“La Brujita” Verón se baja de su escoba

Se retira por segunda vez

El genial y legendario centrocampista argentino anunció hace algunos días que en mayo colgará las botas para siempre. Estudiantes de La Plata será su último equipo como jugador en activo. No se descarta su próximo salto a los banquillos.

Dicen que nada es para siempre, dicen y tienen razón que la felicidad es saber unir el final con el principio. Es posible que Juan Sebastián Verón haya llegado a su final, o a su principio.

Si algo tenemos claro es que su principio fue hace 38 años por las calles de La Plata. Un principio en el que su mejor amigo fue el balón, un amigo tan pegajoso que no se ha despegado de él a lo largo de sus 38 años de vida. Un mejor amigo que se convertiría en su compañero de equipo y en el motivo de sus mayores alegrías.

Todo empezó en La Plata, y en La Plata continuó. Allí empezó su idilio amoroso con Estudiantes, una historia de amor que como jugador y como persona no tendrá fin hasta que la muerte los separe. En el club de La Plata obtuvo su primer contrato como profesional de fútbol allá por el año 1993. Desde ese año comenzó a asombrar en el equipo platense y dos años después se marcharía a Boca Juniors y un año en el equipo xeneize le bastó para creer que era el momento de dar el salto a Europa.

Europa esperaba a Verón y Verón esperaba a Europa. Génova fue su primera casa en Europa y la Sampdoria y la Serie A sus bastiones de batalla, sus calderos donde fabricar magia con la que seguir asombrando al mundo y a Europa. Llegó el momento en el que se empezó a hacer un nombre en Italia y fue el Parma el equipo que en la temporada 1998/99 logró hacerse con sus servicios. Allí en Parma, Verón fue miembro de la mejor plantilla de la historia del club parmesano que además de conseguir la clasificación para la Champions de la temporada 99/00 ganó la Coppa Italia y la Copa de la UEFA al Olympique de Marsella con un 3-0 para el recuerdo. Una plantilla que juntó a entre otros a Gigi Buffon, Hernán Crespo, Fabio Cannavaro, Dino Baggio, Lilian Thuram o al mejor Faustino Asprilla.

La temporada 99/00 empezó de manera catastrófica para el Parma pues “la brujita” decidió abandonar el barco y fichar por la Lazio que por aquel entonces dominaba en Italia junto al Milan. Allí en Roma no se encontró una plantilla de calidad inferior a la que había en Parma, pues en la Lazio estaban entre otros Simeone, Marcelo Salas, Sinisa Mihajlovic, Matías Almeyda, Fernando Couto, Roberto Mancini o Alen Boksic. En dos años con el club lazial le bastó para poder conquistar Scudetto, Coppa y Supercoppa italiana además de una Supercopa de Europa y de paso ampliar su palmarés. La reputación del genio argentino continuaba extendiéndose de boca en boca y los mejores clubes de Europa se peleaban por contratar al jugador platense.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=0tTo8Q5e9bM]

Finalmente el Manchester United fue el equipo que consiguió fichar al 5 argentino en el verano de 2001 pagando una cifra récord en el fútbol inglés de la época. Ese año llegó al Manchester United una leyenda red como es Ruud Van Nistelrooy o el cacha Forlán además de Laurent Blanc. Allí rindió a un gran nivel de la mano de Alex Ferguson y consiguió conquistar la Premier League con los red devils pero su recuerdo más amargo es el de las semifinales de la UEFA Champions League perdida con el Bayer Leverkusen alemán que posteriormente sería vencido por el Real Madrid en la final.

Verón empezó a perder peso en las formaciones de Ferguson y se marchó al Chelsea en el que no tuvo la continuidad que deseaba. En 2004 dejó Inglaterra para volver a Italia aunque esta vez al Inter de Milan con el que amplió el número de trofeos ganados en Italia.

La morriña de Verón por aquel entonces era demasiado grande y decidió volver a su casa, a La Plata, a Estudiantes, el equipo de sus amores. En la temporada 06/07 disputó su primer clásico de La Plata ante Gimnasia y Esgrima y el club Pincharrata (así llaman a Estudiantes) venció por 7-0, una temporada que acabaría con el título de Estudiantes al vencer a Boca en el partido decisivo con goles de dos conocidos para la afición española, José “El Principito” Sosa y Hugo Mariano Pavone.

Al ver que Verón no estaba ni mucho menos muerto aún, fueron muchos equipos los que lo sondearon en 2008, pero “la brujita” decidió seguir en Estudiantes. Hasta 2012 continuó en el equipo siendo parte importante en los esquemas de los diferentes entrenadores y conquistando diversos títulos entre los que destacar la Copa Libertadores de 2009 que posteriormente produjo el choque contra el Barcelona.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=GVy7QvmTl0k]

En 2012, Verón, con 37 años y muchísimos partidos en sus piernas Verón decide anunciar su retirada y empieza a formar parte de la directiva de Estudiantes. Poco tarda en cambiar de decisión y ese verano firma con un club amateur de la ciudad (Asociación Coronel Brandsen).

En el momento que Verón vuelve a tocar el balón y a pisar el césped de estadios que mucho tienen que envidiar a los que él estaba acostumbrado a pisar se da cuenta de que todavía puede seguir siendo útil como futbolista y vuelve a Estudiantes con el que firma en julio de 2013 por un año. Año que no acabara pues se retirará en mayo de este 2014.

Además, como es lógico por el éxito de su carrera futbolística, Verón ha sido un jugador clave de la selección argentina desde que debutó y con la albiceleste ha participado en tres mundiales (1998,2002 y 2010) con historias polémicas por medio además de en varias Copas de América, amistosos y eliminatorias. A esto hay que añadirle los trofeos individuales que ha conquistado, que no son pocos y entre los que destaca el Premio Konex al mejor jugador de la primera década del siglo XXI o el Premio al Futbolista Argentino del Año que ganó dos veces.

El mote de “la brujita” lo heredó de su padre, Juan Ramón Verón “la bruja”, que también fue un jugador legendario del club platense. Personalmente no creo que a Verón se le haya acabado la magia, que todavía no nos pueda seguir sorprendiendo con su capacidad para dominar los partidos del minuto 1 al 90 o que ya no sea capaz de mover a 21 jugadores con un solo toque de balón. No lo creo y estoy convencido de que el propio Verón tampoco. La mala situación institucional de Estudiantes(Pellegrino sólo ha cobrado 2 meses desde que llegó y Vergini acaba de salir traspasado al Sunderland harto de no cobrar) ha ayudado mucho a que Verón de este paso que considera definitivo (“en mayo y basta”).

Muchos considerarán que, después de más de 20 temporadas en activo y con 39 años que se retirará, el momento de su retirada ha llegado. Yo no soy de esos muchos. Puedo pecar de egoísta hacía él, pero se me hará muy raro buscar en todos los equipos del mundo a un jugador calvo y con perilla que maneje un partido a su antojo y no encontrarlo. Verón es y será único y como tal, lo echaremos de menos.

Artículos destacados

Comentarios recientes