Los jugadores sobrevalorados del mercado europeo

Muchos jugadores en Europa están considerados por encima de su nivel real

El mercado futbolístico europeo está poblado por algunos de los mejores jugadores del mundo, pero también por futbolistas sobrevalorados que intentamos desenmascarar en Fútbol Primera.es a través de este artículo de José David López.

Hace no demasiado, un artículo cinéfilo-musical, llamó la atención de las tres personas que ojeábamos aquella revista en un momento anodino de la mañana. No se trataba de iniciar un debate (todo había comenzado en bromas sobre la elección de la película de la noche anterior), pero esa página iba a desenmascarar los impulsos y las verdades más dolorosas para muchos de los actores y cantantes que todos conocemos. Tres valoraciones y decenas de nombres surcaron la mesa durante minutos, aunque solos unos cuantos ‘elegidos’ aguantaron la crítica global que demostró que, en lo más profundo de nuestros sentimientos, algunos artistas son encumbrados por un entorno favorable muy alejado de la imagen más acorde con su nivel. La percepción general del talento nos sorprendió con nombres ilustres, pero el debate no se hizo esperar en su versión futbolística y, apenas varios días después, la versión de aquellas valoraciones, tocaban ahora el universo de la pelota.

Era solo la opinión directa, contundente y aliada con la sinceridad más extrema, de unos amigos, pero a medida que la conversación tocaba diferentes competiciones, clubes y escenarios, salieron varios nombres que eran subrayados en todos nuestros apuntes. En una hora, teníamos apuntados más de los que hubiéramos imaginado, olvidando elogios, estereotipos, recuerdos emotivos o momentos de gloria pasados. Solo se acudía a la verdad, a la lógica y a los resultados demostrados con rendimiento regular y provechoso para su escudo. Premisas que no acompañan desde hace tiempo a estos cinco ejemplos improvisados de tan ilustre mañana futbolera en torno a un café y excesivas ganas de hablar de fútbol. Olvidemos lo emocional, seamos francos…

Diego Ribas (Wolsburgo)

[video:http://www.youtube.com/watch?v=jDhLqHrGf-E]

En Ribeirao Preto nació el mayor bohemio talentoso de la historia del fútbol brasileño, ese al que Diego siempre tomó como su icono personal e inspiración en el césped. Misma posición y, probablemente, mismas posibilidades cuando explotó en aquél Santos juvenil multi-ganador junto a Robinho, llegando a concretar las mejores perspectivas cuando ganó el Brasileirao en dos ocasiones. Y aunque su primer salto parecía accesible a seguir esa línea, no fue tal y en Oporto comprendió la dificultad de un salto de mayores proporciones. Sus mejores años los iba a vivir justo después en el Werder Bremen, donde reconocimos nuevamente ese talento individual, clarividencia, llegada y desequilibrio por inteligencia en acciones personales. Pero desde que sus ambiciones aparecieron para llevarlo la Juventus, jamás hemos vuelto a poder levantar aquél perfil que fue decayendo de bianconero como haría después en Wolsfburgo (incluso me uno a los que defienden su buena campaña en el Atlético de Madrid). Pudo seguir de rojiblanco pero el equipo alemán mantenía sus derechos y le permite cobrar tres veces más (llega hasta los 7 millones de euros9, por lo que impuso el valor económico al futbolístico y se acomodó en un equipo sin esquema, sistema ni organización para salir de su aureola de millonario inválido que arrastra estrellas al pozo. Lo peor, que ni siquiera aquí ha sido capaz de tomar galones y sacar su rol de líder para combatir una triste realidad. El conformismo personificado.

Daniel Agger (Liverpool)

[video:http://www.youtube.com/watch?v=SeqV75f-jl0]

Los amantes más puros de la Premier League y aquellos que desde pequeño ojeamos cada detalle del fútbol inglés, estarán de acuerdo en la grandilocuente perspectiva que existe en torno a muchos jugadores. El término sobrevalorado se multiplica más aún cuando hablamos de un mercado que suele pagar sin tapujos, sin quejas y sin críticas por aquello que desea, lo que genera una mayor capacidad de crítica a la hora de valorar el rendimiento real de muchos de los que defienden sus colores. Y unos históricos como los del Liverpool llevan muchísimo tiempo en manos de una línea defensiva ausente del nivel necesario, algo que ejemplificaría más de uno pero que podemos perfectamente personalizar en el danés Agger. Uno de los jugadores mejor pagados de la plantilla, con mayores opciones de mercado para salir del club y con un caché internacional sorprendente para el zaguero que más balones pierde del equipo, que más errores ha cometido en jugadas concretas en los últimos años y cuyo máximo respeto ha llegado en partidos muy definidos en partidos donde su fuerza y juego aéreo solicitaban máxima efectividad. Cada vez que los medios ingleses se empeñan en vestirlo de barcelonista, cunde el pánico en el Camp Nou.

Mathieu Flamini (Milan)

[video:http://www.youtube.com/watch?v=VaAW1m2G77I]

“Quiere quedarse en San Siro pese a su suplencia”. Ese titular nada original, guarda un trasfondo absolutamente lúdico en la persona de Flamini, cuya experiencia como jugador del Arsenal hace unos años, supo explotar alrededor de sus estrellas para financiarse una carrera al primer nivel sin ser jugador catalogado para ello. No era él quien brillaba en aquella generación que los Gunners reclutaron para su animoso estilo, sino los que tan agradablemente lo rodeaban. El francés firmó hace ya cinco años el contrato de su vida, el que le unió al entonces necesitadísimo Milan, que como no pagó traspaso alguno al finalizar su vinculación en Londres, no tuvo reparos en regalarle una ficha de casi 6 millones de euros que le convirtió en uno de los mejores pagados de todo el campeonato italiano. Irregular, sin continuidad, con dos lesiones de rodillas muy graves que lo sacaron de cualquier esquema y sin prácticamente ser recordado por sus propios aficionados, el galo pasó el año pasado criticando las alineaciones de Massimiliano Allegri cuando estaba ya recuperado. Al final, su contrato se terminaba y nadie apostaba por darle una nueva opción hasta que Galliani lo citó, le pidió que bajase sus emolumentos (ahora cobra 1.5 millones) y accedió a seguir en San Siro pese a que no mantiene ninguna seguridad de que vaya a encontrar un hueco que, sencillamente, no existe para él.

Eljero Elia (Werder Bremen)

[video:http://www.youtube.com/watch?v=rd9_jLt7UJM]

Existen variables que, en casos de jugadores que explotaron muy jóvenes y quisieron encontrar su estrellato lejos de su entorno más lógico, acaban siendo determinantes para hundir esas pretensiones. El más claro y seguro en todos estos casos, habla de apostar por destinos nada adecuados y en el caso del extremo holandés, esa ha sido la dinámica constante más allá de que su personalidad y ego, siempre superó su calidad real. Explotó en el Twente más ofensivo de los últimos años, aquél que vaticinaba un futuro espléndido en el equipo de Enschede y que no decidió defender más de lo necesario, por lo que se marchó al Hamburgo en una Bundesliga donde apenas dejó detalles. Su potencia, desequilibrio y velocidad, unido a lo espectacular de sus apariciones, incitaban e incitan al error, pues hablamos de un jugador irregular como pocos. Su boyante capacidad para generar polémicas en vestuarios y distanciarse de aquellos de los que depende su minutaje en el césped, le hizo acreedor de una aureola peligrosa que lo tumbó en un fútbol más serio y profesional como el italiano. Ese hermetismo y planteamiento no le dejó triunfar, ni isuqiera tener opciones, en la Juventus pero hace dos años regresó a Alemania para unirse al equipo más alocado del país, el Werder Bremen, y sigue anclado en la desidia de lo irregular. Imprevisible sí, pero cada vez más.

Andrei Arshavin (Arsenal)

[video:http://www.youtube.com/watch?v=VAzvT2Qzi6g]

Lo olvidamos hace tiempo, pero no para colocarlo el primero de todos se queden esa lista, pues su nombre, quizás el del jugador que más ha decrecido en los últimos tiempos, no podía faltar. Ese extremo de velocidad, desequilibrio, línea de cal y ejecución dinámica de movimientos determinantes, frenó el tiempo en aquella Eurocopa 2008 donde Rusia vivió de sus partidos brillantes para colocarse como líder de una generación muy interesante. La mayoría de ellos han perdido ese caché pero ninguno como Arshavin, que aprovechó esa fase final y varios momentos concretos en el Zenit más apoteósico de su historia, para colocarse entre los ‘elegidos’ en un imaginario de estrellas donde nunca demostró estar a la altura del resto. Chispazos esporádicos como Gunners, desesperación con su falta de regularidad física e incapacidad para marcar diferencias como de él se esperaba, incluso fue cedido de regreso a su Zenit para intentar recuperarlo para la causa, que ahora no aboga por confianza, sino por sacárselo del Emirates cuando antes. Lo han intentado al Reading este mercado invernal, donde fue más famoso por usar tickets descuento en una hamburguesería que por sus pericias en un césped que solo ha pisado 80 minutos este curso. El significado de sobrevalorado lo persigue.

El Debate: ¿Qué otros jugadores anadirías a la lista de sobrevalorados?

Artículos destacados

Comentarios recientes