Fluminense: descender después de ser campeón

El equipo brasileño podría perder la categoría después de haberse proclamado campeón de liga

Fluminense y Vasco da Gama afrontan la última jornada de la Liga brasileña con la angustia de tener que jugarse la permanencia. El caso del Flu es especialmente característico, ya que podrían descender de categoría justo una temporada después de haber ganado el título en el Brasileirao. A lo largo de la historia esta circunstancia ya ocurrió en otros países, los repasamos.

Fluminense ha vivido una temporada tumultuosa desde el comienzo. Hace pocas fechas se anunció la destitución del técnico Vanderlei Luxemburgo tras una caótica racha de resultados que condenó al equipo a la parte baja de la tabla. Los errores continuados han provocado que el club llegue al último partido del campeonato con muchas opciones de descender, ya que no depende de sí mismo para mantener la categoría.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=W0IxQLqizLY]

Los hombres dirigidos actualmente por Dorival Junior visitarán al Bahía y deberán esperar el resultado de otros encuentros aunque consigan imponerse en el suyo. La afición admite como posible un descenso que se convertiría en uno de los más curiosos de la historia del fútbol brasileño. Equipos como el Manchester City o el Nuremberg también sufrieron casos similares.

Manchester City

En 1936-37, los Citizens lograron alzarse con el título de liga superando en tres puntos al Charlton y en 5 al Arsenal. Los de Maine Road dominaron el campeonato en todas sus facetas, destacando en la parcela anotadora ya que marcaron más de 100 goles. Con el atacante Peter Doherty como estrella, nadie podría haber apostado por el duro trance que tendrían que sufrir una temporada más tarde. El City volvió a golear indiscriminadamente a sus rivales; de hecho volvieron a ser el club más goleador del campeonato, sin embargo, una serie de malos resultados les condenó al descenso. Muchos equipos como el Stoke, el Birmingham o el Leicester, lucharon en un final de liga agónico. West Bromwich y Manchester City no tuvieron suerte y perdieron la categoría. Es quizá el precedente más llamativo entre los campeones descendidos.

FC Nuremberg

Tras llevarse la Bundesliga en 1967-68 y participar en la temporada siguiente en la Copa de Europa (fueron eliminados en primera ronda por el incipiente Ajax de Johan Cruyff), el Nuremberg protagonizó una espectacular caída a los infiernos. El Bayern fue su sucesor en el palmarés del campeonato, pero los hombres dirigidos por Max Merkel no estaban en ese momento para pensar en la lucha por el título, ya que pasaron gran parte de la temporada luchando para no descender; un suceso que finalmente se culminó.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=gwBPzyFX8WY]

Juventus, Milan y Olympique de Marsella

Existen más casos de clubes que descendieron tras proclamarse campeones, pero no lo hicieron forzados por una clasificación deportiva. En Italia, Milan y Juventus perdieron en los despachos la categoría tras haber superado a sus rivales en el campo. En 1978-79 el cuadro rossonero se llevó el título, pero el escándalo de amaño conocido como el Totonero le obligó a purgar sus pecados una temporada en la serie B. Caso parecido al que viviría la Juventus hace unos cuantos años y al proceso en el que el Olympique de Marsella también llegó a perder la categoría en la liga francesa en los años noventa. En este caso, el descenso fue administrativo y no deportivo como el que puede vivir Fluminense.

Existen más casos en ligas menores como la finlandesa o la sueca. La planificación es clave para mantener el nivel de un equipo campeón. El desastre que puede vivir el Fluminense hoy es un ejemplo de la mala gestión del club tras haber conquistado el campeonato.

Artículos destacados

Comentarios recientes