Arsenal: ¿Dónde está Mesut Ozil?

En Inglaterra se empieza a dudar del acierto en el fichaje de Ozil tras su bajón de rendimiento en los momentos clave. 

En el Arsenal se empieza a dudar del rendimiento de Mesut Ozil como consecuencia del bajón de juego que está atravesando en uno de los momentos clave en la temporada de los Gunners, fallando un penalti decisivo contra el Bayern. Al alemán siempre se le ha achacado que desaparece con facilidad y ese lastre vuelve a aparecer. Analizamos esta situación y su posible 'regreso'.

“Muchas veces habrás podido ver a un gato sin sonrisa, pero nunca a una sonrisa sin gato“. Esa es una de las muchas frases paradójicas con las que el Gato de Cheshire pretendía ayudar o confundir a Alicia en la conocida obra que escribió Lewis Carroll a finales del Siglo XIX. Sus indescifrables moralejas lo son tanto como su propio origen. Más de 150 años después nadie se atreve a confirmar con rotundidad qué fue lo que inspiró a Lewis Carroll para crear este personaje. Se han elaborado muchas teorías al respecto, pero ninguna se ha llegado a imponer. Personalmente, la que más me convence es la que asegura que los gatos de Cheshire eran los más felices del mundo porque en el muelle del puerto de Chester había un almacén de quesos y, como consecuencia de ello, podían cazar a los muchos ratones que se acercaban atraídos por el queso.

Pero la sonrisa no es el único enigmático rasgo del Gato Cheshire. También posee la capacidad de aparecer y desaparecer a su antojo. Característica que comparte con el penúltimo gato que ha llegado a tierras inglesas: Mesut Ozil. Aunque en el caso del futbolista alemán del Arsenal la intermitencia es involuntaria y a causa de ello ha perdido la sonrisa. Ese es y ha sido el estigma que le ha acompañado durante toda su carrera. Una intermitencia que le lastra para colarse entre los más grandes. Le sobra talento para ser uno de los mejores jugadores del mundo, pero acostumbra a sumergirse en largos periodos de letargo que provocan su desaparición durante varios partidos consecutivos. Esto se puede disimular en equipos menores, donde no existe una exigencia máxima jornada tras jornada, pero no cuando intenta asaltar cotas mayores. Fue su condena en el Real Madrid y ahora empieza a granjearle críticas en la Premier League.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=In72-RbBa2I]

En la prensa inglesa se repiten los patrones que se vivieron en los diarios españoles durante su paso por la Liga BBVA. “¿Dónde está Ozil?“, tituló el Daily Mail después de la debacle sufrida por el Arsenal en Liverpool. Los Gunners cayeron 5-1 en Anfield, encajando cuatro goles en menos de veinte minutos. Una catástrofe mayúscula en la que Mesul Ozil fue señalado como uno de los principales culpables. Evidentemente, una derrota tan amplia no puede ser culpa de un único jugador, pero las estadísticas dejaban en evidencia la desidia mostrada por el alemán sobre el terreno de juego, su escasa participación y su nula contribución en la fase creativa. Ozil se limitó a merodear por la zona de tres cuartos de campo a la espera de que llegara algún balón y nunca se echó el balón a la espalda. El dato más llamativo es que tan sólo tocó cuatro balones en su propio campo y quedaba vergonzosamente retratado si se comparaban esa estadística con las de Coutinho o Luis Suárez.

Ozil no fue el único que no estuvo a la altura, pero a quien menos se le permite puesto que es el jugador más caro de la plantilla. Y no sólo eso, es el jugador más caro de toda la historia del Arsenal. Arsene Wenger tiene fama de tacaño y durante los últimos años se le ha acusado de no invertir lo suficiente en fichajes. Se consideraba que la avaricia del técnico galo era una principales de las causas de la sequía de títulos en el Emirates Stadium. Por eso, este verano Wenger quiso acabar con todas las dudas sobre su gestión y decidió pagar 42 millones de libras por un jugador contrastado como Ozil. La afición lo aplaudió y se ilusionó con el fichaje. El equipo ganó repercusión mediática y resultados positivos. Y el alemán pronto se convirtió en un ídolo del Emirates Stadium. Marcó cuatro goles, repartió ocho asistencias y el Arsenal era el líder de la Premier League. En el rostro de Ozil se dibujaba una sonrisa. Pero, de repente, desaparecieron tanto la sonrisa como el propio Ozil.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=PhRxP_d9_qQ]

No ha marcado en los últimos nueve encuentros y ha asistido solo en un gol. Su rendimiento ha decaído radicalmente y apenas ha aparecido en los duelos importantes. El partido contra el Southampton fue uno de los pocos en los que estuvo más participativo, pero fue solo un oasis en un desierto. ”Cuando pagas precios enormes por talentos enormes, quieres ver como devuelven la inversión rindiendo a su nivel en los partidos que importan. Los próximos partidos definirán la temporada del Arsenal y Wenger necesita que Ozil aparezca tanto como se espera por él para demostrarle que acertó al pagar 42 millones de libras por él“, escribía Jamie Carragher antes del primer duelo entre el Liverpool y el Arsenal. Tras el mismo se han multiplicado las críticas contra el futbolista alemán. Tanto que Wenger, poco acostumbrado a hablar de nombres propios, ha tenido que salir en su defensa.

El técnico francés cree que el bajón de Ozil se debe únicamente a cuestiones físicas. ”El fútbol en Inglaterra es mas físico que en España y le está costando mantener el ritmo. Está trabajando para mejorar su fuerza en el gimnasio“, señaló Wenger. Otras de las posibles causas que se ha esbozado para justificar la desaparición de Ozil es que podría estar pasándole factura la presión, pero el entrenador galo descarta esta opción. “Mesut siente la presión, por supuesto. Él sabe que se espera mucho cuando de él por lo que se pagó por él, pero viene del Real Madrid, donde la presión siempre es enorme, por lo que está acostumbrado a vivir con ella“, explicó, al mismo tiempo que reconoció que el propio Ozil está preocupado por su baja forma. El alemán ya trabaja en su reacción y busca soluciones. Lo primero es el gimnasio para fortalecer su cuerpo. Lo segundo, mirar portería con más frecuencia. “A veces está demasiado obsesionado con hacer el pase perfecto cuando sería mejor que intentara un tiro a puerta“, aconseja Wenger. El Arsenal está peleando por la Premier League, se encuentra en cuartos de la FA Cup y se enfrenta al Bayern de Munich en la Liga de Campeones. Necesitará a Ozil a pleno rendimiento para luchar en todos los frentes. El Arsenal necesita que Ozil recupere la sonrisa.

EL DEBATE: ¿ACERTÓ EL ARSENAL CON EL FICHAJE DE MESUT OZIL?

Artículos destacados

Comentarios recientes