El Liverpool caza al Arsenal

Se aprieta la pelea por el título

El Arsenal se pierde con los grandes y cede el liderato

Arsenal y Chelsea cerraban en la noche de ayer la 17ª jornada de Premier en busca de hacerse con los 3 puntos, ganar el derbi de Londres y mantener o asaltar el liderato de la Premier League, respectivamente. Al final, el ambiente en torno al partido fue más encendido y emocionante que el propio choque en sí.

El equipo de Wenger estuvo perdido durante gran parte del encuentro con pases indecisos, mucha posesión de balón –pero intranscendente- y sin generar claras ocasiones de gol salvo en los últimos 15-20 minutos de partido, momento en que el Chelsea más claro tenía el conservar el 0-0 y momento en que Olivier Giroud tuvo alguna oportunidad más que diáfana para hacerse con la victoria.

Los Gunners desplegaron un juego plano y poco contundente dado el planteamiento rocoso, agresivo y físico que planteó la escuadra de Mou. Y fue el Chelsea quien dispuso de llegadas más o menos claras para adelantarse en el marcador en la primera mitad tirando contras ante la falta de precisión en los pases de los locales. El trivote Mikel-Ramires-Lampard dejó completamente en fuera de juego a los medios del Arsenal que tocaban la pelota sin mayor profundidad. Lo mismo sucedía en la segunda parte. Hazard y William ponían en apuros a un desacertado Thomas Vermaeelen mientras que Walcott, Ramsey y Rosicky proponían algo más de asociación por parte local.

El entrenador francés no dio entrada a ningún hombre de refresco para batir a su rival mientras que José Mourinho proponía con el paso de los minutos un desarrollo más tosco y violento del encuentro. Al final, el técnico de Setúbal ganó nuevamente la partida a su homólogo en el banquillo y el Chelsea salió triunfador –a los puntos- llevándose un punto del campo del hasta hace poco líder de la competición. Incluso, en la rueda de prensa posterior, el portugués dejaba un ‘recadito’ a los jugadores locales, que se quejaban de las entradas de los Blues: “Ya sabéis que a ellos les gusta llorar. Es una tradición”.

Los Gunners, con su tercer pinchazo consecutivo, ceden la cabeza de la Premier League por el goal average global. El Chelsea, con 34 puntos, sigue al acecho de la primera plaza a tan solo 2 puntos del liderato. Mikel Arteta, César Azpilicueta y Fernando Torres fueron titulares. Santi Cazorla y Juan Mata no disputaron ningún minuto.

El Liverpool de Suárez asalta la primea plaza y los Toffees no pierden comba

Los Reds ganaron cómodamente por 3-1 a un Cardiff City sumido en problemas institucionales y consiguen así recuperar la primera posición en detrimento del Arsenal. El equipo de Brendan Rogers fue un auténtico ciclón en la primera parte, sumado a una nueva exhibición de Luis Suárez, que firmó un doblete y repartió una asistencia.

Tras una buena ocasión de los galeses en las botas de Noone, el ‘Pistolero’ Luis Suárez anotaba sus primer gol enganchando de primeras un balón desde la frontal del área. 20 minutos después, Raheem Sterling sentenciaba sin oposición en una contra del futbolista uruguayo, encargado de establecer el 3-0 antes del descanso con un tiro ajustado al palo largo. Era su 10º gol en 4 partidos; ya van 19 en lo que llevamos de competición. Mutch recortaría distancias para el Cardiff.

El Liverpool es nuevamente líder de la Premier con 37 puntos, los mismos que el Arsenal de Wenger. El equipo de Anfield llega lanzado al último tramo de la primera vuelta con 4 victorias consecutivas y un balance de 17 goles a favor por tan solo 3 en contra. El Cardiff sigue algo despistado con los asuntos sociales y directivos pero mantiene los 4 puntos de colchón respecto del descenso. Iago Aspas y Luis Alberto siguen sin contar con minutos.

Por su parte, el otro equipo de la ciudad se aferra a la parte alta de la clasificación con una importante victoria a domicilio en el Liberty Stadium. Los pupilos de Roberto Martínez se impusieron por 1-2 al Swansea City con un gran gol de libre directo de la perla de la cantera Toffee. Ross Barkley daría la victoria al Everton en los minutos finales del encuentro.
La gran temporada del equipo de ‘Bob’ sigue adelante y se sitúa en 5ª posición con 34 puntos: Disputadas 17 jornadas de campeonato, el Everton está a 2 puntos del líder y máximo rival. El ‘Spanish’ Swansea resta en mitad de tabla con 20 puntos, alejado tanto de puestos europeos como del descenso.

Emmanuel Adebayor deja en evidencia a André Villas-Boas

El Tottenham se enfrentaba al Southampton de Mauricio Pochettino en St Mery’s tras la estrepitosa derrota en el Lane 0-5 ante el Liverpool y la consecuente destitución de André Villas-Boas como técnico Spurs. Y un invitado sorpresa llevaría los 3 puntos a Londres para calmar las aguas.

Emmanuel Adebayor, que estaba apartado con AVB y que prácticamente no había disputado ningún minuto de competición oficial con el Tottenham, se disfrazaba de superhéroe marcando dos goles decisivos y asaltando el campo de una de las revelaciones del campeonato inglés. Sería un jugador defenestrado el encargado de salvar a un equipo confeccionado a golpes de talonario que todavía no ha encontrado su mejor versión tras un gran inicio de campeonato.

A los 13 minutos de partido, Adam Lallana adelantaba a los locales dejando en evidencia a la zaga Spurs con un reverso y un disparo seco al que Hugo Lloris no podía llegar. Los londinenses, imprecisos y nerviosos con el balón, tirarían mano del futbolista togolés para iniciar la remontada. Diez minutos después del tanto Saints, Soldado servía desde la banda izquierda un centro medido al corazón del área que Adebayor remataba de primeras y con la punta del pie para frenar el ímpetu local y establecer de nuevo el empate. Ya en la segunda parte, y tan solo ocho minutos más tarde de la reanudación, el zaguero del Southampton Jos Hooiveld remataba en propia puerta un centro servido por Rose. El Tottenham conseguía la remontada… Pero solo le duraría 5 minutos, tiempo necesario para que el ‘killer’ inglés Rickie Lambert anotara a puerta vacía.

Adebayor en el 64 consumaría la remontada definitiva y su dulce venganza con Villas-Boas. El Tottenham es 7º con 30 puntos, a 6 del líder y a 4 de los puestos de Liga de Campeones. Los Saints se quedan 9º con 24 puntos, a 11 ya del descenso. Roberto Soldado partió como titular. Además, Tim Sherwood –hasta ayer entrenador interino- firmó con los Spurs como mánager principal hasta finales de la temporada 2014-2015.

El United da signos de vida

Los Red Devils volvieron a ganar en Old Trafford tras dos derrotas consecutivas con Everton y Newcastle y suman su segunda victoria seguida. El West Ham no fue rival para un United que da señales de vida y que intentará alzar el vuelo en la segunda parte de la Premier League.

Wayne Rooney comandó una vez más la victoria local con dos asistencias. Y el partido se puso de cara muy pronto. A los 19 minutos de encuentro, el futbolista inglés combinaba con Danny Welbeck, encargado de abrir la lata para seguir con su buena racha goleadora. A tan solo diez minutos del final de la primera parte, Adnan Januzaj sentaba a los defensas londinenses y, tras hacer un recorte en el área pequeña, remataba con la derecha para sentenciar el partido. Ashley Young sería el encargado de firmar el 3-0 Devil con un golazo por la escuadra. Carlon Cole anotaría el gol del honor para los Hammers.

El Manchester United se recupera poco a poco de su decepcionante inicio liguero y ocupa la 8º posición en la tabla con 28 puntos, lo que supone estar a 6 de Champions y 8 respecto del liderato. El West Ham, con la figura de Sam Allardyce en entredicho, suma tan solo una victoria en los últimos 9 encuentros y se sitúa fuera del descenso por un punto. De Gea defendió la portería del United y, por primera vez en lo que va de competición, Adrián –exguardameta del Betis- dispuso de sus primeros minutos.

La magia española salvó al City

El ‘Spanish’ City volvió a sufrir a domicilio pese a imponerse por 2-4 al Fulham en Craven Cottage. Los de Manuel Pellegrini se adelantaban a los 22 minutos con una falta magistral de Yaya Touré, que ya lleva 9 goles en Premier, varios de ellos de libre directo. El equipo londinense no causó graves apuros a un Manchester City que al término de la segunda parte parecía sentenciar el choque con un gol de Vincent Kompany, que anotaba tras la asistencia de su compañero en el eje de la zaga, Martin Demichelis.

Como de costumbre en esta temporada, los Citizens se relajaron ante un rival inferior y un marcador favorable, lo que les costó echar por tierra la ventaja conseguida en 20 minutos. A los cinco de la reanudación, Kieran Richardson reducía distancias empujando a portería un balón servido por Adel Taarabt, jugador que firmó un encuentro brillante volviendo locos a los defensas del City. Y en el 69, y de manera incomprensible, Vincent Kompany despejaba infructuosamente un balón que se colaba por la meta defendida por Hart, que volvía a la titularidad.

Los Cottagers se subieron a las barbas del City hasta que el mago David Silva decantó definitivamente la balanza con un pase magistral entre líneas que Jesús Navas se encargaría de convertir en gol batiendo por debajo de las piernas al arquero local. James Milner firmaría el 2-4 definitivo tras una asistencia de exterior desde el centro del campo de Álvaro Negredo.

La magia y el talento de los jugadores españoles salvó al equipo del Etihad de un nuevo pinchazo y, con ello, siguen sin perder de vista la parte alta de la Premier League: Son 3º con 35 puntos, tan solo a uno del Liverpool. El Fulham, por su parte, sigue atascado con esos 13 puntos. David Silva y Álvaro Negredo fueron titulares. Jesús Navas y Javi García entraron en la segunda parte.

Artículos destacados

Comentarios recientes