Se cumplen 10 años de la 'Liga de los Invencibles'

Los de Wenger se llevaron la Premier League sin perder un sólo partido durante el campeonato liguero

Ljungberg y Henry posan con el título de liga / Getty Images Ljungberg y Henry posan con el título de liga / Getty Images

Hace justo una década el Arsenal ganaba su última Premier League. Un título que es recordado por hacerse con él sin perder un sólo partido en todo el campeonato, lo que les valió el sobrenombre de 'Los Invencibles de Wenger'.

Tras varios años plagados de desilusiones, el equipo de Wenger sacó fuerzas de orgullo y marcó una época en el fútbol inglés. Aquel Arsenal, que estaba formado por un once que se enunciaba casi de carrerilla: Lehmann; Cole, Campbell, Touré, Lauren; Pirès, Vieira, Gilberto Silva, Ljungberg; Henry y Bergkamp, logró igualar una hazaña que desde 1889 parecía un precedente imposible de emular cuando el Preston North End ganó la liga inglesa sin perder un sólo partido.

De los 38 encuentros los gunners ganaron 26 y empataron 12, sacándole 11 puntos de ventaja a un Chelsea al que acababa de aterrizar un tal Roman Abramovich y que había realizado un importante desembolso en el club londinense, ganando así la que sería su tercera Premier League y su decimotercer título de liga inglesa.

Con un juego de toque rápido muy diferente al estilo de la posesión que tan de moda está hoy en día, el Arsenal sorprendía a sus rivales dando más importancia a la velocidad, el movimiento, el contraataque y corriendo con la pelota. También gozaban de la posesión, pero no era la piedra angular de su juego, sino una consecuencia del mismo. También gustaban del pase en largo, que bien ejecutado y cayendo en pies de Henry o Bergkamp eran gol seguro.

Otro de los secretos del Arsenal de los invencibles era su versatilidad en la formación. Pese a que acostumbraban a jugar con un clásico 4-4-2, podían variar sin problemas a un 4-2-3-1 con un Bergkamp más hundido y flanqueado por Ljungberg y Pirès, e incluso a veces los cuatro de arriba jugaban en línea intercambiando posiciones, con Henry y el sueco más escorados a banda y Bergkamp y el centrocampista francés en una segunda línea por el centro listos para atrapar cualquier rechace. De esta última forma fue como llegaron 14 de los goles que anotaron esa temporada.

Aquel legendario equipo prolongó su racha de partidos invictos la siguiente temporada hasta colocarla en 49 encuentros consecutivos tras caer ante el Manchester United por 2-0. Los de Wenger estuvieron desde mayo de 2003 hasta octubre de 2004 sin conocer la derrota en la Premier League y desplegando un juego ofensivo y atractivo, lo que les hizo merecedores de ganar la liga de la campaña 2003/04.

LA APUESTA del día

Real Madrid y Manchester City debutan mañana miércoles 26 de febrero, en los octavos de final de la UEFA Champions League

Artículos destacados

Comentarios recientes