El bonito gesto de Morata

El nuevo look del canterano madridista sorprendió a todo el mundo, pero tiene una bonita historia detrás

Corría el minuto 73 del encuentro entre Real Madrid y Rayo Vallecano cuando Carlo Ancelotti decidía sentar a Benzemá y darle minutos a Álvaro Morata, el cual sorprendió a todos cuando se acercó a la línea de banda con su nuevo look: la cabeza totalmente rapada.

Ya en el terreno de juego, apenas cinco minutos después de su entrada y en el primer balón que tocaba, el canterano anotaba el 5-0 de su equipo al soltar un fuerte latigazo desde la esquina derecha del área, muy al estilo Kaká, y lo celebraba con rabia. Un auténtico golazo.

En la zona mixta además de por su gol a Morata le preguntaron por su nuevo peinado, como no podía ser de otra forma, a lo que el canterano respondió que "hay que cambiar de vez en cuando", pero lo que no contó es que el motivo de su cambio de peinado es una promesa que el jugador realizó a niños ingresados en el Hospital Niño Jesús de Madrid, en concreto a los enfermos de cáncer. El delantero les había prometido afeitarse la cabeza en solidaridad con ellos. Una bonita promesa cumplida a la que además le puso la guinda con un golazo.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=wmXH5IvpXRc]

Artículos destacados

Comentarios recientes