Así es el Jablonec, rival del Betis

Los checos se miden a los verdiblancos en Europa League

Analizamos al Jablonec de la República Checa, rival del Betis en la previa de la Europa League de la mano de nuestro experto en fútbol internacional José David López.

Una tarde europea se sostiene con máxima concentración, acierto goleador y seguridad defensiva constante. La perfecta sintonía entre todas ellas provoca resultados competitivos, alegrías que van creciendo eliminatoria a eliminatoria y una confianza creciente para seguir retando las aspiraciones más insospechadas. Así vimos como el barrio verdiblanco fue el primero en asomarse a la Champions hace menos de una década, posicionando entre los ‘elegidos’ y retando su propia historia, aquella que nunca habló en suelo extranjero. Pero esa necesidad de concentración, regularidad y orden en diferentes sectores se perdió, llevándose consigo la calma y rompiendo sueños andaluces en una tarde aciaga de marzo 2006 ante el Steaua.

Siete años en Heliópolis han dado para descender a los infiernos, comprender con medidas drásticas la inestabilidad económica y renovar por completo el organigrama presidencial hasta alcanzar de lleno el césped. Allí, la humildad y una acertada transformación de plantilla con mínimos recursos como para permitirse algún desvarío, han reconvertido la situación hasta generar una realidad tan positiva, que supera claramente cualquier previsión optimista. Un par de malas decisiones comerciales y la pérdida de acierto en las adquisiciones, revirtieron aquél éxito para convertirlo en descalabro y en cura de humildad para empezar de cero. Años en los que la ciudad de Sevilla descompensó su equilibrio continental y dudó de su caché, ese que ahora, con enormes perspectivas, vuelve a convertirles en protagonistas. El Jablonec les espera en la Europa League.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=CW8FwiOu6-A]

El norte de la República Checa guarda rincones bohemios y aliados con la fantasía. Una de sus incontables novelas y cuentos tradicionales, bien podría dedicarle honores a su sacrificado equipo de fútbol. Con apenas 45.000 habitantes y un estadio minúsculo de 6.300, esta población casi levantada por los alemanes que allí habitaban en época de guerras, consiguió establecerse como una de las alternativas en su equilibrado campeonato. Desde mediados de los años 90 su rol no ha cambiado demasiado, aunque en las últimas tres temporadas ha sido capaz de rozar el título (clasificándose 2º y 3º en la Gambrinus Liga) y, sobre todo, levantando el pasado verano la Czech Cup (venciendo al Mlada Boleslav) y hace solo unas semanas, volviendo a sorprender en la Supercopa al equipo más potente del país (Viktoria Plzen). Estos resultados no tienen relación con la llegada del nuevo inversor, la constructora Baumit, hace unos años, pues ni han llegado jugadores a base de traspasos ni tampoco han dejado de venderse sus mejores figuras, la última de ellas el valorado aunque veterano goleador local, David Lafata (vendido hace meses al Sparta).

Hoy, el equipo está dirigido por un ‘novato’, pues Roman Skuhravy (ex central del club en los años 90 y ex seleccionador Sub 21 de la república Checa), jamás había tomado las riendas de un proyecto a nivel de clubes. Su buen verano no se ha visto recompensado con un brillante inicio liguero, aunque el equipo difícilmente se descompone, sobre todo gracias al trabajo medular de los experimentados Karel Pitak-Ondrej Vanek, que junto con las lecturas en área de Michal Hubnik y una obsesión por guardar el orden defensivo con Vanek-Benes-Loucka como fijos y el veteranísimo Spit bajo palos, intenta mostrarse rocoso en todo momento. Ritmo lento, constantes intentos en largo, explotación táctica continua y mucha altura media en su once titular, son cualidades que les permiten seguir luchando para superar cualquier previsión. Superar al Betis lo sería.

EL DEBATE: ¿SUPERARÁ EL BETIS LA PREVIA ANTE EL JABLONEC?

Artículos destacados

Comentarios recientes