Mourinho quiere ser el siguiente en ganar la Champions en su país

Jose Mourinho quiere ser el siguiente que amplíe la lista de entrenadores que se han proclamado campeones de Europa en su país.

José Mourinho vivirá hoy el comienzo de un nuevo reto, el Chelsea intentará eliminar al Atlético en las semifinales de la Champions League, un objetivo que permitiría al luso disputar la final del torneo en su país. A lo largo de la historia pocos entrenadores consiguieron ser campeones de Europa jugando el encuentro decisivo en casa. Los recordamos.

José Villalonga, Real Madrid (1957)

El técnico cordobés logró repetir triunfo en la segunda edición de la Copa de Europa, un éxito que en esta ocasión pudo celebrar en casa ya que la final se disputó en el Santiago Bernabeu de Madrid. Villalonga se había hecho cargo de la primera plantilla del club blanco en 1954, y sin saberlo se iba a convertir en poco tiempo en el primer hombre importante en la parcela técnica de la historia continental del equipo. En 1957 el Real Madrid venció 2-0 a la Fiorentina y Villalonga celebró su victoria a pocos kilómetros de su tierra de nacimiento.

Bob Paisley, Liverpool (1978)

Si nos referimos a las fronteras internacionales existiría un caso más antes de llegar a 1978. Pero con la delimitación futbolística el triunfo de Matt Busby con el Manchester United en la Copa de Europa 1967-68 sería la victoria de un escocés en Inglaterra. Matizando el caso anterior, en 1977-78 Bob Paisley hizo historia también en el estadio de Wembley, cuando guió al Liverpool a su segundo triunfo consecutivo en la competición más importante de clubes. Paisley nació en 1919 en una localidad del norte de Inglaterra, y consiguió ganar en la catedral del fútbol inglés al Brujas de Happel.

Marcello Lippi, Juventus (1996)

Un agónico triunfo de la Juventus que puso fin al breve reinado del Ajax. La Juventus fue el mejor equipo desde el inicio del torneo y se plantó con merecimiento en la final de Roma. En el partido decisivo consiguieron adelantarse en el marcador, pero la efectividad neerlandesa obligó a disputar un alargue que finalizaría en la agónica tanda de penaltis. La Juve celebraba en su país una Copa de Europa con buen sabor de boca, el inolvidable título que conseguía enterrar en la memoria los malos recuerdos de Heysel. Lippi también disfrutó cerca de los suyos.

Ottmar Hitzfeld, Borussia (1997)

El Olímpico de Munich coronó a la máquina amarilla. Los alemanes pusieron la guinda a un lustro victorioso lleno de triunfos en su país y fuera de las fronteras germanas. Un Riedle en plan estrella y el afortunado Ricken fueron los autores de los goles que permitieron al Borussia Dortmund derrotar a la Juventus. Hizfeld volvería a ser campeón de Europa años después con el Bayern, pero el título de 1996-97 fue especial. Es el último precedente. José Mourinho quiere tomar el testigo en Lisboa 2014.

Artículos destacados

Comentarios recientes