Los entrenadores que más fracasos acumulan en el Siglo XXI

Repasamos cuáles son los técnicos que acumulan más fracasos y destituciones en relación a las espectativas desde que dio inicio el milenio

Hay entrenadores a los que el nuevo siglo no les ha sentado bien y acumulan fracaso tras fracaso. Con el avance de la tecnología y la savia nueva, el fútbol evoluciona al ritmo de la sociedad. En una época donde jugadores como Leo Messi o Cristiano Ronaldo comienzan a pulverizar registros que se antojaban casi imposibles de igualar, pero parece que hay algunos que no han logrado adaptarse a los nuevos tiempos. Repasamos a aquellos entrenadores que a finales de los '90 eran toda una institución y voz autorizada pero que, a día de hoy, no son ni la sombra de aquel técnico que sorprendió por algo en concreto en el mundo del fútbol.

Embed from Getty Images

Dos de estos entrenadores han sido noticia esta semana. Roberto Mancini fue anunciado como nuevo entrenador del Inter de Milan en la que será su segunda etapa en San Siro. Mancio comenzó el siglo entrenando a la Fiorentina, justo en una de las peores épocas del equipo de la capital de la Toscana, en el que una crisis económica obligó al club a desprenderse de sus mejores jugadores como Toldo, Batistuta o Rui Costa para tratar de salvar al equipo, algo que finalmente no lograron.

Mancini fue nombrado en 2002 entrenador de la Lazio, a quien clasificó durante las dos temporadas para competiciones europeas y que le sirvió para dar el salto al Inter de Milán. Con el club nerazzurri logró sus mayores éxitos como técnico, haciéndose con tres Scudetti consecutivos en cuatro temporadas en pleno escándalo por el amaño de partidos que salpicó a clubes como la Juventus o el Milan. Finalmente, tras lograr su último título de liga en 2008, técnico y club decidieron desvincularse. Comenzó entonces la odisea de Il Bello.

El Manchester City contactó con él en diciembre de 2009 para sustituir a Mark Hughes con la misión de convertir a los citizens en un referente europeo con el apoyo del dinero procedente de Catar, por lo que el club le fichó todo lo que pidió. Jugadores como Dzeko, Balotelli o Agüero llegaron al Etihad Stadium y ayudaron a levantar la FA Cup en 2011 y la Premier League y Community Shield en 2012; pero tras un 2013 en blanco y tras encadenar fracaso tras fracaso en Champions League donde no pasó de la fase de grupos la directiva prescindió del italiano, que meses más tarde sería nombrado nuevo técnico del Galatasaray, donde con jugadores como Sneijder, Muslera o Drogba sólo se hizo con la Copa de Turquía, siendo también destituído el pasado verano. Veremos cómo le va en su nueva etapa en San Siro.

Cabe destacar que su finiquito tras ser despedido del Manchester City fue de 10 millones de libras, más que la prima que recibió aquel año Jupp Heynckes por ganar la Champions League con el Bayern de Múnich, aquella competición que al técnico italiano tanto se le atragantó en el Etihad Stadium.

Embed from Getty Images

El otro entrenador que ha saltado a la actualidad estos días ha sido el italiano Claudio Ranieri, que era destituído el pasado sábado como seleccionador de Grecia tras cosechar tres derrotas y un empate en la Clasificación para la Eurocopa de 2016, dejando al combinado heleno último de grupo. No es el primer fracaso sonado del técnico italiano en los últimos tiempos, un tipo que en la década de 1990 estaba considerado como uno de los mejores entrenadores de Europa.

En 1993, después de ascender al Cagliari a la Serie A, Ranieri firmó como técnico de la Fiorentina, equipo con el que ganó la Copa y la Supercopa de Italia en 1996 y que le valió para dar el salto al Valencia. En el banquillo de Mestalla no tardó en ganarse a los aficionados chés consiguiendo la Copa del Rey y la Intertoto entre 1998 y 1999. Jesús Gil se fijó en él para devolver al Atlético de Madrid el espírito del Doblete, pero el resultado fue bien distinto y dejó al equipo a las puertas del descenso cuando fue destituído en 2000, lo que no evitó que el conjunto colchonero bajase a Segunda División.

Aquí comenzó el calvario de Ranieri. Tras un paso por el Chelsea entre 2000 y 2004 sin lograr gran cosa que se convirtió en su purgatorio, el italiano descendió a los infiernos después de abandonar Stamford Bridge. Siete equipos en diez temporadas donde su único título fue la Supercopa de España lograda en su segunda etapa en el Valencia, club del que fue destituído en 2005 con el equipo 6º en la tabla y eliminado de toda competición europea. La misma suerte corrió en Juventus, Inter de Milán, Mónaco y Roma, con el paréntesis del Parma, a quien salvó del descenso en 2007.

Embed from Getty Images

Otro viejo conocido del Valencia es el argentino Héctor Cúper. Pocos se atreverían a decirle al técnico tras clasificar al equipo ché para su segunda final de Champions League consecutiva que jamás llegaría, ni por asomo, a lograr algo parecido durante el resto de su carrera. Tras sus dos años en Mestalla, Cúper decidió probar suerte en el Calcio como entrenador del Inter de Milán, donde permaneció durante poco más de dos temporadas. Tras un tercer y un segundo puesto en la Serie A, fue destituído al comienzo de su tercera campaña con el equipo 8º tras la jornada 10.

Un año después, en 2004, recaló en el Mallorca salvando al equipo del descenso en su segunda etapa en el conjunto balear, algo que no consiguió una temporada después siendo destituído con el club bermellón como farolillo rojo de Primera División. Desde entonces se ha sentado en los banquillos de Betis, Parma, la selección de Georgia, Aris Salónica, Racing de Santander, Orduspor y Al Wasl. Siete equipos en siete años.

Embed from Getty Images

Precisamente, quien sustituyó a Cúper en el Mallorca en 2005 fue Gregorio Manzano, todo un trotamundos de los banquillos españoles. El Profesor es el mejor ejemplo de la expresión 'dar una de cal y una de arena' ya que alterna éxitos con fracasos en su currículum. Desde 1999 hasta 2005, sus equipos fueron Real Valladolid (permanencia), Racing de Santander (descenso), Rayo Vallecano (permanencia), Mallorca (Copa del Rey), Atlético de Madrid (7º puesto) y Málaga (cesado a mitad de temporada).

Regresó a Son Moix y por fin encontró la estabilidad entre 2005 y 2010 llevando al equipo desde la parte baja de la tabla hasta puestos europeos, lo que le hizo firmar sin éxito por un Sevilla que venía de cosechar varios títulos europeos y más tarde por el Atlético de Madrid que, pese a tener una plantilla que fue el germen del actual equipo colchonero, no logró pasar de media tabla siendo sustituído por Simeone en 2012. Regresó al Mallorca sin lograr evitar su descenso a segunda y este mismo año firmó por el Beijin Guoan de la liga china.

Tampoco podemos olvidarnos del actual entrenador del Deportivo de La Coruña, Víctor Fernández. El que fue considerado todo un prodigio de los banquillos al llevar al Real Zaragoza a un tercer puesto en Liga con sólo 34 años y hacerle campeón de la Recopa un año más tarde con el legendario gol de Nayim, posee un currículum bastante variopinto.

Su etapa en La Romareda y en el Celta de Vigo, a quien mantuvo en los puestos altos de la tabla con Karpin y Mostovoi, fueron el punto álgido de su carrera. Después de sonar en 2004 como posible seleccionador de España tras el fracaso de Iñaki Sáez al frente de La Roja en la Eurocopa de Portugal, Víctor Fernández acabó fichando por el Porto, donde sólo consiguió un tercer puesto y la Copa Intercontinental tras llegar con un gran cartel con el que no cumplió las espectativas.

Regresó a Zaragoza con resultados mediocres y al Betis, al que no logró ascender a Primera. Tres años después regresaría a los banquillos en el Genk belga al que dejó en una 12ª posición y hoy por hoy no es que esté viviendo su mejor momento en el banquillo de Riazor.

No podemos acabar sin mencionar a todo un icono como Miguel Ángel Lotina. Sus ascensos con Numancia y Osasuna, así como la Copa de la UEFA y la Copa del Rey con el Espanyol en 2005 y 2006 contrastan con todos los descensos que lleva acumulando desde hace siete años. Celta de Vigo, Real Sociedad, Deportivo de La Coruña y Villarreal han sido las últimas 'víctimas' de la leyenda negra del técnico vasco. Omonia Nicosia y Al-Sahaniya han sido los dos valientes equipos que se han atrevido a contratar a Lotina tras su fracaso en El Madrigal.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=HGUbderH-7I]

Artículos destacados

Comentarios recientes