El Chavismo y el fútbol venezolano

Cuando Hugo Chávez llegó al poder en 1999, el fútbol venezolano era el más rezagado de la CONMEBOL; ahora el panorama es muy distinto

Cada vez que escuchamos hablar de Venezuela en los medios suele ser por algún asunto político y no generalmente recibiendo alabanzas; pero en el país de la Vinotinto se respira fútbol, y mucho. Repasamos cómo ha cambiado el deporte rey en este país desde la llegada de Hugo Chávez en el año 1999, cuando el fútbol venezolano era el más rezagado de la Conmebol.

Embed from Getty Images

En 1999, la selección venezolana de fútbol vivía el peor momento de su historia. Con 19 puntos, la Vinotinto estaba en el puesto número 129 en el ranking FIFA, el mismo que ahora ocupa la selección de Aruba, y sus mayores éxitos fueron una medalla de Oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1982 y diversas participaciones en diversos Juegos Olímpicos. Actualmente el palmarés sigue siendo el mismo, pero ocupando el 66º puesto del ranking (el pasado agosto alcanzaron el 29º, su mejor marca) y su liga ha mejorado notablemente. ¿Qué ha ocurrido en estos últimos quince años?

La selección venezolana ha pasado del 129º al 29º puesto en el ranking fifa en los últimos quince años

La elección democrática de Hugo Chávez en 1999 y sus posteriores victorias en las urnas han sacudido no sólo el panorama político y social venezolano, sino que también lo ha hecho en toda Latinoamérica con su ideal de Revolución Bolivariana. Algo similar ha ocurrido con el fútbol, que es el tema que nos concierne en este artículo.

Tras los primeros años convulsos de Chávez al frente de la presidencia venezolana, en los que superó un Golpe de Estado en 2002, la Revolución Bolivariana y el proyecto del 'Socialismo del Siglo XXI' del Comandante adquirieron una nueva dimensión.

Pese a que el Comandante nunca fue un fanático del fútbol y su principal deporte era el baseball, al igual que gran parte de la población venezolana, no tardó en aficionarse al balompié y ver en el deporte rey de América Latina una buena herramienta unificadora. Además, la llegada de Richard Páez al banquillo de la selección y los primeros buenos resultados también ayudaron.

Embed from Getty Images

Chávez comenzó a entrevistarse con Páez en el Palacio de Miraflores para que seleccionador y presidente abordasen cómo podían mejorar el fútbol en Venezuela. El técnico le comentó que el principal problema residía en las problemáticas estructurales que presentaba el deporte venezolano para poder desarrollarse a largo plazo, en otras palabras, Richard Páez le expresó a Hugo Chávez la necesidad de construir más campos de fútbol a lo largo del país así como mejorar el nivel formativo tanto de jugadores como técnicos.

El buen hacer de la Vinotinto y las inversiones del gobierno de Chávez en el fútbol gracias a la nueva Ley Orgánica del Deporte dieron a este deporte un lugar que nunca antes había tenido en Venezuela. Poco a poco, el balompié comenzaba a ganarse un hueco en los discursos del Comandante.

En más de una ocasión, el presidente venezolano habló en su programa "Aló Presidente" de los partidos de la jornada o de los choques de la Vinotinto, de la cual dijo que poco a poco estaba dejando de ser la Cenicienta de Latinoamérica, llegando a profetizar que en un futuro le ganaría en cualquier momento a Brasil, como finalmente ocurrió por primera vez en la historia en 2009.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=WPNjfsGUy_g]

La guinda a este nuevo formato de fútbol venezolano tuvo lugar durante la organización de la Copa de América en 2007, en la cual el gobierno gastó una cantidad inaudita para un certamen de estas dimensiones, en total 900 millones de dólares. Dentro de esta inversión entraba la construcción de tres estadios en Barquisimeto, Maturín y Mérida así como la remodelación de otras sedes de la Copa, logrando que la capacidad total de espectadores aumentase de los 150.000 a los 350.000.

De estas reformas se beneficiaron los clubes de la liga venezolana que, aprovechando toda la infraestructura dejada por la Copa de América, siguió las recomendaciones de la CONMEBOL y amplió el número de equipos en el torneo considerablemente, de 10 a 18, dotando a la actualmente denominada Liga Movistar de un mayor espectáculo e igualdad. Su funcionamiento es el mismo que en el resto de Sudamérica: un Torneo Apertura, un Torneo Clausura, y los campeones de ambos se clasifican directamente para la Copa Libertadores. El tercer mejor clasificado deberá disputar la fase preliminar del torneo sudamericano.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=ByhzaIQsqyU]

La última gran hazaña de la Vinotinto de la que pudo disfrutar Hugo Chávez fue en la Copa de América de 2011 disputada en Argentina, donde la selección venezolana batió todos sus registros llegando a las semifinales del torneo, cayendo derrotada por Paraguay en la tanda de penaltis tras un encuentro en el que merecieron más, mucho más.

El Comandante disfrutó de las victorias desde Cuba, donde comenzaba su batalla contra el cáncer que finalmente acabó con su vida en marzo de 2013. Desde allí, acompañado de grandes amigos suyos como Fidel Castro o Diego Armando Maradona, Chávez no dudó en transmitir todo su apoyo a la Vinotinto desde las redes sociales.

El Pelusa y el presidente venezolano entablaron una grandísima amistad. Tanto fue así que incluso se ha llegado a especular en varias ocasiones con la posibilidad de que Maradona se sentase al frente de la Vinotinto, tanto en 2007 como en este pasado verano. La figura del Diego y el constante apoyo al fútbol venezolano fue otro de los catalizadores del crecimiento de este deporte en dicho país.

Este crecimiento del fútbol venezolano se ha visto paralelamente también en los equipos y la selección femenina, que alcanzó su mayor éxito cuando el año pasado el combinado sub-17 se hizo con el Campeonato Sudamericano, pero todavía les queda un largo trecho por recorrer. A nivel de clubes también han logrado algún relativo éxito, como la buena actuación que tuvo el Caracas F.C. en la Libertadores femenina de 2011 o contar en la selección con Miku, una futbolista que es fundamental en las filas del Colo Colo chileno que disputó el pasado Mundial de Clubes.

El fútbol femenino no da de comer a las jugadoras salvo en contadas excepciones, por lo que piden la ayuda del gobierno para que intervenga con las televisiones y dar así en abierto algunos encuentros tanto de la selección como de la liga nacional femenina, lo que daría lugar a la entrada de nuevos patrocinadores que ayuden a profesionalizar más la categoría.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=yOoYsJbYms8]

En resumidas cuentas y basándonos sólo en los datos sin entrar en temas políticos e ideológicos, el mayor aporte del Chavismo al fútbol y al deporte en general desde 1999 han sido las ayudas y la inserción de enormes sectores de la población. Estas medidas redujeron la tasa de pobreza del 70% al 30%, lo que permitió que muchos niños pudiesen disfrutar del tiempo y los recursos para practicar su deporte favorito.

¿Cuántos de los jóvenes que clasificaron a Venezuela en 2009 para el Mundial sub-20 se han beneficiado de estas ayudas? ¿Cuántos han podido tener los medios necesarios para jugar, aprender y disfrutar del fútbol gracias a estas medidas? Seguramente no son pocos.

Artículos destacados

Comentarios recientes