Manchester United, un lavado de cara de 190 millones

Los Diablos Rojos han desembolsado una importante cantidad para dar una vuelta a la dinámica del equipo tras el año de Moyes.

En Manchester quieren olvidar cuanto antes a Sir Alex Ferguson en el buen sentido de la palabra y para ello van a hacer todo lo que sea posible, o todo lo que su amplio bolsillo les permita. Radamel Falcao es la última incorporación del lavado de cara al que se ha sometido el club de Old Trafford.

Tras la marcha de David Moyes tras una desastrosa temporada que les ha dejado fuera de cualquier competición europea, el United contrató a Louis Van Gaal para que dirigiese este cambio de dinámica. Los red devils comenzaron fuerte el mercado llevándose por 39'50 millones a Luke Shaw del Southampton para reforzar su línea atacante.

El siguiente en desembarcar en el Teatro de los Sueños era el español Ander Herrera después de que el United pagase su cláusula de rescisión de 37 millones al Athletic de Bilbao. También de la liga española llegaría Ángel di María tras dejar en el Santiago Bernabéu 75 'kilos' y su compatriota Marcos Rojo reforzaría la línea defensiva junto a Daley Blind, costando 20 y 18 millones respectivamente.

La guinda del proyecto del entrenador holandés ha sido Radamel Falcao, que en un principio llega cedido pero con una opción de compra de 65 millones de euros. Si finalmente los Diablos Rojos deciden quedarse al jugador en propiedad, el gasto total del United ascendería a 248 millones de euros.

Artículos destacados

Comentarios recientes