Finlandia: resacón en Estocolmo

Perdieron la medalla de los Juegos Olímpicos por salir de fiesta

La selección española se enfrentará a Finlandia en un encuentro decisivo de cara a la clasificación para la Copa del Mundo de Brasil 2014, los Búhos Reales nunca estuvieron presentes en la Fase Final de un Campeonato de selecciones importante, aunque sí lo hicieron en los Juegos Olímpicos donde en 1912 firmaron su mejor actuación internacional. Aquella participación tuvo una curiosa historia...

Todo el mundo futbolístico recuerda la gesta danesa de 1992. En aquel verano, los "Vikingos" se trajeron la copa desde Suecia sin haber preparado la cita. La expulsión a última hora de Yugoslavia les obligó a cancelar las vacaciones, y una vez allí, sin presión y ante la mirada incrédula de millones de europeos, se proclamaron campeones de Europa. Ocho décadas antes, un equipo de héroes intentó sin éxito una proeza similar en los Juegos Olímpicos de Estocolmo 1912.

El Olimpismo debe mucho a Finlandia. Han ganado más de 400 medallas entre los Juegos de verano e invierno, pero entre todas sus figuras destaca la leyenda de Paavo Nurmi. Ganó 12 metales antes de que el purismo del comité olímpico le prohibiera participar en la edición de 1932. El atleta había percibido dinero por correr, una práctica prohibida dentro del amateurismo que preconizaban los organizadores de los Juegos. En 1952 el movimiento saldaría una deuda pendiente con él al ser elegido como último relevista en la Ceremonia de Inauguración olímpica en la edición celebrada en su país.

Aquel Estadio Olímpico donde Nurmi encendió el pebetero es el campo en el que juega sus partidos como local el equipo nacional de Finlandia. Una torre de 72,71 metros de altura preside el hogar del conjunto entrenado en este momento por Mixu Paatelainen. La distancia no está elegida al azar, ya que corresponde con la que fue capaz de lanzar Matti Jarvinen en la final Olímpica de lanzamiento de jabalina de 1932. Aquella vez tres finlandeses coparon las medallas de vencedores, un honor del que no pudo disfrutar la selección de fútbol en 1912, cuando fueron cuartos en un torneo histórico.

Es conocido que el Fútbol Olímpico suele comenzar con antelación a la Ceremonia de Inauguración de cada cita Olímpica. Pero en Estocolmo la competición se celebró íntegramente antes del comienzo del resto de pruebas, aunque estuvo muy cerca de ser suspendida. Finlandia llegaba a Suecia con un equipo decidido a dar la sorpresa. En la línea de salida se encontraban Austria, Dinamarca, Alemania, Gran Bretaña, Hungría, Italia, Países Bajos, Noruega, Suecia, Rusia y los finlandeses.

Debutaron en el campo de Tranebergs el 29 de Junio de 1912 ante Italia. Un gol de Bror Wiberg (futbolista nacido en 1890 en Turku, la ciudad natal de Nurmi) permitió a los fineses avanzar hasta los cuartos de final; los transalpinos tuvieron que conformarse con disputar el Torneo de consolación. En la época era común este sistema de repesca en los campeonatos por equipos.

Un día más tarde de la victoria ante Italia, Finlandia tuvo que jugar su partido de cuartos de final frente a Rusia. La polémica entre los dos conjuntos estaba servida. En los Juegos compartieron bandera al ser Finlandia parte del Imperio Ruso aunque compitieron con equipos separados, un hecho que por ejemplo irritó al campeón Hannes Kolehmainen (ganador de tres medallas de oro en Estocolmo en carreras de fondo), el primer "finlandés volador", que tuvo que asistir al izado de la bandera rusa en la ceremonia de medallas.

En fútbol los finlandeses tuvieron suerte, y a pesar del cansancio se impusieron 2-1. Tan solo restaba un obstáculo antes de jugar la final, pero era un duro hueso en el camino: Gran Bretaña. Los inventores del fútbol habían avanzado directamente a los cuartos de final, donde derrotaron claramente a Hungría por 7-0 con 6 goles del delantero del Bradford City Harold Walden. Ante Finlandia, los británicos volvieron a marcar la diferencia y les condenaron a luchar por el bronce olímpico ante Países Bajos, que había perdido frente a Dinamarca en la otra semifinal.

El partido generó una gran expectación en la capital sueca, donde hasta ese momento el torneo no había ofrecido demasiado atractivo para el público. El bronce fue para los holandeses, pero un rumor se extendió entre los presentes y acompañó para siempre a los héroes finlandeses. Al parecer, pensaban que la final se jugaría un día más tarde de cuando realmente se disputó, por lo que aprovecharon para celebrar su actuación hasta el momento; una fiesta que tuvo una dimensión mayor de lo recomendable a tenor del marcador final del encuentro, 9-0 en contra. Los rumores nunca llegaron a esclarecerse completamente. Gran Bretaña se impuso 4-2 a Dinamarca en la final.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=WLe8PQDFeGc]

La organización premió a los jugadores finlandeses con medallas de plata conmemorativas por su gran actuación. Finlandia volvió con el orgullo de haber llevado el nombre de su país en los Juegos Olímpicos casi a lo más alto: Syrjalainen, Holopainen, Lofgren, Lund, E.Soinio, Lietola, Tanner, Wiberg, Ohman, Nyssonen y Algoth Niska, llegaron donde nunca podría volver a hacerlo el fútbol finlandés.

También te puede interesar:

LAS CLAVES DE FINLANDIA CONTRA ESPAÑA

EL ESPAÑA - FINLANDIA QUE REIVINDICÓ GIBRALTAR

Artículos destacados

Comentarios recientes