado la confianza de Van Gaal lo ve como uno de los líderes del futuro. Otro central que también está disfrutando de minutos en la Premier es Patrick McNair. Con 19 años ya ha jugado 4 partidos de titular con el primer equipo. Otros defensas que han debutado con el holandés han sido el lateral zurdo Reece James y el diestro Saidy Janko, una de las sensaciones del U-21 de los red devils.

Del centro del campo para arriba, Van Gaal ha hecho debutar a lo mejor de la cantera de Carrington. El mediapunta Jesse Lingard ya ha tenido sus primeros minutos en la Premier League, y el jugador que pone la magia en el U-21, Andreas Pereira debutó en la Capital One Cup. Pero si hay un jugador que hace las delicias del nuevo entrenador de Old Trafford es el “9” de la sub 20 de Inglaterra. Apunten este nombre, James Wilson. A sus 18 años ya fue una de las sensaciones de la pretemporada estadounidense del equipo. Se ha convertido en el goleador de los U-21 y Van Gaal ha dicho públicamente que cree en él. Su gran problema es la competencia en los puestos de arriba, pero el joven no tiene miedo de competir.

Artículos destacados

Comentarios recientes