En el reino de los ciegos...

Messi marcó las diferencias estando lesionado, pero no ha sido el único en la historia

Lionel Messi se convirtió en protagonista de la eliminatoria entre Barcelona y Paris Saint-Germain sin la necesidad de hacer goles ni intervenir en los mismos directamente. Su sola presencia bastó para que el PSG se echara a temblar y los azulgrana, con sobredosis de confianza, lograran el tanto que les daba la clasificación para las semifinales de la Copa de Europa. Messi apenas participó porque, evidentemente, no podía. Saltó al terreno de juego sin estar completamente recuperado de sus problemas físicos y se le vio cojear claramente. El argentino era incapaz de lanzar desmarques, presionar, chutar o protagonizar alguno de sus característicos sprints en los que sortea todo obstáculo que se encuentra a su paso.

En definitiva, el Barcelona contaba con un futbolista menos sobre el terreno de juego, pero una leyenda más. Messi, cojo e inmovil, infudió un miedo atroz al PSG, que olvidó como defender. Fue un momento memorable para el que podemos encontrar precedentes en la historia del fútbol. Messi no ha sido el primer, el deporte rey cuenta con otros cojos ilustres:

RIVALDO


Durante la temporada 2001-2002 Rivaldo era la gran estrella del Barcelona y tres años antes había sido galardonado con el Balón de Oro que le acreditaba como el mejor jugador del mundo. Aquel año los azulgrana no estaban obteniendo buenos resultados y sufrían para manterse en puestos de Liga de Campeones. El Celta era uno de los rivales que más incomodaba al Barcelona en la lucha por la zona Champions y precisamente ante los vigueses y en Balaídos se produjo el gol que posteriormente sería bautizado como 'el gol del cojo'. El Barcelona, entrenado por Charly Rexach, perdía por 2-0 y había realizado los tres cambios cuando Rivaldo se lesionó la rodilla. El brasileño decidió quedarse en el campo pese a que apenas podía moverse. Pese a todo, logró marcar un gol, aunque sirvió de poco. El Barcelona acabó perdiendo por 2-1.

FRANZ BECKENBAUER

Alemania e Italia se enfrentaron en las semifinales del Mundial de México 1970 protagonizando uno de los partidos más memorables de la historia de los mundiales. Memorable por el guión del partido, pero también por la presencia sobre el terreno de juego de un Franz Beckenbauer completamente lesionado que se negó a abandonar el encuentro pese a sus problemas físicos. El Kaiser se fracturó la clavícula durante el partido y su entrenador, Schoen Helmut, decidió sustituirle, pero éste negó. Beckenbauer pidió continuar, enfundó el hombro lesionado en un cabestrillo y jugó así la prórroga de aquella mítica semifinal. El esfuerzo del Kaiser pasó a la historia, pero no sirvió para pasar la eliminatoria. Un gol de Rivera en el tiempo extra le dio la clasificación a los italianos.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=0xl08RpRXxI]

MANUEL FERNANDES

Foto: Las Provincias

Mucho menos ilustre y menos decisiva, pero tanto o más sorprendente fue la gesta que protagonizó Manuel Fernandes cuando fue capaz de continuar disputando un partido cuando se había fracturado el peroné. El Valencia se enfrentaba al Getafe en partido de Liga BBVA en Mestalla durante la temporada 2008-2009 y a los 25 minutos el portugués sufrió un fuerte golpe, pero decidió continuar jugando. A la conclusión del partido se sabría que en ese golpe, Manuel Fernandes había sufrido una fractura en el peroné. Aguantó 75 minutos con el peroné roto. "La verdad es que no me dolía mucho, pero hoy me han hecho un examen médico y han visto que tengo una fractura. Está claro que me pierdo la temporada", explicó el luso tras el encuentro.

JOSÉ JUNCOSA


Las sustituciones no se implantaron en el fútbol español hasta el final de la temporada 1968-1969, por lo que hasta ese momento era habitual ver como jugadores lesionados permanecían sobre el terreno de juego únicamente para no dejar a su equipo con diez. La práctica habitual era arrinconarles en un corner, obligando así a tener un defensa rival vigilándoles. Su participación era nula en el juego de su equipo, pero su sola presencia abría espacios. Algunos, elevaron esta situación a la categoría de arte. José Juncosa fue uno de ellos. El que fuera jugador del Atlético de Madrid entre 1944 y 1955 acostumbraba a simular lesiones, se marchaba a una esquina del campo, y cuando la zaga rival se confiaba éste atacaba completamente sano.

RAÚL GONZÁLEZ

[video:http://www.youtube.com/watch?v=O92w289aoHY]

Raúl González ha marcado goles de todas las formas y colores y, por supuesto, también marcó uno estando cojo. Fue durante la temporada 2009-2010. El Real Madrid visitaba al Zaragoza en La Romareda en un año duro para los madridistas, que volvía a ver sometido a la tiranía del Barcelona. Unos (Marca e Inda) lo achacaban a que Manuel Pellegrini no era un técnico capaz de entrenar al Real Madrid y otros (As y Relaño) a Villar, el Villarato y una campaña arbitral contra los blancos. Contra los maños, el Real Madrid sufrió para sumar los tres puntos. El partido estaba 0-0, Raúl se lesionó y Pellegrini decidió cambiarlo. Benzema ya estaba listo en la banda para saltar al campo, pero justo antes de que se materializara la sustitución, el delantero español tuvo tiempo de marcar y adelantar a su equipo. El Real Madrid acabó ganando 1-2 aquel partido.

SERGIO AGÜERO

[video:http://www.youtube.com/watch?v=EApoWwRBBcs]

Sergio Agüero también protagonizó su particular 'gol del cojo' durante su etapa en el Atlético de Madrid. Fue durante la temporada 2009-2010. El delantero argentino atravesaba una larga sequía goleadora y no había logrado celebrar ningún tanto en mes y medio cuando el Valencia visitó el Vicente Calderón. El Kun no tuvo su noche. César le sacó todos los cara a cara y el objetivo de marcar parecía imposible, más todavía después de que el argentino se lesionara al patear el suelo y solicitara el cambio. "Una jugada más y cambio", solicitó Agüero. En esa "jugada más", la suerte sonrió al argentino, quien, cojo, vio como el balón le llegaba a él sin necesidad de ir a buscarlo y lo cabeceó al fondo de la red. Era el gol que ponía 2-1 a los rojiblancos y les permitió acabar goleando por 4-1.

ALBERTO MOLINA


En 1967 las sustituciones todavía no estaban permitidas en la liga española, algo que sufrió Alberto Molina el Tenerife - Ferrol el día de Año Nuevo, durante la temporada 1966-1967. A los cinco minutos de aquel encuentro, Molina, central de los canarios, estaba defendiendo un saque de esquina cuando intentó salir a la contra, los tacos se le quedaron clavados en el césped y se torció la rodilla. No podía continuar, pero se infiltró para disminuir el dolor y saltó al terreno de juego en la segunda mitad, pero lo haría para jugar de delantero escorado a la izquierda. Apenas entró en juego, pero apareció en el momento oportuno para cabecear un centro y le dio el triunfo a los chicharreros por 2-1. Después se anunció que Molina sufría una rotura de los menicos interno y externo, del ligamento lateral interno y de los ligamentos cruzados.

MARTÍN PALERMO

[video:http://www.youtube.com/watch?v=CnxCZp65eJo]

River Plate y Boca Juniors han protagonizado momentos míticos a lo largo de su eterna rivalidad y uno de los episodios más recordados es el 'gol de la muleta' que logró Martín Palermo en los cuartos de final de la Copa Libertadores del 2000. Fue el 24 de mayo del 2000. Boca había perdido 2-1 en el partido de ida frente a River y tenía que ganar en la Bombonera para superar la eliminatoria. Palermo arrastraba seis meses alejado de los terrenos de juego tras romperse los ligamentos, pero se empezó a rumorear que Bianchi iba a alinearle. En River nadie se lo creyó. "Si ellos ponen a Palermo yo lo llamo al Enzo (Francescoli)", declaró Américo Gallego, técnico de River Pues Palermo jugó y no sólo eso, sino que también marcó. Recibió un pase del Chelo Delgado y anotó el 1-0 que le dio la clasificación a Boca.

LA APUESTA del día

Real Sociedad y Valencia medirán sus fuerzas mañana sábado en el Reale Arena, con motivo de la jornada 25 de LaLiga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes