Mourinho sigue su guerra con Casillas

Parece que quiere desviar la atención

José Mourinho no quiere que la gente se dé cuenta de una realidad, su pobre bagaje en cuanto a título en sus tres años ya que lleva entrenando al Real Madrid y para eso recuerda cada vez que puede su particular guerra con Iker Casillas y su 'amor' incondicional a Diego López.

El técnico del Real Madrid ha comparecido hoy en rueda de prensa y ha elogiado a Diego López, aprovechando para lanzar otro ataque a Iker Casillas. El portugués, preguntado sobre si cambiaría algo de estos años al mando del conjunto del Santiago Bernabéu, ha reconocido que habría fichado a Diego López al término de la primera temporada.

Además, ha tenido ocasión de lanzar un mensaje más rotundo a Casillas, cuando ha asegurado que él no tiene ningún problema con los jugadores que "se sienten todos al mismo nivel" y que "los problemas existen cuando uno piensa que está por encima del resto". Esto es algo que no debe haber sentado del todo bien a Iker Casillas, que discretamente suele permanecer en un segundo plano y alejado de polémicas en la medida de lo posible.

Sin duda alguna, esta posición atacante parece que corresponde a una estrategia para desviar la atención y que la afición y los seguidores del equipo blanco no recuerden que la temporada del Real Madrid ha sido algo gris, quedando fuera de la Champions League después de un partido en Dortmund para olvidar, sin opciones en la Liga y con las esperanzas puestas en la Copa del Rey, una competición que hasta hace bien poco no se valoraba tanto.

Artículos destacados

Comentarios recientes